Litopón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El litopón es un pigmento natural de óxido de zinc no tóxico y de buena capacidad de cubrimiento que ha sido adaptado para fines pictóricos y artísticos desde la antigüedad. Se usa para preparar pinturas blancas, esta sustituyendo a otros pigmentos basados en el plomo —muy tóxico— desde finales del siglo XIX. También se denomina "blanco de zinc", "blanco litopón" y "Blanco de Comines". Escrito en muchas ocasiones como Blanco de Cinc, es conocido en muchos lugares como Blanco de China permanente, o bien, Blanco Nieve.

Este polvo de óxido de cinc es de una tonalidad blanca bastante pura, casi fluorescente con una gran intensidad de pigmentación, aunque en algunas técnicas suele dar un cierto tono amarillento.

Otro pigmento blanco muy usado en estos fines artísticos es llamado "blanco de titanio",sacado a partir del dióxido de titanio. Tiene un color tremendamente puro, muy brillante, se usa en las técnicas en las que se trabaja una tonalidad muy homogénea contrastando con el Litopón.