Liutprando

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tremis de Liutprando

Liutprando (n. c. 685) fue rey de los lombardos de 712 a 744 y es recordado por su "Donación de Sutri", en 728, que supuso la fundación histórica de los Estados Pontificios. Tras derrotar al Imperio bizantino en Rávena, logrando finalmente que el Exarcado de Rávena fuese lombardo, Liutprando avanzó hacia Roma por la Vía Cassia, pero salió a su encuentro en la antigua ciudad de Sutri el Papa Gregorio II. En este lugar, ambos llegaron a un acuerdo, por el cual Sutri y algunas ciudades de las colinas del Lacio se concedían al Papado, "como donación a los santos apóstoles Pedro y Pablo" según el Liber Pontificalis. Se trataba de la primera extensión del territorio papal fuera del ducado de Roma.

El rey Luitprando fue uno de los reyes más fieles en la adopción del catolicismo..[1]​ En el año 725 ordenó realizar un apropiado entierro a los restos descuidados de Boecio en Pavía en la Basilica di San Pietro in Ciel d'Oro, construyendo una adecuada sepultura. [2]

Fue cercano a los papas y a la Iglesia, el papa Gregorio II convenció al rey lombardo de no invadir Roma, y este no solo abandonó la ciudad, sino que también donó el castillo de Sutri y los territorios encontrados a su alrededor, donde más tarde se construiría el punto principal de los Estados Pontificios. Otro episodio similar ocurre en el año 741 cuando Zacarías (papa) consiguió una tregua con Luitprando que duraría 20 años recuperando gran parte del territorio en el ducado de Roma.[3]

Cuando muere el rey Luitprando en el año 744, es sucedido por su nieto Hildebrando tomando el trono de Pavía, aunque sería por solo seis meses, puesto sería remplazado por el duque de Friuli, Raquis. Luitprando fue uno de los reyes que perfeccionaron la ley lombarda, aquella que se iniciara en el edicto del año 643, fue un sabio legislador incorporando 153 nuevos artículos al edicto de Rotario. Su ley castigaba a aquellos padres permitieran el matrimonio de sus hijas antes de los doce años, castigó la bigamia y también el adulterio con penas severas como el azote para la mujer y asimismo como aquel que la sedujese moriría en el fuego. También castigaría a los romanos que realizaran abusos deshonestos a las matronas que trabajasen en los lavabos. En Pavía restauró la casa de moneda. A su muerte es enterrado junto a su padre en la Iglesia de San Adriano.[4]


Predecesor:
Ansprando
Rey de los Lombardos
712-744
Sucesor:
Hildebrando

Notas[editar]

  1. Ana Martos Rubio Papisas y teólogas: Mujeres que gobernaron el reino de Dios en la Tierra. de enero de 2010 Ediciones Nowtilus S.L.p 122
  2. LEONOR PÉREZ GÓMEZ. LA CONSOLACIÓN DE LA FILOSOFÍA. 1997. p.20. EDITORIAL AKAL.ISBN 978-84-460-0786-9
  3. Luis Jiménez Alcaide. Los papas que marcaron la historia. 7 de septiembre de 2014. Editorial Almuzara. ISBN 9788416100750
  4. Indro Montanelli. Historia de la Edad Media. 3 de julio de 2014. Editorial Debolsillo.ISBN 9788497597371

Fuentes[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]