Orion (perro)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Orion
Sobrenombre El Perro Valiente
Especie Canis lupus familiaris
Raza Rottweiller
Sexo Masculino
Nacimiento Desconocida
Flag of Venezuela.svg Venezuela
Muerte 1 de diciembre del 2008
Flag of Venezuela.svg Venezuela
Conocido por Rescatar a 37 personas.
Premios Medalla de "HONOR AL VALOR"
Propietario Mauricio Pérez
[editar datos en Wikidata]

Orión fue un perro de raza Rottweiler que participó en el rescate de 37 personas durante la llamada "Tragedia de Vargas", el desastre natural más grande registrado en Venezuela tras el Terremoto de Venezuela de 1812, la noche del miércoles 15 de diciembre de 1999.

Antes de la Tragedia[editar]

Diez años antes, este simpático perrito había llegado al seno de la familia de Mauricio Pérez Mercado, piloto de profesión, un hermoso cachorro de raza Rottweiler, a quien le pusieron por nombre Orión, igual al del hijo de Poseidón.

El perro acostumbraba frecuentar el riachuelo de Tanaguarema, cercano a su casa en Cerro Grande (estado de Vargas). Allí, entre juegos y alegrías aprendió a nadar. Tiempo después llegó Alfa, su compañera de la misma raza. A la pareja se les sumó un perro llamado Negro, propiedad del vecino, y Micky, un gato travieso. Juntos perseguían lagartijas, espantaban mariposas o ponían en fuga a las aves que buscaban en el suelo el alimento para sus polluelos.

Los canes solían chapalear en el riachuelo mientras el gato se lamía el pelaje sin inmutarse. Uno de los grandes placeres de Orión era sacar del río a Mauricio, montado en su lomo, siendo notable desde ese entonces su vocación por el rescate.

Perro salvavidas[editar]

En noviembre de 1999, las fuertes lluvias plantaron su imperio en el estado de Vargas, y aunque produjeron cuantiosos daños en toda Venezuela, esta fue la región más castigada.

Fue entonces, cuando aquel 15 de diciembre, Orión comenzó a ladrar desde temprano y se le notaba nervioso. El valiente perro consiguió ser entendido por Mauricio, que, preocupado por la seguridad, con la familia y las restantes mascotas (Alfa y sus cinco cachorros) siguió al perro a la azotea, a refugiarse en la intemperie. Empapados hasta los huesos y envueltos en la noche inacabable, solo tuvieron que esperar.

Esa mañana del jueves 16 de diciembre las toneladas de lodo y piedras que bajaban con las aguas obligaron a Pérez Mercado y su esposa Aída Touseda a abordar el helicóptero que los rescató del techo de su vivienda y a dejar a sus perros, siendo los momentos más difíciles para toda la familia. Orión y Alfa perdieron a sus cinco (5) cachorros recién nacidos en el desastre, además murieron su amigo Negro y el gato Micky.

El valiente can escuchó unos gritos pidiendo auxilio. Su vista rápidamente localizó a una niña que se hallaba en el río, agarrada a un palo. 

La vida de la pequeña corría peligro, y las aguas revueltas no invitaban a heroicidades. Orión no lo dudó, y al instante saltó a las aguas. Oponiéndose al inclemente trance, nadó hacia ella sin aquilatar el riesgo; guiado por los desgarradores llamados de la niña.

Mil ojos clavaron su preocupación en la valentía del can, todos pensaba que el perro se había vuelto loco al verlo saltar y nadar entre las turbulentas aguas que traían troncos y piedras, nunca llegaron a pensar que era el inicio de una de las hazañas de los héroes anónimos que demostraron su valentía ante tal situación.

Algunos de los vecinos gritaban al verlo nadar al lado de la niña y cuando abrió la boca pensaban que mordería gravemente a la menor, más no fue así, lo hizo de una manera tan suave por las ropas que ningún daño le causo y la trajo a la orilla, donde las personas no salían de su asombro; posteriormente saltó de nuevo y rescató de las aguas a una segunda niña de 14 años, luego ayudó a ocho niños a subir a sitios altos.

Así paso la noche y parte de la mañana de estos terribles días, que los testigos de tal hecho contabilizaron que "Orión" rescató a 37 personas de morir ahogadas, desde esa pequeña de ocho años hasta un anciano de 80 años, que fue desenterrado del lodo por el can.

Gracias a su heroica hazaña, Orión era llamado "el perro valiente".

Después de la Tragedia[editar]

Los medios de comunicación se volcaron con la hazaña. Globo visión le dedicó un amplio programa (con la participación de Mauricio Pérez, gente rescatada, testigos, y, por supuesto, Orión). El perro se hizo frecuente en los periódicos, revistas, radios y otras cadenas de televisión nacional.

Así mismo, el eco de la gesta voló por encima de las fronteras. Su historia viajó por las televisiones del mundo registrada en cintas de grabación. Orión logró merecidos homenajes de reconocimiento en Estados Unidos, Rusia y España.

En Venezuela participó de numerosos eventos; fue asiduo visitante de escuelas, asilos de ancianos, y compartió juegos y alegrías con enfermos de alzheimer y del síndrome de Down.

A 15 años del deslave del Litoral Central, Pérez Mercado recuerda a sus mascotas y cuenta cómo Orión y su pareja, otra Rottweiler llamada Alfa, participaron activamente en las actividades de socorro. 

Reconocimiento[editar]

El 26 de febrero del año 2000, el valiente perro Orión fue condecorado con una medalla de "Honor Al Valor", una cinta azul y un diploma por el rol desempeñado por este noble animal que manifestó la fidelidad y nobleza de su raza durante la riada que acabo con la vida de miles de personas en el litoral guaireño en Venezuela

Su dueño Mauricio contó que muchas personas abrazaban a Orión y lloraban de emoción al conocerlo. Y hay quienes le pusieron ese nombre a sus mascotas.

Un reconocimiento oficial se le llevó a cabo en un acto solemne realizado en las instalaciones del salón Andrés Eloy Blanco en el Palacio Municipal de Caracas, ubicado frente a la Plaza Bolívar de Caracas, Venezuela.

Ese día se reconoció el noble y exitoso esfuerzo realizado por numerosos voluntarios, empresas privadas, médicos, veterinarios, y funcionarios de la Guardia Nacional, Vigilancia Costera, Ejército, Fuerza Armada Venezolana, Fuerza Aérea, Alcaldía de Baruta y asociaciones de vecinos, quienes intervinieron en el rescate de las mascotas damnificadas por el desastre natural ocurrido.

Orión también recibió placas, medallas por instituciones privadas y gubernamentales, homenajes a nivel internacional y reconocimiento por la Gran Logia de la Masonería en Venezuela.

Muerte[editar]

Este perro falleció el 1 de diciembre de 2008, por causa de una gastroenteritis intestinal, luego de haber vivido largo tiempo en la vida de estos caninos. Sin duda dejó un hermoso recuerdo en su dueño, en las 37 personas que ayudó durante esos días de 1999, a quienes les dio la segunda oportunidad de vivir, y sobre todo, en la memoria de quienes conocen su historia.

Enlaces externos[editar]