Lucio Furio Camilo (cónsul 338 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lucio Furio Camilo (en latín Lucius Furius Camillus) hijo del consular del mismo nombre Lucio Furio Camilo, cónsul en el año 338 a. C., junto con Cayo Menio. Luchó en este año con éxito contra los tiburtinos, y tomó su capital Tibur. Los dos cónsules completaron la subyugación del Lacio, siendo ambos recompensados con un triunfo, y estatuas ecuestres, hasta entonces una rara distinción, fueron erigidos para ellos en el foro. Camilo además se distinguió por aconsejar a sus compatriotas tratar a los latinos con suavidad.

En 325 a. C. fue elegido cónsul por segunda vez, junto con D. Junio Bruto Scaeva. En este año fue declarada la guerra contra los vestinianos, y Camilo obtuvo el Samnio como su provincia, pero mientras estaba ocupado en la guerra, fue atacado por una grave enfermedad, y se le ordenó designar L. Papirio Cursor dictador para continuar la guerra.[1]

Referencias[editar]

Precedido por:
Tiberio Emilio Mamercino y Quinto Publilio Filón
Cónsul de la República Romana junto con Cayo Menio
338 a. C.
Sucedido por:
Cayo Sulpicio Longo y Publio Elio Peto
Precedido por:
Cayo Petelio Libón y Lucio Papirio Cursor
Cónsul de la República Romana junto con Décimo Junio Bruto Esceva
325 a. C.
Sucedido por:
Año de la primera dictadura de Lucio Papirio Cursor