Manuel Guerrero Ceballos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manuel Guerrero
Información personal
Nombre de nacimiento Manuel Leonidas Guerrero Ceballos
Nacimiento 25 de junio de 1948
Bandera de Chile Santiago de Chile
Fallecimiento 30 de marzo de 1985 (36 años)
Bandera de Chile Santiago de Chile
Causa de la muerte degollado por agentes del Estado
Nacionalidad chileno
Partido político Partido Comunista de Chile
Familia
Padres Manuel Guerrero Rodríguez
Herminda Ceballos
Cónyuge Verónica Antequera (1)
Owana Madera (2)
Hijos Manuel Eduardo Guerrero Antequera
América Erika Guerrero Antequera
Manuela Libertad Guerrero Madera
Educación
Educación Profesor normalista
Educado en Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez
Información profesional
Ocupación Profesor Ver y modificar los datos en Wikidata

Manuel Guerrero Ceballos (Santiago, 25 de junio de 1948-ibídem, 30 de marzo de 1985), fue un profesor dirigente de la Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH), militante y dirigente del Partido Comunista de Chile, asesinado por agentes del Estado, pertenecientes a la Dirección de Comunicaciones de Carabineros de Chile (DICOMCAR), el 30 de marzo de 1985, en el conocido Caso Degollados, junto a José Manuel Parada Maluenda y Santiago Nattino.

Biografía[editar]

Manuel Guerrero nació en Santiago, estudió en la Escuela Normal José Abelardo Núñez, egresando en 1967, ejerciendo la docencia en escuelas de San Miguel y Conchalí. Muy joven se incorporó a las Juventudes Comunistas de Chile, convirtiéndose en un destacado militante, desde donde participó en la Campaña Interna de la UP para designar su representante a las elecciones presidenciales de 1970, apoyando a Pablo Neruda como representante del Partido Comunista. Luego de la renuncia del precandidato comunista, el 22 de enero de 1970, se sumó a la campaña presidencial del líder socialista Salvador Allende.

Durante el gobierno de Salvador Allende, fue el encargado de la Organización Nacional de los Trabajos Voluntarios, momento que recuerda en su obra póstuma "Desde el túnel":

Estuvimos en la pampa del tamarugal rompiendo con chuzo la pétrea costra desértica para hacer vivir una diminuta planta que diera alimentación a ovejas y lograra que esa gigantesca porción de tierra, compuesta de arena y sal, sirviera al país. En la inmensidad de la pampa, bajo 40 grados de calor, con una insignificante hierba verde en las manos, buscábamos la primavera para Chile.

Manuel Guerrero Ceballos, "Desde el túnel"[1]

El Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, lo obligó a pasar al trabajo político clandestino, siendo detenido el 14 de junio de 1976, por miembros del Comando Conjunto.[2]​ En la detención fue herido de bala en el pecho, conducido a un centro clandestino de detención, luego al Centro de detención Cuatro Álamos y un mes después a Tres Álamos. Fue liberado el 19 de noviembre del mismo año, partiendo días después al exilio en Suecia, donde permaneció por 6 años, trabajando en los grupos de solidaridad con el pueblo de Chile.

En noviembre de 1982 retornó a Chile y se sumó al trabajo gremial, en la reciente creada Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH), creada en noviembre de 1981 por profesores opositores al gobierno militar, de la que fue elegido Presidente del Consejo Metropolitano.

El caso de los degollados[editar]

El día 28 de marzo de 1985 fue secuestrado cerca de su domicilio el publicista Santiago Nattino, ese mismo día en la noche, fue allanada la sede de la AGECH, ubicada en la calle Londres 75, deteniendo a varios profesores que fueron liberados al día siguiente.

En la mañana del día 29 de marzo, mientras recibía a los estudiantes del Colegio Latinoamericano de Integración, fue secuestrado junto al sociólogo José Manuel Parada, siendo conducidos al cuartel de la DICOMCAR, ubicado en la calle Dieciocho.

En el lugar fueron torturados y asesinados por degollamiento, siendo sus cuerpos abandonados en el camino a Quilicura, el día 30 de marzo. Al respecto, el Informe Rettig consigna:

“De los antecedentes narrados y los reunidos en la investigación judicial, la Comisión ha llegado a la convicción de que Manuel Guerrero, José Parada y Santiago Nattino fueron ejecutados por agentes estatales en razón de su militancia y las actividades que realizaban, en violación de sus derechos humanos”.

Informa Rettig, tomo II, pág. 222.[3]

Según establece el informe Rettig, la causa del crimen fue la investigación que realizaban sobre la estructura y funcionamiento del Comando Conjunto, cuya existencia había sido revelada tras las declaraciones del ex-agente Andrés Valenzuela a la periodista Mónica González, quien tomó contacto con José Manuel Parada (encargado de la sección de investigación de la Vicaría de la Solidaridad para que corroborase la información de Valenzuela, en la investigación recordó el secuestro de su amigo y compañero Manuel en 1976. Manuel era el único sobreviviente de los secuestros y desapariciones de personas ejecutadas por el Comando Conjunto,[4]​ por lo tanto, pieza clave en la investigación sobre los métodos operativos y de tortura del grupo.

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Manuel Guerrero Ceballos, "Desde el túnel", pág. 24, Editorial LOM, 2008
  2. Organismo represivo compuesto por agentes de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas de Chile, que actuó entre 1975 y 1977
  3. «Copia archivada». Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2009. Consultado el 9 de noviembre de 2011.  Página gubernamental del Informe Rettig
  4. Informe Rettig, (op.cit)