Maestro de la Misericordia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Maestro de la Misericordia
Información personal
Nacimiento antes 1370
Florencia, Toscana, Italia
Fallecimiento hacia 1400
Nacionalidad italiano
Información profesional
Área Pintor

El Maestro de la Misericordia o Maestro della Madonna de la Misericordia, fue un pintor Florentino en el periodo del Trecento italiano, el cual estuvo activo en la ciudad de Florencia, Toscana hacia los años de 1370-1400.[1]​ El primer investigador en nombrarlo de esta manera fue Richard Offner tras identificar una de sus obras que representa a la Madre de la Misericordia en la Galleria dell'Accademia de Florencia.[2]​Aunque hay otros investigadores como Miklós Boskovits menciona que es posible que este Maestro sea el pintor Giovanni Gaddi.[3]

Fue una figura fundamental en la pintura florentina, una de sus fuentes de inspiración fue el estilo italo-gótico de Andrea de Cione di Arcangelo, y del pintor renacentista Bernardo Daddi, los dos fueron alumnos del célebre Giotto di Bondone.

El artista representa a la Virgen entronizada dentro de una mandorla dorada, aspecto característico de la tradición medieval; las figuras son frontales, planas y hieráticas.[4]​ La cabeza de la Madona está ligeramente inclinada, su figura es monumental, por otra parte el Niño, quien se encuentra sentado yerto sobre el regazo de su Madre, mira hacia ella para establecer una relación íntima.

La Virgen y el Niño entronizados con los santos Juan Bautista, Pablo, Pedro, Tomás y ángeles músicos; en predela: Cristo Varón de Dolores, flanqueado por la Virgen María, san Juan Evangelista y dos santas mártires Museo Soumaya

De acuerdo con los preceptos de la época, la proporción de los personajes que se encuentran a los lados es menor a la de la Virgen, lo cual recalca su jerarquía. El Maestro de la Misericordia representó en una composición triangular la escena principal y le confirió cierta espiritualidad. A los lados están Pedro y Pablo quienes observan a la Virgen; delante de ellos, Juan el Bautista y Tomás. El artista integró a dos ángeles musicales en la parte inferior para complementar el suceso.En la banca del retablo se admira a Cristo como Varón de Dolores, considerado en la designación bíblica como prefiguración del Mesías, y a los lados, María con Juan Evangelista, quienes se encuentran circunscritos en los flancos de la predela a dos mártires inmaculadas. "En la Edad Media, lo que hace visible al ser humano aquello que es invisible, como es Dios, y aquello que es universal más que lo que es individual. / La imagen que ves no es ni Dios ni hombre, / pero sí es Dios y hombre lo que figura la sagrada imagen".[4]

Características de sus obras[editar]

Su pintura muestra una clara continuidad con el estilo gótico tardío desarrollado en la Península itálica, el cual se caracteriza por el uso de los fondeo dorados, retomado del arte gótico y de uso de elementos simulados de la propia arquitectura gótica, a los cuales se les agregan sencillas decoraciones, florales en su mayoría. Así mismo sigue la tradición simbólica de representación al no buscar el realismo de las figuras, pues éstas mantienen cierto hieratismo.[1]

Obras atribuidas[editar]

  • Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Maestro de la Misericordia.
  • Mater Misericordiae
  • La Virgen y el Niño entronizados con los santos Juan Bautista, Paolo, Pedro, Tomás y ángeles músicos
  • San Eloy en el taller de orfebrería
  • San Eloy ante el rey Clotario
  • La Virgen y el Niño entronizados con los santos Juan Bautista, Pablo, Pedro, Tomás y ángeles músicos; en predela: Cristo Varón de Dolores, flanqueado por la Virgen María, san Juan Evangelista y dos santas mártires

Referencias[editar]

  1. a b Museo Soumaya. México: Fundación Carlos Slim. 2015. p. 16. 
  2. Offner, Richard (1996). Critical and Historical Corpus of the Florentine Painting. Florencia: Giutti Gruppo Editoriale. p. 200. 
  3. Boskovits, Miklós (1975). Pittura fiorentina alla vigilia del rinascimento, 1370-1400. Florencia: Edam. pp. 215 y 366-372. 
  4. a b Sureda, Joan. «La vida nueva de las imágenes góticas». Ars Magna. El despertar de Europa.