Margarita de Pedroso y Sturdza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Margarita de Pedroso y Sturdza
Información personal
Nacimiento 17 de marzo de 1911
Bruselas, BélgicaFlag of Belgium (civil).svg Bélgica
Fallecimiento 17 de enero de 1989 (77 años)
Madrid, EspañaBandera de España España
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación Escritora Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables "Hacia Galilea", "Rosas. Historia de infancia y amor", "Cabeza a pájaros y la infanta y otros cuentos", "El volcán y el potro de Coipué"

Margarita de Pedroso y Sturdza (Bruselas, 1 de marzo de 1911 - Madrid, 17 de enero de 1989[1]​), condesa de Madan, sucedió a su hermana, María Dolores de Pedroso y Sturdza, como condesa de San Esteban de Cañongo. Desarrolla una importante actividad como poeta, ensayista y periodista, también actúa como mecenas del arte y la cultura.

Biografía[editar]

Nacimiento e infancia[editar]

Margarita de Pedroso nació en Bruselas el primer día de marzo de 1911 pues su padre, el conde de San Esteban de Cañongo, Luis de Pedroso y Madan, estaba destinado allí en misión diplomática. Luis de Pedroso nació en París, y fue diplomático y ministro plenipotenciario. Falleció en Tánger el 9 de febrero de 1952. Su madre, la princesa rumana María Sturdza, nieta del Hospodar de Moldavia, Mihai Sturdza Voda, nació en Dieppe, Francia y falleció en París el 19 de enero de 1931.[2][3]

La infancia de Margarita transcurre sobre todo en París, entre los círculos aristocráticos y artísticos de la época.

Su otra hermana, María de las Mercedes de Pedroso y Sturdza, se casó con el hermano de Emanuela de Dampierre, el vizconde Richard de Dampierre, III duque de San Lorenzo, diplomático de profesión.

Comienzos[editar]

Será en la década de 1920 cuando sus padres se instalen definitivamente en Madrid. Publicará su primer ensayo en la Revista de Occidente, dirigida por Ortega y Gasset, en el número de mayo-junio de 1932, con 20 años, llevará por título "Hacia Galilea". Su familia vivía entonces en la calle Méndez Núñez, nº 17. Es unos años antes, cuando Juan Ramón Jiménez conoce a Margarita. "El poeta sintió una debilidad amorosa por aquella joven de la aristocracia madrileña, a la que veía pasar desde su ventana, todos los días, al estudio del pintor Vázquez Díaz"[4]​ donde Margarita recibía clases de pintura hasta que cumplió 18 años y se decidió por el mundo literario. Cuando Margarita decide llevar su artículo a la Revista de Occidente, su padre insiste en que primero lo lea Juan Ramón, quien le recomienda que lo publique en una monografía, pero Margarita se negó.[4]​ Después sabría Margarita que Ortega y Gasset había comentado que ella no escribió entero el ensayo, sugiriendo que había recibido ayuda.[4]

Su relación con Juan Ramón[editar]

Su relación se estrecha tras la muerte de su madre en 1931. Juan Ramón escribe un poema retratando a Margarita, "Ensimismamiento primaveral" que no aparecerá en "Españoles de tres mundos" debido a un altercado entre los dos, en el que Margarita quemará el poema original,[4]​ sin embargo, Ricardo Gullón lo incluirá en la versión definitiva de 1969, como apéndice. Margarita, que poseía todas las obras publicadas por Juan Ramón, dedicadas por él, guardará especial cariño a la que reza: "Amistad preciosa, por inteligencia, espíritu y belleza de una idealista, que quisiera merecerla siempre"

No obstante, lo que, al parecer, para Margarita fue una gran amistad, para Juan Ramón será un amor platónico. Sin embargo, el Conde de San Esteban, percibiendo algo más, pese a su amistad con Juan Ramón, le pide que se aleje de Margarita, amenazándole con querellarse. Juan Ramón entonces escribe esta carta al Conde:[5]

"No me preocupa que me lleve usted a los tribunales porque no he cometido delito alguno. Pero, antes, quiero decirle lo siguiente: (...) Estoy dispuesto a explicar con testigos todos mis actos, si usted lo desea. Si prefiere llevarme a los tribunales, le digo de antemano que aceptaré íntegramente el testimonio de su hija, porque sé que dirá la verdad, y la verdad no puede ser contra mí, ni contra nadie, y si se me condena, cumpliré gustoso lo que sea porque ello querrá decir que he obrado mal en algo, y yo no quiero tener remordimiento."

Comienza Margarita a asistir a la Facultad de Filosofía de la Universidad de San Bernardo. Como todas las señoritas de bien de la época, tiene que asistir con la llamada "Carabina de Ambrosio", una señora que vigila sus salidas y compañías. Poco a poco deja de ver a Juan Ramón y, finalmente, se traslada a estudiar a Oxford y el escritor marcha a los Estados Unidos.

Su lugar en la literatura[editar]

A su regreso de Inglaterra con la República instaurada comienzan a surgir las desavenencias con el padre viudo, es en este momento cuando los roces familiares con el Conde deterioren la convivencia y Margarita no tiene reparos en instalarse en casa de sus amigas durante largas temporadas. En estas escapadas la acompaña también su hermana mayor, Lolita, otra mujer que, sin reparos, a los dieciocho años ya había organizado una fuga con su novio o amante. Este abandono prematuro del hogar les reportará el apodo, acuñado por Agustín de Foxá y Primo de Rivera, de "las princesas descalzas" que por un lado aludía a su aristocracia desamparada y por otro a su inconformismo. Sin embargo, en estos momentos, su hermana pequeña, Mercedes, se casará con el Conde Dampierre, cuñado de Don Jaime de Borbón. Margarita se apunta entonces a la Escuela de periodismo del diario católico El Debate, donde llegará a publicar algunas crónicas viajeras.

Su contacto con el grupo esteticista de Primo de Rivera se producirá a través de Eva Fromkes, viuda ya de Maurice Fromkes en su salón literario de su ático de la calle Espalter. En este círculo podían verse figuras como Eugenio D'ors, Pablo Neruda o Dionisio Ridruejo, sería este último quien retratase a las hermanas Pedroso en este salón en Casi unas memorias. Y en esta visitas al ático de Eva Fromkes, Margarita acaba enamorándose de Luis Escobar, quien nunca pudo corresponderla pues era homosexual, pero que sin embargo le profesó una amistad abnegada hasta la muerte de Margarita. También eran asiduas las hermanas al círculo de Marichu de Mora, señora de Chavarri y nieta de Antonio Maura, que se reunía tanto en su casa de Madrid como en su quinta de verano de La Granja, alquila da a la madre de Edgar Neville.

A principio de 1935, Mariano Rodríguez Rivas, satélite más o menos diletante del grupo falangista, organizó el grupo "Los jóvenes y el Arte"en cuyas actividades entraban las visitas a los cementerios románticos a punto de ser deglutidos por el abance de la arquitectura moderna. En estas excursiones se paseaba entre las lápidas, se leían sus curiosos epitafios y se recitaban versos, entre los asistentes a este extraño culto se encontraban Agustín de Foxá, César González-Ruano o Eugenio Montes. Margarita participaría "con fervor de socia fundadora"[5]​ En estas excursiones también visitarían la Olameda de Osuna, el Monasterio de Lupiana, el Jardín Botánico, el Palacio de Boadilla del Monte o la Catedral de Sigüenza. En esta época Margarita escribe su obra inédita El gitanillo, las rebecas y la Xana en el que el protagonista realiza un paseo mágico por la geografía española y Todo o nada en el que participó Mariano Rodríguez Rivas, donde se refleja el ambiente de los círculos literarios de Marichu de Mora e Isabel Dato.

La rebelión militar y el estallido de la Guerra Civil disuelven todo tipo de sociedades, la casa de Margarita en Madrid es saqueada, pero la familia consigue huir a París, desde donde se pasarán a la zona facciosa. Sin embargo, en 1939 Margarita abandona de nuevo España[5]​ y viaja hasta Polonia acompañando a su padre en su nuevo puesto como diplomático.

Debido al gran vacío que siente Margarita por no ver a Juan Ramón escribe su libro de poemas "Rosas: Historia de infancia y amor" en 1939, en recuerdo de su amistad. Será uno de los primeros libros que se publicará en España tras la Guerra Civil Española y estará prologado por Rafael Sánchez Mazas. El "librero de los intelectuales", León Sánchez Cuesta, se lo enviará a Juan Ramón a EE.UU.

En 1945 publicará su libro de cuentos "Cabeza a pájaros y la infanta y otros cuentos". En 1948 viaja a Argentina donde vuelve a coincidir con Juan Ramón, que supo que ella se encontraba allí por la escritora argentina Carmen Gándara. Juan Ramón organiza entonces un té en su honor, para presentarle a la intelectualidad argentina, allí se encuentran, entre otros muchos, Eduardo Maella de "La Nación" y Jorge Luis Borges. En 1949, un año después, su amigo Agustín Foxá escribirá "El gallo y la muerte" en el que aparecerá esta dedicatoria en recuerdo de sus andanzas por la geografía de España "Para Margarita Pedroso, gran poeta; en recuerdo de Cadalso de los Vidrios, del Doncel de Sigüenza, de los cipreses románticos, del crepúsculo de Boadilla, de Luis y José Antonio, de sus cuentos para niños."

En estos momentos Margarita vive en Chile, donde su literatura se ve influida por la flora y la fauna del paisaje, y su cultura, escribirá entonces su último libro de cuentos "El volcán y el potro de Colpue" que publicará en 1951. Antes de regresar a España, Margarita hace escala en Italia, donde prolongará un idilio con un hombre que prefirió mantener en el anonimato, durante casi dos décadas. Durante este tiempo publica algunos artículos en ABC, en Italia comienza a recopilar datos para realizar una biografía sobre el emperador Marco Ulpio Trajano, que dejará incompleta.

Margarita de Pedroso podría encuadrarse dentro de la generación de mujeres poetas del 27, pues, aunque su carrera artística no comienza en los años 20, lo hará, como hemos visto, en 1931. Además convivirá con gran parte de las mujeres y hombres que forman esta generación intelectual, como Juan Ramón, Zenobia o Ernestina de Champourcin. Además comparte las características comunes a todas ellas: Pertenece a una clase elevada, la alta aristocracia, procede de ámbito urbano, tiene estudios universitarios y durante la Guerra Civil se establece fuera de España.[6]

En 2001 apareció en el libro "Desgarrados y excéntricos" de Juan Manuel de Prada, editado por Seix Barral. En el libro "colección de vidas y obras de poetas"[7]​ se mencionan las biografías de los poetas que apoyaban la revolución nacional sindicalista, como Margarita de Pedroso.

Los amigos de Brihuega[editar]

Hacia 1971 muere en Italia el hombre al que amaba y Margarita decide abandonar Italia para instalarse de nuevo en Madrid, donde se enclaustra en un piso que alquila en la calle Serrano. En 1972 la Duquesa de Mandas le ofrece asociarse con ella en un negocio de decoración de interiores, en uno de los primeros trabajos le encomiendan trasladarse a Brihuega, donde una millonaria norteamericana ha decidido decorar la nueva finca que ha adquirido en esa villa.

Margarita se enamora del paisaje del lugar y de la belleza de la villa, así que adquiere allí una casa a la que llamará "El Dómine", por ser escuela de gramáticos en el siglo XVI, en la que, tras su muerte, vivirá el escritor y periodista Manuel Leguineche.

"Y concibe la misión ímproba de rehabilitar la fisonomía de Brihuega"[5]​ Será en mayo de 1978 cuando se comience a hablar sobre la organización en esta villa de la Asociación Amigos de Brihuega, asociación que se creará con el fin de defender el patrimonio artístico de esta villa y sus paisajes propios y de los alrededores, ya sea plantando árboles y flores, como defendiendo cualquiera de sus típicos rincones. El 27 de diciembre de 1978 S.A.R. la Duquesa de Badajoz acepta la presidencia de honor de esta asociación. La directiva quedará conformada. Como presidenta: Margarita de Pedroso, y como Vicepresidentes: Valeriano Herrera Rodríguez y Eduardo Ortega serrada. Como secretaria: Teresa González Pérez y como Tesorero: Pedro Valdehita Esteban. Como contador: Luis Domènech García y como Vocal Nato: El Delegado Provincial de Cultura. Esta Asociación se mantendrá hasta bien entrados los años noventa y será la que comience a organizar los conciertos en los jardines de la Real Fábrica de Paños de Carlos III dadas las gestiones realizadas por Margarita Pedroso para su rehabilitación y mantenimiento.

Premios y reconocimientos[editar]

  • Colocación de una placa en la Biblioteca de la villa de Brihuega (4 de julio de 1992). Se instaura la costumbre de este homenaje todos los 4 de julio.
  • Se impone su nombre a una calle de la villa de Brihuega.

Referencias[editar]

  1. Alonso de Cadenas, Ampelio (2008). Elenco de Grandezas y Títulos Nobiliarios Españoles. Hidalguía. 
  2. «Genealogía». Archivado desde el original el 22 de septiembre de 2016. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  3. Arias de Reina
  4. a b c d Sáez Angulo, Julia (5 de julio de 1981). «El amor platónico de Juan Ramón Jiménez». ABC. 
  5. a b c d Prada de, Juan Manuel (2007). Desagarrados y excéntricos. Seix Barral. pp. 397-441. 
  6. Romero López, Dolores. «Canon e Historiografía: La mujeres poetas del 27». Consultado el 20 de marzo de 2015. 
  7. Fernández Medrano, Héctor (Marzo de 2002). «Un catálogo del arroyo». Veintiuno (49): 150. 

Bibliografía[editar]

  • Prada de, Juan Manuel. Desagarrado excéntricos, Ed. Seix Barral, 2007.