Oliveros (Cantar de Roldán)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Oliveros, Olivier u Oliver, es un personaje ficticio literario que surge en la obra del Cantar de Roldán y aparece en varios otros escritos a partir del relato original. Oliveros u Olivier le Preux, era compañero y par del personaje principal de la obra y héroe del canto, Roldán Le Preux. Representa el complemento perfecto para Roldán, es valiente y poderoso, pero además reúne las virtudes de la prudencia y la disciplina militar.

La canción de Rolando[editar]

A diferencia de Roland, al que por lo general se describe como un personaje temerario, Olivier es conocido por su sabiduría estratégica y su compostura en la batalla. En la obra, aconseja a Roland de esta forma: "valor razonable que no es locura, y sabia medida es mejor que la precipitación".[1]​ En el momento antes de morir, herido atraición por la espalda por el sarraceno Marganice, se cuenta que Oliveros usa sus últimas fuerzas para golpear con su espada a su enemigo, de modo que dividió el cráneo on un solo golpe de su espada Hauteclaire.[1]​ Su espada se llama Hauteclaire en La Canción de Roland, proveniente del Manuscrito de Oxford.

Otras Obras[editar]

Además de la Canción de Rolando, este personaje se encuentra en la obra Girart de Vienne, épica de Bertrand de Bar-sur-Aube de 1180, donde tiene la presencia más significativa de Chevalier Olivier. Girard , tío de Oliver, está en guerra constante contra Carlomagno, su jefe supremo. Ambos oponentes deciden poner fin al conflicto por un duelo entre los dos campeones. Por Girard y Carlomagno se seleccionan respectivamente a Olivier, del conde de Vienne, y Roland de Bretaña. Los campeones se enfrentan en un duelo, pero nadie se las arregla para derrotar a su oponente. Reconociendo cada valor y la nobleza de la otra, cada uno de ellos juran su amistad, y se las arreglan para hacer la paz entre sus tíos.

En Roland en Zaragoza, Olivier es descrito como el amigo de Roland, así como chaperón nombrado por Carlomagno a moderar el ímpetu juvenil de Roland. Esto es impulsado por la reina moro Bramimonde de Zaragoza, donde va a parar con Olivier. Al llegar a la ciudad, Roland pide a Olivier un favor. Él está de acuerdo, sin esperar ninguna traición. Roland pidió que no lo acompañe a obtener para sí la gloria y los favores de Bramimonde. Indignado, sin embargo Olivier mantiene su palabra, y Roland entró solo en la ciudad, donde Bramimonde le da un hermoso abrigo. Pero cuando Roland quiere salir de la ciudad, que está rodeado y retenido por los sarracenos. Llamó a Oliver, que se encuentra en una colina externa. Sin embargo, esto no se mueve de buenas a primeras sino después de algunas vacilaciones, mientras tanto Roland se encontraba en peligro de captura, que ataca. En el conflicto Oliver lleva un caballo a Roland, tratando de salir se matan a muchos sarracenos, pero no pueden salir juntos al campo de batalla. Más tarde, Olivier y los caballeros de Carlomagno abandonan el campamento y atacan a la pequeña ciudad árabe de Gorreya. Oliver se viste como sarraceno y por su parte Roland envía su disculpa al su amigo. Cuando él Roland llega, Oliver deja la ciudad disfrazada sarraceno mientras el ataque. Roland se encontró con los sarracenoos de Olivier, pero en una señal de uno, los otros caballeros fuera a su vez disfrazado. Pronto Roland es atrapado y abrumado y obligado a rendirse. Olivier se quita el disfraz y acepta las excusas Roland.

Olivier también aparece en una serie de canciones sobre el gigante Fierabrás, considerado como un rival, par igual. Buckwheat king Balan y su hijo gigante Fierabrás (que mide 4,60 metros ) se dirigen de vuelta a España después del saqueo de la iglesia de San Pedro en Roma y capturan las reliquias de la pasión. Carlomagno invadió España para recuperar dicho reliquias y envía a Olivier a confrontar a Fierabrás. Una vez derrotado, el gigante decidió convertirse al cristianismo y se une al ejército de Carlomagno. Poco después, Olivier y algunos de sus compañeros fueron capturados por los sarracenos. Floripas, la hermana de Fierabrás hermana se enamora de uno de los caballeros, Gui de Bourgogne. Después de una serie de episodios Carlomagno envía a las reliquias de St. Denis y el intercambio Guido de Borgoña se casa con Floripas.

En Galiens li restaura, Olivier tiene un hijo llamado Galen con una princesa bizantina de nombre Jacqueline. Galen deja Constantinopla en busca de su padre, Oliver, y llega a Roncesvalles en el tiempo para intercambiar unas palabras con su padre ya moribundo. Regresó a Constantinopla, donde sus tíos asesinaron su abuelo, el emperador de Bizancio. Galen se enfrenta y derrota a sus tíos y se convierte en emperador bizantino.

Por último, y más tarde, Olivier aparece en canciones italianas del siglo XV como Orlando furioso de Ariosto. En Borgoña Olivier tiene dos hijos Griffin llamada el Blanca y Aquilant el Negro. La madre, de acuerdo con Ariosto, sería Gismonde.[2]

Referencias[editar]