Matanza de las minas del Lena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cuerpos de los obreros huelguistas después de la masacre.

La matanza de las minas del Lena es el nombre con el que pasó a la historia los sucesos ocurridos el 4 de abril de 1912 en las minas de oro del río Lena[1]​ situado en Siberia.

Propietarios de la compañía[editar]

En el momento de la huelga el 66% de las acciones de "Lena Gold Partnership" (Lenzóloto) eran propiedad de "Lena Goldfields" compañía de origen inglés. El 70% de las acciones de "Lena Goldfields" pertenecían a empresarios rusos y el 30% restante a inversores ingleses.

Los sucesos[editar]

Ante las deplorables condiciones de los trabajadores entre las que se encontraban, jornadas de hasta 16 horas, bajos salarios, etc. se convoca una huelga para el 13 de marzo, dicha huelga fue secundada por 6000 de los 9000 trabajadores de las minas. Tras el comienzo de los despidos y la agudización de las protestas el gobierno zarista ordenó el envío de tropas con órdenes de abrir fuego contra los manifestantes asesinando a 270 obreros e hiriendo a casi 250 según la prensa local Zvezda.

Consecuencias[editar]

El impacto de este suceso provocó la autocrítica dentro del movimiento obrero y el comienzo de un periodo ascendente en cuanto a combatividad y militancia obrera, hecho que sobre todo supieron aprovechar los bolcheviques.

Se creó el periódico Pravda cuyos primeros beneficios fueron enviados a las víctimas de la masacre.

Provocó gran revuelo en la Duma, debido a la presión se creó una comisión para la investigación del suceso liderada por Aleksandr Kérenski. El ministro de interior Vasili Maklakov declaró "Así fue. Así será".[2]

Referencias[editar]

  1. https://www.marxists.org/espanol/tematica/histsov/pcr-b/cap5.htm
  2. Simon Sebag Montefiore, Young Stalin, page 210