Ne quid nimis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Ne quid nimis es una locución latina que puede traducirse como "nada en exceso" o "nada excesivo", aconsejando moderación, mantenerse en el justo medio.

Es una norma conductual que encontramos sugerida en las Odas de Horacio y en la comedia Andria de Terencio, y que parece tomada de la inscripción en griego meden agan en el frontón del templo de Apolo en Delfos.

Véase también[editar]