Mapa geológico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de las provincias geológicas del mundo.

Un mapa geológico es la representación sobre un plano topográfico de los accidentes geológicos que afloran en la superficie terrestre. Las diferentes rocas o formaciones geológicas y sus edades se representan mediante una trama de colores que las identifican. En el mapa geológico también se representan las deformaciones sufridas por las estructuras geológicas tales como fallas, pliegues o foliaciones. Estas estructuras, del ámbito de la tectónica, se representan en el mapa con diferentes símbolos que junto con la trama de colores son explicados en la leyenda.

Originalmente desarrollados para aplicar el estudio de las ciencias geológicas en trabajos de campo, los mapas geológicos son hoy herramientas de trabajo que permiten el desarrollo de proyectos de exploración y producción de hidrocarburos como el petróleo y el gas, minerales y agua, entre otros. Uno de los primeros geólogos en crear un mapa geológico fue William Smith.[1]

Técnicas de mapeo[editar]

Geólogos tomando notas durante una jornada de campo en la comisión geológica Nº 3, YPF S.E.
Símbolos de representación de diferentes tipos de pliegues en los mapas geológicos.

Mapa de campo y fotografía aérea[editar]

La fotografía vertical desde un helicóptero se utiliza a menudo para relevar un terreno que se quiere estudiar geológicamente. Estas fotografías se ensamblan luego y se contrastan con el mapa de la zona. Esta nueva información que se agrega sobre el mapa permite observar elevaciones del terreno, y cómo se relacionan entre sí (a qué distancia se encuentran las formaciones, etc).

Notas de campo[editar]

Las notas de campo son las observaciones directas que se hacen en las jornadas de exploración. El geólogo apunta en un cuaderno lo que observa en el terreno, información que luego también servirá para completar el construcción del mapa geológico.

Simbología del mapa[editar]

Los mapas geológicos, para su correcta interpretación, incorporan una leyenda en la que se describen los símbolos y colores que aparecen en el mapa junto con una explicación de su significado. En ocasiones suele incluir columnas estratigráficas y cortes geológicos.

Muestras[editar]

En el trabajo de campo el geólogo recoge muestras de las diferentes formaciones rocosas que afloran en superficie. En un primer momento realiza un reconocimiento visual que se complementará posteriormente con un estudio microscópico que determine la composición mineral y textura de cada muestra. El objetivo final es clasificar correctamente las formaciones litológicas que se representarán en el mapa.

Fotografía[editar]

La fotografía, ya sea sobre el terreno o bien fotografía aérea, es una herramienta de gran valor para la realización de mapas geológicos ya que ayuda a comprender el terreno sobre el que se está trabajando.

Historia[editar]

El famoso mapa geológico de Smith.
Mapa geológico de Colombia, Ecuador y Venezuela en 1890.

El mapa geológico más antiguo que se preserva a día de hoy es el Papiro de las minas (1150 a. C.) expuesto en el Museo Egipcio de Turín. Muestra la distribución local de diversos tipos de roca y sus características litológicas en la región minera del uadi Hammamat (Egipto). También contiene información sobre diversas canteras, minas de oro y pozos de agua. Fue preparado para una expedición de Ramsés IV.

Entre los primeros mapas geológicos de la Modernidad, se encuentra el de Estados Unidos,[2]​ elaborado en 1809 por William Maclure.

El primer mapa geológico de Gran Bretaña fue creado por William Smith en 1815.[3]

En América del Sur, uno de los primeros mapas geológicos fue el realizado en 1907, formando parte de un informe sobre el descubrimiento de petróleo en Argentina.[4]

Bibliografía[editar]

  • Harrell, J.A.; Brown, V.M. (1992a). «The world's oldest surviving geological map - the 1150 BC Turin papyrus from Egypt». Journal of Geology (100): 3-18. 

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]