Lucio Valerio Flaco (cónsul 195 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Para otros nobles romanos del mismo nombre véase Lucio Valerio Flaco.

Lucio Valerio Flaco (en latín, L. Valerius Flaccus) fue un político y militar de la República Romana que vivió durante el final del Siglo III a. C. y comienzos del Siglo II a. C.

Lucio Valerio Flaco fue elegido cónsul en el año 195 a. C. y censor en 183 a. C., en ambas ocasiones junto a su gran amigo Marco Porcio Catón, al que Flaco introdujo en la élite de la política romana. Flaco era un patricio, hijo del cónsul del año 227 a. C., Publio Valerio Flaco que se convirtió en amigo, patrón y aliado político del joven soldado plebeyo Marco Porcio Catón, al que posteriormente se le conocerá como Catón el Viejo o Catón el Censor, durante los primeros años de la Segunda Guerra Púnica. Estos dos hombres encontraron el uno en el otro un común conservadurismo político y perspectivas culturales. Ambos defendían los ideales políticos y militares de la vieja generación, que encuentran su representación más exacta en la persona de Quinto Fabio Máximo.

Flaco fue elegido edil curul en 201 a. C., y en el año siguiente pretor con cargo en Sicilia. En 195 a. C. fue nombrado pontifex, en el lugar de Marco Cornelio Cetego.

En el mismo año fue investido con el consulado, junto con M. Porcio Catón, y recibió Italia por su provincia. Durante el verano llevó la guerra contra los boios, y los derrotó, 8.000 de ellos fueron muertos; y el resto huyo disperso a sus aldeas. Flaco después pasó el resto de su magistratura en las orillas del Po, entre Piacenza y Cremona, ocupado en la restauración de lo destruido por la guerra.

Permaneció en el norte de Italia también en el año 194 a. C., como procónsul, y en las cercanías de Milán luchó con gran éxito contra los galos, ínsubros y boios, que había cruzado el Po bajo la conducción de su jefe, Dorulacus: 10.000 enemigos se señala que fueron muertos. En 191 a. C., a pesar de ser un consular, se desempeñó como legatus del cónsul M. Acilio Glabrión, durante la Guerra Etolia.

Con 2.000 soldados de infantería, se le ordenó ocupar Roduntia y Tiquiunte. Los enemigos, por un error, se acercaron demasiado a su campamento, y, al descubrir al enemigo, se dieron a la fuga en el mayor desorden. Flaco los persiguió, e hizo una gran matanza entre ellos.

Como triunviro en el año 190 a. C. fortaleció las ciudades de Placentia y Cremona y al año siguiente fundó la ciudad de Bononia (la actual Bolonia), como una colonia romana.

Fue elegido censor junto a Catón en el año 184 a. C. y y en el mismo año fue nombrado princeps senatus en reemplazo de Publio Cornelio Escipión el Africano. Políticamente Flaco fue un gran conservador y se unió a Catón en la defensa de la tradición romana frente al helenismo,

Su hermano fue el flamen dialis Cayo Valerio Flaco, político de considerable influencia que sin embargo no consiguió ser elegido cónsul y solo pudo alcanzar el pretorado.

Murió como pontífice en el año 180 a. C., y fue sucedido por Quinto Fabio Labeo.[1]

Referencias[editar]

  1. Liv. xxxi. 4, 49, 50, xxxii. 1, xxxiii. 42, 43, xxxiv. 21, 46, xxxvi. 17, 19, xxxix. 40, & c., 52, xl. 42; Polyb. xx. 9, & c.; Plut. Cat. Mayor 12; Nep. Cat. 2; Oros. iv. 20.
Precedido por:
Lucio Furio Purpúreo y Marco Claudio Marcelo
Cónsul de la República Romana junto con Marco Porcio Catón
195 a. C.
Sucedido por:
Publio Cornelio Escipión el Africano y
Tiberio Sempronio Longo