Morcilla de Jaén

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandeja de embutidos asados.

La morcilla de Jaén (denominada también morcilla de caldera) es un embutido elaborado con sangre muy típico de la provincia de Jaén.[1]​ Se trata de un producto típico de la matanza del cerdo de los pueblos jiennenses. En la actualidad es una morcilla que suele servirse en tapa en diversos locales de restauración, o en guarniciones de diversas formas (en acompañamiento de huevos rotos, pasta, etc.), asadas junto a otros embutidos. Estas morcillas eran ya conocidas en el siglo XVI cuando el escritor Baltasar del Alcázar.[2]

Características[editar]

La morcilla en caldera de elaboración artesanal es típica de Úbeda (Jaén), es una morcilla de cebolla y de piñones. Posee la peculiaridad de que esta morcilla se escalda en una caldera antes del proceso de embutido, y se sirve untada en rebanadas de pan o en unas tortas de aceite típicas de la cocina jiennense denominadas ochíos.

Morcilla en la cultura[editar]

Las morcillas jiennenses eran ya conocidas en el siglo XVI cuando el escritor Baltasar del Alcázar ya las describe en uno de sus poemas.[2]​ La describe en su Cena jocosa en boca de un caballero llamado Lope de Sosa. En el poema menciona características como su ingrediente de piñones, su sabor picante y su preparación asada.

Referencias[editar]

  1. Augusto Jurado, (2008), El cerdo y sus chacinas : voces, refranes, literatura - Página 170
  2. a b Pérez, Dionisio (1929). Guía del buen comer español: inventario y loa de la cocína clásica de España y sus regiones. Madrid: Sucesores de Rivadeneyra. pp. 282-288. OCLC 636259164.