Naraku

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Naraku
奈落,
(Naraku)
SexoMasculino
Edad50
Primera aparición
  • Capítulo 59 (Manga)
  • Capítulo 18 (anime)
'''Inuyasha'''
Nombre realNaraku
RelevanciaVillano Principal
Edadmás de 50 años
Altura1.90
Peso75kg
OcupaciónAntagonista principal
FamiliaKagura (derivación)
Kanna (derivación)
Goshinki (derivación)
Kagerōmaru (derivación)
Juromaru (derivación)
Musō (parte humana)
Akago (hijo)
Hakudōshi (hijo)
Byakuya
Magatsuhi
Munomaru
RazaHanyō (mitad demonio)
SeiyūHiroshi Yanaka
Toshiyuki Morikawa
Doblador(es)
  • Bandera de España Ramón Rocabayera
  • Bandera de México Luis Alfonso Padilla (†)
  • Bandera de México Javier Rivero (como Hitomi Kagewaki)
  • [editar datos en Wikidata]

    Naraku (奈落 Naraku?, lit. Infierno) es el antagonista principal del manga y anime InuYasha. Es un ser despiadado y cruel pero extremadamente inteligente. Su nombre significa demonio o abismo en japonés antiguo. Naraku es un ser hecho de la fusión de Onigumo, un ladrón humano que fue quemado vivo quedando totalmente imposibilitado para moverse, y cientos de demonios. Onigumo fue rescatado y cuidado por la sacerdotisa Kikyō, este se enamoró de ella, pero al enterarse de su relación con InuYasha, ofreció su alma y cuerpo a un grupo de demonios, con el fin de tener un cuerpo sano y quedarse con Kikyō.

    Información del personaje[editar]

    Naraku es un demonio que ha causado desgracia para todos los que tengan contacto con la perla de shikon, por ejemplo a la sacerdotisa Kikyo quien fue su primera víctima junto a Inuyasha; después Miroku por la maldición en su mano (Kazaana o agujero negro), sigue Sango una exterminadora de monstruos a la que Naraku mató a toda su familia y usó a su hermano menor Kohaku para sus trabajos sucios. Después a Kōga, matando a casi toda su tribu.

    Naraku hace uso de los trozos de la perla para crear extensiones suyas (crear sirvientes o extensiones de los cuales tiene el control) como Kagura,Kanna, Juromaru, Kageromaru, Byakuya y otros muchos que la mayoría de las veces mueren o son derrotados en manos de Inuyasha. También usa los fragmentos para revivir a siete guerreros antiguos integrados por: Bankotsu, el líder de este grupo; Renkotsu, quien desconfiado traiciona su líder;Jakotsu, el primero en conocer a Bankotsu y el más fiel a el ya que lo quiere como se fuese su verdadero hermano; Suikotsu, un médico quien en una guerra, defendiéndose, mata a un enemigo y descubre la maldad que tenía dentro de él, Ginkotsu, Mukotsu y Kyokotsu..

    Orígenes[editar]

    Cincuenta años antes de la llegada de Kagome, en la región existía un bandido famoso por su maldad llamado Onigumo, que le propone a su cómplice llamado Rasetsu que juntos podrían ser invencibles si se apoderan de una perla muy poderosa que estaba bajo la custodia de la sacerdotisa Kikyo. Rasetsu acepta y trata de matar a Kikyo usando su arco y flecha, pero Onigumo no sabía que un hanyo llamado Inuyasha acompañaba a la sacerdotisa y este evito que Rasetsu la matara; Rasetsu sobrevive a su encuentro con Inuyasha y siente que fue una trampa de Onigumo hacia él por lo que decide vengarse. Onigumo, traicionado por sus hombres fue quemado vivo y arrojado al fondo de un barranco. Antes de morir fue encontrado por la sacerdotisa Kikyo, quien lo cuidó en su invalidez e hizo lo posible por ayudarlo a recuperarse, pero Kikyo sabe que el no podría recuperarse de tan terribles quemaduras.

    Ante ello, Onigumo poco a poco se enamoró de la sacerdotisa y con ello comenzó a odiar a Inuyasha. En su desesperación ofreció su alma a un grupo de demonios a cambio de poder separar a los amantes, (pero Onigumo no midió las consecuencias ya que los demonios fusionados con el deseaban la muerte de la sacerdotisa Kikyo) estos se fusionaron con él originando a la entidad conocida como Naraku, quien atacó a Kikyo e Inuyasha haciéndose pasar frente a uno por el otro, de forma que hirió mortalmente a Kikyō e hizo que Inuyasha atacara la aldea y finalmente se atacaran terminando en la muerte de la joven y el sellado del hanyo.

    Poco tiempo después de ello, se encontró con un sacerdote quien sería el abuelo de Miroku, al enfrentarse logró herir en una mano al hombre y maldiciendo la herida la transformó en el Kazana, un agujero negro que a la larga lo devoró y fue heredado por sus descendientes.

    La caída de Naraku[editar]

    Mientras Inuyasha y los demás se encontraban luchando en el interior del cuerpo de Naraku con el propósito de rescatar a Rin, terminar con él y de paso intentar recuperar la perla, este se vale de Byakuya para crear una serie de ilusiones con las cuales pone en contra a Miroku y a Sango, todo con el propósito de hacer que se maten entre ellos. Inuyasha no está dispuesto a permitir que esto pase y ataca con un Meidou Zagetsuha el cual es absorbido por Naraku, quien al mismo tiempo se fusiona con la perla. Gracias a esto se mantiene a salvo del ataque del hanyou (Inuyasha). Mientras esto pasa, Naraku les comenta que si bien es cierto que pueden destruirlo ahora, la perla no puede ser destruida debido a que como Kikyo ya trató, esta se las arregló para escapar y resguardarse en el cuerpo de Kagome.

    La miko del futuro, Kagome, le pregunta entonces a Naraku que es lo que desea realmente porque desde que comenzó todo este conflicto se ha dedicado a separar a gente que se amaba, a enemistar dos hermanos, a maldecir una familia entera y finalmente tratar de poner en contra a Miroku y a Sango para que se maten entre sí. Kagome le dice que él entiende el corazón humano porque conoce la importancia que poseen los lazos que unen a estos seres y lo que significa si estos son separados trágicamente. Inuyasha no comprende a que quiere llegar Kagome con dicha conversación. Pero la joven concluye que la perla por más que el malvado hanyou lo desee, no le cumplirá su deseo. Al momento de decir esto, el rostro lleno de confianza de Naraku cambia. Kagome continúa diciéndole que si bien ya tiene la perla completa desde hace tiempo él ha preferido vacilar ya que sabía que de absorber la perla, se terminaría transformando en un monstruo. Naraku se pone furioso ya que presiente que las palabras de Kagome tienen la intención de purificarlo. En ese instante, Naraku contraataca con lanzas de shouki las cuales son repelidas por Inuyasha y un Meidou Zangetsuha. A continuación, Inuyasha le dice a Naraku que admite que ambos son hanyous pero lo que los diferencia del uno del otro es la forma como nacieron.

    Ya que ambos tienen el corazón tanto humano como de youkai y, que gracias a eso, sabrán qué camino elegir para su futuro, InuYasha se pone molesto ya que mientras él escogió vivir su vida como un humano, Naraku ha escogido el camino de la tragedia lastimando a toda la gente y que por ello ignora por completo su humanidad; le dice que no permitirá que le haga daño a sus amigos. Dicho esto, lanza un Meidou completamente diferente al que usualmente lanza (en vez de ser un círculo completo, lanza una serie de media lunas) el cual acierta en el cuerpo de Naraku destrozándolo literalmente. InuYasha se sorprende por este cambio radical de la técnica. Posteriormente, Byakuya ataca a Kagome sin ningún resultado aparente,.[1]

    Naraku alimentó su alma con la joya para obtener más poder y tomó una apariencia más horrible: su verdadero rostro. Usó este poder para evitar que los otros lo mataran y así poder prepararse para estrellar su gigantesco cuerpo lleno de shōki en Kaede's Village. Aunque tenía la intención de usar esta amenaza de destruir la aldea para evitar que Inuyasha lo matara, Sesshōmaru lo ignoró y golpeó su cuerpo principal con la joya de Bakusaiga. La espada de Sesshōmaru, sin embargo, ni siquiera raspó la joya, lo que evitó la muerte de Naraku. Cuando su enorme cuerpo comenzó a caer sobre la aldea, todos escaparon desde adentro e intentaron proteger a los aldeanos. Inuyasha usó el Meidou Zangetsuha para enviar definitivamente su cuerpo al Infierno, pero su alma permaneció con el miasma. Kagome vio al Shikon no Tama dentro de Naraku y disparó una flecha hacia la joya.

    Antes de que la flecha golpeara la joya, el alma de Naraku pensó que Shikon no Tama no le había concedido su verdadero deseo: quería el amor de Kikyō, y se lamentaba de que no podría ir a donde estaba después de la muerte. El miasma de Naraku estaba completamente purificado y la mayoría del pueblo se salvó de la destrucción. El alma de Naraku, que aparecía como una sola cabeza sobre la joya perforada, se cernía sobre el pozo del Devorador de huesos y decía que había hecho un deseo diferente sobre el Shikon no Tama anteriormente en la batalla, y que cuando muriera ese deseo sería concedido. El alma de Naraku finalmente desapareció para siempre del mundo material, y un Meidō robado pareció tragarse a Kagome cuando el pozo desapareció.

    Se reveló que el deseo que Naraku había hecho era en realidad el deseo de la Joya misma: que las almas de Naraku y Kagome reemplazarían al Demonio de la Joya y a Midoriko, y continuarían su batalla dentro de la joya por la eternidad.

    En el manga, el alma de Naraku es destruida para siempre por Inuyasha cuando corta el punto de luz en la oscuridad dentro de la Joya Shikon con Meidou Zangetsuha, que es la clave para matarlo como Kanna le había dicho a Kagome antes de morir. De hecho, con el ataque de Inuyasha en este mismo punto, la pureza de la Joya llamada Naohi aniquila para siempre la malvada presencia corruptora dentro de ella, entonces el brillo y la voz de la Joya se detuvieron por completo.[2]

    En cambio, en la versión de anime, el alma de Naraku, dentro de la Joya, brevemente despertada, comentó cómo se sentía cálido y se preguntó si lo que sentía era paz, y luego sonrió levemente mientras desaparecía, finalmente purificado y satisfecho.

    Habilidades[editar]

    Naraku puede manipular el veneno, y utiliza insectos venenosos, también puede perder gran parte de su cuerpo sin significar problema para él, ya que se regenera. Además, puede desprender extensiones de su propio cuerpo, que son como sus "hijos", como lo son Kagura, Kanna, Byakuya) y Hakudoshi con Akago. Otra habilidad es usar los fragmentos de la Perla de Shikon para controlar a otros, como en el caso de Kohaku. También, puede crear campos de energía muy fuertes. Posee una técnica que hace que se reencarne en nuevos seres. Tiene una gran dominación sobre su cuerpo llegando a transformarse en una armatoste-criatura. Es bastante fuerte; mucho más que InuYasha pero no tanto como Sesshomaru.

    • Enjambre de Saimyoshos: Insectos youkai. Sirven para detener el Kazana de Miroku y al mismo tiempo envenenarlo cada vez que los absorbe, también los usa para espiar a los enemigos y reunir los fragmentos de la Perla.
    • Cambio de forma: Puede tomar la forma que quiera (generalmente toma forma humana).
    • Shikigami (Marionetas): Es su carta de presentación. Naraku suele crearlas usando un poco de su cabello mezclado con lodo y tierra. Generalmente suele mostrarse ante cualquiera con estas marionetas las cuales poseen una piel de babuino para ocultar más su rostro y darle un aire más terrorífico. Puede manipular las marionetas a distancia y logra ver a través de sus ojos. Pueden estirar sus raíces para atacar enemigos.
    • Velocidad y fuerza sobrehumanas: Naraku es mucho más fuerte y veloz que un demonio normal y puede moverse más rápido de lo que el ojo humano percibe, tanto en el aire como en la tierra.
    • Vuelo: Naraku posee la habilidad de flotar, y vuela sobre una nube. Luego de su transformación en yokai, Naraku nunca eligió el vuelo sustentado en su shoki, sino que volaba por su propia voluntad.
    • Partes yokai: Como está hecho de varias partes yokai, Naraku puede manipular las partes de su cuerpo a voluntad para restructurar, fortalecer su cuerpo y también regenerar sus heridas y reformar las partes de su cuerpo.
      • Regeneración: Naraku puede sanarse rápidamente y regenerar las partes heridas de su cuerpo. Controla el 100% de su cuerpo en todo momento, lo cual es útil cuando trata de absorber a alguien. Sin embargo, hay un límite en su capacidad de regeneración: a mayor daño sufrido, mayor tiempo le llevará recuperarse. Demasiado daño lo puede matar, y por eso huye de sus enemigos al cominezo de la serie. Generalmente absorbe yokai para acelerar este proceso de regeneración. Sin embargo, luego de remover su corazón, que sale como Akago, fue capaz de regenerar sin importar cuánto daño haya sufrido su cuerpo.
      • Piezas corporales vivas: Luego de absorber a Akago/Moryomaru, Naraku ganó el poder para unir las piezas de su cuerpo con las de otro yokai, lo cual le dio el control sobre ellas e incrementó sus habilidades regeneradoras. Puede enviar piezas de su cuerpo a buscar nuevos yokai. Estas piezas, luego de separarse del cuerpo de Naraku, siguen vivas y pueden moverse por su cuenta.
    • Absorción: Puede absorber a otros yokai en su cuerpo, y se queda con sus poderes y miembros: de esta manera gana energía. Naraku también puede expulsar las partes más débiles de su cuerpo.
    • Poderes psíquicos: Naraku ha sido visto usando varios poderes psíquicos, entre los que se cuenta la telepatía, telekinesis, teletransportación, control mental, y proyección astral.
    • Barrera de energía: La barrera puede evitar que cualquier enemigo lo encuentre y/o ataque. En un principio su barrera fue útil para esconder su presencia. A medida que perseveraba en la absorción de nuevos demonios en su cuerpo, se volvió suficientemente poderoso como para sobrevivir al Kaze no Kizu. Luego de que Naraku se convierte en un yokai puro, la barrera se vuelve tan poderosa que nada la puede penetrar a excepción del Kongosoha.
    • Control yoki: Cuando alguien envía un ataque yoki hacia la barrera de Naraku, él puede canalizar el flujo del ataque a su propio kaki y luego atacar a sus oponentes con él. Sin embargo, esto solo puede ser hecho con ataques que no penetran su barera, lo que significa que es inútil contra el Kongosoha de InuYasha.
    • Elección de convertirse en humano: A diferencia de InuYasha, quien está forzado a convertirse en un humano completo la primera noche de luna nueva de cada mes, Naraku puede elegir en qué momento del mes perder todos sus poderes y convertirse en humano.
    • Shoki: Este es el ataque tradicional de Naraku, un veneno que mata cualquier cosa que lo toque. Naraku lo usa para cubrir sus entradas y salidas, y puede rodearse a sí mismo con el gas mientras vuela. Creó un ‘fragmento falso Shikon’ para Koga con esta substancia. El cuerpo de Naraku está lleno de esto, por eso cualquier persona que lo muerda resulta envenenada. Más adelante, a medida que su poder crece, su shoki puede tomar una forma líquida y actuar como un río de ácido. Su shoki es tan fuerte que le permite quebrar las piezas de la casi completa Shikon no Tama para usarla en sus planes. En el manga puede derretir montañas. Con el tiempo su shoki se volvió tan peligroso que luego de infectar a Kikyo con este, ni Kagome ni los poderes sagrados de Kikyo son capaces de purificarlo. Kikyo abrosbe el alma de Midoriko par protegerse a sí misma pero comenta que no sabe cuánto podrá durar el poder de Midoriko contra el veneno de Naraku. Eventualmente, hasta la influencia de Midoriko es anulada por la absorción de Naraku del árbol, aunque a Sesshomaru no le afecta en nada ese veneno
    • Creación de vástagos: Naraku posee la habilidada de separar junto a porciones de su cuerpo partes de su esencia que ganan una conciencia y personalidad individuales y ajenas a las suyas, junto con poderes que los hacen tremendos oponentes para sus enemigos; es así como pudo crear a Kana, Kagura, Goshinki y Hakudoshi.
    • Castillo fantasma: Naraku tiene la habilidad de crear varios castillos fantasmas como cuarteles temporales a lo largo de la serie.
    • Posesión: Naraku tiene la habilidad de esconderse dentro de sus sirvientes y hacer que parezca como si hubiera desaparecido. Se trata de una tarea simple; se hace ‘matar’ y se esconde dentro del cuerpo de un sirviente a su elección.
    • Kongososha: Luego de absorber a Moryomaru ganó su esqueleto de diamante, pudiendo transformar su brazo y lanzar este ataque mezclado con shoki.
    • Armadura: Luego de absorber a Moryomaru ganó la habilidad de cubrirse a sí mismo a voluntad con el caparazón impenetrable de este. Naraku esconde la joya Shikon bajo este caparazón.

    Enemigos[editar]

    Naraku es el personaje más odiado en la serie. Es despiadado y sin escrúpulos, muy egoísta y desea todo el poder para sí mismo, de hecho ha traicionado a todos con los que se ha aliado, incluso cuando era un humano. Utiliza a las demás personas para su beneficio y casi nunca se ensucia las manos, siempre deja que alguien más haga el trabajo por él. Por esto y mucho más, Naraku se ha ganado el odio de casi todos los personajes de la serie:

    • Inuyasha. Indirectamente Naraku es responsable de que InuYasha haya sido sellado por 50 años, ya que lo engañó a él y Kikyō para que creyeran que se habían traicionado mutuamente.Naraku hizo que inuyasha y kikyo se odiaran por lo que han decidido acabar con el.
    • Kikyō. Naraku la hirió de muerte haciéndose pasar por InuYasha. Naraku hizo que inuyasha y kikyo se odiaran por lo que han decidido acabar con el. Naraku ha tenido un solo objetivo desde el comienzo y siempre fue acabar con Kikyo y separarla de Inuyasha.
    • Sango. Su familia completa fue asesinada por las acciones de Naraku y su hermano menor es manipulado por este.
    • Miroku. Naraku puso una maldición sobre su familia: un agujero negro en su mano.
    • Sesshōmaru. Naraku lo traicionó una vez, secuestró a uno de sus acompañantes, Rin, e intentó devorarlo para absorber sus poderes.
    • Kagura. Es cierto que ella es una extensión de Naraku, pero deseaba ser libre, y por esto buscó la manera de traicionarlo. Murió por este minutos después de que él mismo la haya dejado libre.
    • Kōga. Naraku destruyó y asesinó a todos en su aldea.

    Referencias[editar]

    1. Capítulo 548 del manga.
    2. Naraku mismo había dicho que este único punto de luz forzaría la espada de Inuyasha y pondría en peligro su existencia. Esto es confirmado sobre todo por las últimas palabras de Kanna antes de morir: "¡La luz matará a Naraku!"