Lucus Asturum

Lucus Asturum
Localización geográfica
Coordenadas 43°26′32″N 5°49′06″O / 43.442277777778, -5.8184416666667
Localización administrativa
País España
Localidad Lugo

Lucus Asturum fue una ciudad romana que aparece mencionada como mansio en el Anónimo de Rávena. Estaba situada en el actual Lugo de Llanera, Asturias, formando parte del conventus Asturum de la provincia Tarraconense y, desde Diocleciano, de la provincia Gallaecia.

Historia[editar]

Este lugar era el centro de enlace de las vías romanas en Asturias y de allí partía una vía que lo unía con Cantabria y otra hasta Asturica Augusta (Astorga), siguiendo la Vía de La Carisa.

Esta población estuvo habitada por la tribu de los luggones desde antes de la llegada de los romanos. Fue tomado por Muza, caudillo musulmán, en el siglo VIII que siguió penetrando hasta Gijón. Existen documentos del siglo X a partir de los que se ha deducido que se trataba de una ciudad amurallada, pero este extremo no ha sido confirmado.

Las excavaciones realizadas por Carmen Fernández Ochoa en los terrenos de la antigua iglesia de Santa María, demuestran la presencia romana al menos durante los siglos II y III. En esta excavación se encontró un epígrafe votivo dedicado a los Lares Viales.[1][2]

Asimismo se identificó un espacio funerario altomedieval, asociado a una iglesia datada en el siglo X.

Documentación escrita[editar]

Lucus Asturum aparece en fuentes documentales romanas, tardoantiguas y altomedievales.

Recorte de la Tabula Peutingeriana, en su parte reconstruida por Konrad Miller en 1898, que muestra Luco Astorum, en el norte de Hispania.

Edad Antigua[editar]

Lucus Asturum (Λουκος ′Αστουρων) es citada en la obra Geografía (siglo II) de Claudio Ptolomeo, en el libro II, capítulo VI. Es nombrada entre las poleis (πόλεις) de interior de la tierras de los astures, en la provincia Tarraconense de Hispania.[a]

Posteriormente, como Luco Astorum, aparece en el Anónimo de Rávena (siglo VII), como una mansio de la vía que comunicaba Asturica Augusta (Astorga) y Lucus Augusti (Lugo). En esta vía la mansio inmediamentemente anterior es Memorana, que se ha identificado como Mamorana en la parroquia de Castiello (Lena), donde en 1921 se encontró un mosaico de una villa romana.

Edad Media[editar]

En textos medievales se cita Lugo o Lugu con su iglesia de Santa María. En el Libro de los testamentos de la catedral de Oviedo aparece 3 veces:[3]

  • En el primer folio, y a modo de introducción o incipit, se relata la fundación de Lugo por el rey vándalo Guntamundo en el año 361, la construcción de una iglesia bajo la advocación de santa María y el posterior concilio en León autorizado por el papa Ceferino que habría elevado Lugo a sede episcopal, con Vistremundo como primer obispo:[b]
Rex iste in Asturiis ciuitatem hedificauit ERA CCCªLXLªVIIIIª quam Lugo,
id est, luceo, uocauit. In honore beate MARIE semperque uirginis ęcclesiam fundauit.
Quamque cicius potuit Romam legatos suos misit et cum auctoritate domini
Zepherini pape apud legionensem urbem concilium cum consensu omnium
archiępiscoporum ępiscoporumque siue et maiorum laicorum Yspanorum et uulgus cele 15
brauit, inmemorateque urbis episcopium statuit, et Uistremundum ępiscopum in ea ordi
nare precepit iureque perpetuo subscriptam diocessim ei concessit
Liber Testamentorum Eclesiae Ouetensis
PELAGIVS EPISCOPVS HOC OPVS FIERI IVSIIT
IIIv9
[...]
5 ęcclesiam Sanctę Marię de Lugu cum suos muros
   antiquos integros cum suos adiacenciis
[...]
Liber Testamentorum Eclesiae Ouetensis
TESTAMENTVM REGIS ADEFONSI ET XEMENE REGINE
19vA5-6
  • Y en la de Ordoño:[b]
[...]
Ciuitatem Lugo destructam cum ęcclesia
Sanctę Marię et cum deganies suis ab integro.
[...]
Liber Testamentorum Eclesiae Ouetensis
TESTAMENTVM ORDONII REGIS FILII ADEFONSI REGIS ET XEMENE REGINE
27vA21-22

En la versión pelagiana de la crónica de Alfonso III ad Sebastianum se recoge el traslado de la sede de Lugo a Oviedo en tiempos de Fruela I: «Rex iste episcopatum in Ovetum transtulit a Lucensi civitate que in Asturiis ab Evandalis edificata fuit»[4]

El conjunto del relato es tenido mayoritariamente por falso, siendo varios los anacronismos: Guntamundo fue rey de los vándalos a partir del año 484 en el norte de África y Ceferino fue papa de 199 a 217. Su autoría, recogida en el propio Libro de los Testamentos, es de Pelayo, obispo de Oviedo que con esta invención pretendía ganar legitimidad para la sede ovetense.

Restos arqueológicos[editar]

Las referencias a la existencia de restos arqueológicos son numerosas en la bibliografía.[5]​ Ya Luis Alfonso de Carvallo en su Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias (1695) señala que de la ciudad de Lucus de Asturias «ſe hallan raſtros, y edificios en aquellos campos». Además añade que una piedra con la inscripción «Ceʃar omita Lancea», según testimonio de Ambrosio de Morales,[c]​ y doce columnas de mármol y jade en San Miguel de Lillo pudieran proceder de las ruinas de la ciudad de Lugo, posibilidad que Fermín Canella califica de «invenciones» sin fundamento conocido.[6]

Tras Carvallo existen referencias a hallazgos más o menos casuales en la obra España Sagrada, tomo XXXVII (1789) de Manuel Risco,[d]Sumario de Antigüedades romanas que hay en España (1832), de Juan Agustín Ceán Bermúdez[e]​ y en el capítulo dedicado a Llanera en Asturias, por Fermín Canella.[f]

Miliario de Numeriano

A mediados del siglo XIX Elías García-Tuñón señala que en 1852 se hallaron dos trozos de un fuste de columna:[7]

En Lugo había el año 52 un fuste de columna, que me pareció hablaba de Numeriano, pero no tuve tiempo para copiar la inscripción
García-Tuñón Quirós, Elías (1856). Memoria sobre la guerra que los romanos hicieron en Asturias. Oviedo. p. 10. [g]

Los textos que aparecerían en cada trozo fueron recogidos por Constantino Cabal:[8]

Fragmento 1 Fragmento 2
MRCO   UMERIO
ERIANONOBI
SIMOCAESARI
   IA
   RIO
   NTIO
         ON

Cabal, además, identifica la columna como uno de los miliarios de las calzadas reparadas por el emperador Numeriano (c. 253-284) y data la columna en 284, año en que fue asesinado Numeriano.

Según Diego Santos, la inscripción del fragmento 1 hace referencia, sin duda, a «Numeriano con el título de nobilissimo Caesari»,[9]​ por lo que la inscripción debió realizarse entre octubre de 282, momento en que fue elevado a César, y la muerte de su padre, Caro, en que pasó a ser Augusto.

El miliario se encuentra desaparecido.[10][11]

Excavaciones[editar]

Las primeras excavaciones arqueológicas tuvieron lugar en el verano de 1927 por parte de la Comisión Provincial de Monumentos. Se centraron en una finca cercana a la antigua iglesia donde su dueño ya había encontrado restos anteriormente. Como resultado de las mismas se descubrió un posible horno de fundición y una supuesta muralla de 2 m de ancho. Además, en un pontón sobre un riachuelo cercano se halló la conocida como «la piedra de Lugo»,[12]​ ahora desaparecida, labrada de forma similar al ídolo de Peña Tú.[13]

1981 - Emilio Olavarri[editar]

Tablero de cancel.

Emilio Olavarri Goicoechea realizó una excavación en 1981 en el solar de la desaparecida iglesia de Santa María de Lugo. En esta campaña se encontró cerámica romana —terra sigillata— y un tablero de cancel, en cuatro fragmentos, colocados como lápida de un sepulcro medieval. El tablero, de caliza, está esculpido en su parte frontal con dos parejas de supuestos felinos, enfrentados dos a dos, con un árbol entre cada pareja. Cada pareja se sitúa sobre una cenefa horizontal que representaría un cuerpo de agua y todo el tablero orlado con motivos vegetales en sus bordes derecho y superior.[14]

El cancel se encuentra expuesto en el Museo Arqueológico de Asturias.

1989[editar]

En 1989, una campaña de excavaciones realizada por un equipo de arqueólogos dirigido por Carmen Fernández Ochoa descubrió, entre otros materiales, restos de un ara votiva dedicado a los Lares viales. La pieza encontrada consiste en un bloque de arenisca que se encontraba formando parte de la cimentación de un muro de la desaparecida iglesia de Santa María de Lugo, de unas dimensiones aproximadas de 44 cm de alto, 20 de ancho y 17 cm de fondo.[15]

Se encuentra en un mal estado de conservación, debido a su reutilización, sobre todo en los bordes, y con un surco longitudinal que cruza la epigrafía:

ARAM
LARIBV
VIALIBV

que podrías restituirse como «ARAM LARIBV(S) VIALIBV(S)», es decir «altar a los Lares Viales».[16]

El texto se encuentra separado por una incisión recta de tres hornacinas situadas en la parte superior de la pieza, de aparición poco frecuente en el noroeste peninsular y única en Asturias.[17]

La presencia de este ara significaría que Lucus Asturum tenía importancia como centro viario romano.[18]

Notas[editar]

  1. Edición griega y traducción latina de Karl Wilhelm Ludwig Müller, editada en 1883 por la imprenta de Alfred Firmin-Didot (París), traducción al castellano por Roldán Hervás, José Manuel (1970-1971). I. Fuentes Literarias. «Fuentes antiguas sobre los astures». Zephyrus: Revista de prehistoria y arqueología (21-22): 175. ISSN 0514-7336. 
    28. Ἀπ᾿ ἀνατολῶν δὲ τούτων παράκειται ἡ Ἀστουρία, χαὶ πόλεις ἐν αὐτῇ αἷδὲ     28. His ab orientali parte adiacet Asturia, et in ea hœc oppida :
    (28. Al oriente de éstos se encuentra Asturia y en ella las siguientes ciudades:)
    Λοῦκος Ἀστουρῶν ια´ με´ Lucus Asturum 11° 45°
    Λαβερνίς ια΄ μδ´ L´´ Labernis 11° 44° 30'
    Ἰντεράμνιον ι´ δ´´ μδ´ γ´´ Interamnium 10° 15' 44° 20'
    Ἀργεντέολα θ´ γ´´ μδ´ L´´δ´´ Argenteola 20' [43°] 45'
    Λαγκίατοι θ´ γ´´ μγ´ L´´ Lanciati 20' 43° 30'
    Μαλίακα ι´ γ´´ μδ´ Maliaca 10° 20' 44°
    Γίγια ια´ L´´ μγ´ L´´δ´´ Gigia 11° 30' 43° 45'
    Βέργιδον Φλαούιον η´ L´´ μδ´ ς΄΄ Bergidum Flavium 30' 44° 10'
    Ἰντεράμνιον Φλαούιον θ´ μδ´ Interamnium Flavium 44°
    Λεγίων ζ΄ Γερμανική θ´ μδ´ L´´ Legio VII Gemina 43° 30'
  2. a b c Transcripción de Valdés Gallego (1999), en que las cursivas corresponden a la resolución de las abreviaturas del original.
  3. La versión publicada en 1791 por la Librería Quiroga de Madrid de la Coronica general de España, volumen 4, recoge la inscripción como:
    C A E S
    A R.  O M
    I T A.  L A
    N I A .
    Libro VIII, pág. 270
    que se reconstruye como Cæsar domita Lancia.
  4. «Hallanse en este lugar muchos rastros de la ciudad que hubo en él»
  5. «De ellas [sus murallas] y de la poblacion de la ciudad principal de los astures, en tiempo de la dominacion romana, no han quedado mas que los cimientos, algunos otros vestigios, y el de su nombreEspaña sagrada: tomo XXXVII, Antiguedades concernientes a la region de los astures Transmontanos desde los tiempos mas remotos hasta el siglo X por Manuel Risco, del orden de San Agustin, pág. 16. Esta cita no coincide con la reflejada por Escortell, 1986-87, p. 169: «de ellas y de la población romana no ha quedado más que los cimientos, trozos de columnas, acueductos de ladrillo y varias monedas de cobre, plata y estaño, con otras preciosidades». Madoz en su diccionario recoge en la entrada correspondiente a la feligresía de Lugo (Sta. María): «[...] se han encontrado muchos cimientos, trozos de columnas, acueductos de ladrillo y varias monedas de cobre, plata y estaño, con otras preciosidades, [...]»
  6. «[...] hallazgo de algunas monedas de plata y cobre, trozos de columnas, pedazos de bóvedas, ladrillos circulares, fragmentos de mosaicos, etc., [...]» en Canella Secades, Fermín (1894-1900). «Llanera». Asturias. p. 243. 
  7. Véase [1]

Referencias[editar]

  1. Cid López, Rosa María; Fernández Ochoa, Carmen; García, Paloma; Pedregal Rodríguez, María Amparo (1992). «Lucus Asturum y un ara inédita a los Lares viales en Lugo de Llanera (Asturias)». Gallaecia (13): 113-128. ISSN 0211-8653. 
  2. Universidad Autónoma de Madrid. «Carmen Fernández Ochoa». Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  3. Fernández Conde, Francisco Javier, 1993-1994, p. 36-37.
  4. Fernández Conde, 2003, p. 139 citando a Prelog, Jan (1980). Die Chronik Alfons' III. Untersuchung und kritische Edition der vier Redaktionen (en alemán). Frankfurt am Main: Peter Lang. p. 87. ISBN 3-8204-6688-6. 
  5. Escortell, 1986-87, p. 169.
  6. Canella Secades, Fermín (1894-1900). «Llanera». Asturias. p. 243. 
  7. Escortell, 1986-87, p. 170.
  8. Escortell, 1986-87, p. 170. Citando a Cabal Rubiera, Constantino (1943). Alfonso II el Casto. Oviedo. pp. 182-183. 
  9. Diego Santos, Francisco (1985). «63. Columna a Numeriano: Lugo de Llanera». Epigrafía romana de Asturias. Oviedo. ISBN 84-00-05959-X. 
  10. Ayuntamiento de Llanera. «Memoria Cultural y Natural del Concejo de Llanera». pp. 9-10. Consultado el 3 de febrero de 2023. 
  11. Rodríguez Colmenero, Ferrer Sierra y Alvarez Asorey, 2004, p. 712.
  12. Martín Hernández, 2021, p. 286.
  13. Alonso Fernández, 2013, p. 36.
  14. Gutiérrez González, José Avelino (2020). «Cancel altomedieval de Lugo de Llanera (Asturias)». Anejos a Cuadernos de Prehistoria y Arqueología (4): 405-413. doi:10.15366/ane4.ochoa2020.033. 
  15. García González, Juan José (2018). «La epigrafía romana d’Asturies: una actualización». Lletres asturianes: Boletín Oficial de l'Academia de la Llingua Asturiana (en asturiano) (119): 40. ISSN 2174-9612. 
  16. Santos Yanguas, Narciso Vicente (2012). «El culto a los Lares Viales en Asturias». 'Ilu. Revista de ciencias de las religiones (17): 181-182. ISSN 1138-4972. 
  17. Cid López, Rosa María; Fernández Ochoa, Carmen; García Díaz, Paloma; Pedregal Rodríguez, María Amparo (1992). «Excavaciones en Lugo de Llanera (campañas de 1987 y 1989)». Excavaciones arqueológicas en Asturias 1987-90: 167-168. ISBN 84-7847-111-1. 
  18. Rodríguez Colmenero, Ferrer Sierra y Alvarez Asorey, 2004, p. 713.

Bibliografía[editar]

  • Alonso Fernández, David (2013). «Lucus Asturum y la arqueología romana romana en Llanera». Perxuraos. Revista cultural de Llanera (2): 31-46. ISSN 2253-9883. 
  • Escortell, Matilde (1986-87). «Materiales romanos, procedentes de "Lucus Asturum", de reciente ingreso en el Museo de Oviedo». Cuadernos de prehistoria y arqueología (n.º 13-14): 169-174. ISSN 0211-1608. 
  • Fernández Conde, Francisco Javier (1993-1994). «Lugares de culto en Asturias durante la época de transición». Asturiensia medievalia (n.º 7): 31-55. ISSN 0301-889X. 
  • Fernández Conde, Francisco Javier (2003). «Espacio y tiempo en la construcción ideológica de Pelayo de Oviedo». Annexes des Cahiers de linguistique et de civilisation hispaniques médiévales (n.º 15): 129-148. ISSN 2108-7083. doi:10.3406/cehm.2003.1284. 
  • García Alonso, Juan Luis (2001). «The Place Names of Ancient Hispania and its Linguistic Layers». Studia Celtica (en inglés) (XXXV): 213-244. ISSN 0081-6353. 
  • González, Juan Manuel (1956). «Mansiones del trayecto de vía romana Lucus Asturum-Lucus Augusti». Archivum: Revista de la Facultad de Filología. Tomo 6: 287-301. ISSN 0570-7218. 
  • González, José Manuel (1/1/1960). «Lucus Asturum». Valdedios: 33-48. 
  • Martín Hernández, Esperanza (2021). «Intervención arqueológica en territorio de Llanera. Nuevos avances en el conocimiento de Lucus Asturum». Boletín del Real Instituto de Estudios Asturianos (195): 181-208. 
  • Pastor Muñoz, Mauricio (octubre de 2009). «El Urbanismo y los Núcleos de Población en el Conventus Asturum durante el Imperio Romano». Zephyrvs (Salamanca) 26. ISSN 0514-7336. Consultado el 16 de marzo de 2016. 
  • Rodríguez Colmenero, Antonio; Ferrer Sierra, Santiago; Alvarez Asorey, Rubén D. (2004). Miliarios e outras inscricións viarias romanas do noroeste hispánico: (conventos bracarense, lucense e asturicense). Callaeciae et Asturiae Itinera Romana (en gallego). Consello da Cultura Galega. ISBN 9788495415875. 
  • Valdés Gallego, José Antonio (1999). El Liber Testamentorum Ovetensis. Estudio filológico y edición. Oviedo. ISBN 84-89645-32-9.