Ojo de buey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los ojos de buey son ventanillas en forma de orificios circulares practicados en las mamparas exteriores de los barcos, cámaras industriales, aviones, edificios y también en algunas naves espaciales. Por lo general se las asocia con la construcción náutica.

En el medio terrestre se los usa para proveer de ventilación e iluminación, y en el espacio como en aeronáutica para proveer un medio de visualizar el entorno exterior.

Su forma circular no es un mero capricho, ya que sirve para disminuir las tensiones longitudinales y transversales estructurales producto de vibraciones que recorren el casco y contribuir a la resistencia, ya que estando próximos a la cubierta principal son propensos a recibir golpes de mar de mucha violencia o bien por esfuerzos tensionales originados por vibraciones producidas durante la marcha del vehículo. Las grandes estructuras construidas en metal como puentes, voladizos o refuerzos también presentan orificios circulares con el mismo fin de liberar y distribuir las tensiones de esfuerzo originadas por transmisiones de energía mecánica a cinética.

Los ojos de buey pueden ser fijos, es decir, sin posibilidades de abrirse; o bien con portillos accionados con dos cierres, uno de vidrio reforzado y otro mediante una tapa metálica que provee estanqueidad en caso de rotura del cristal.

Realmente la denominación "ojo de buey" se refiere, en arquitectura, a ventanas circulares; en los barcos se denominan "portillos", aunque el uso popular haya sido de "ojo de buey" la denominación marinera es "portillo". Los aviones los usan en forma ovalada.