Lipoatrofia semicircular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lipoatrofia semicircular
Clasificación y recursos externos
CIE-10 L90.8 (ILDS L90.876)
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La lipoatrofia semicircular[1] es un trastorno de la grasa subcutánea que se suele manifestar con un hundimiento en la cara anterior y lateral de los muslos y, a veces, de los antebrazos.[1]

Historia[editar]

El fenómeno fue relacionado por primera vez con edificios en tres pacientes, en 1974 por dos médicos alemanes, Gschwandtner y Munzberger.[2] y en 1981 por dos dermatólogos del ST. Bartholomew´s Hospital, de Londres (Karkavitsas y Millar).[3]

Descripción[editar]

Puede estar presente tanto en una extremidad (unilateral) como en las dos (bilateral). A veces puede estar acompañada de picores, alteraciones en la sensibilidad de la zona afectada y en el menor de los casos de molestias y dolor. La enfermedad, benigna y reversible, suele afectar a las mujeres y acostumbra a aparecer en los muslos. La lipoatrofia semicircular afecta a los/las oficinistas. Su forma típica consiste en una disminución de la grasa de los muslos formando un semicírculo a una altura de unos 70-75 cm, distancia que coincide con la altura media de los muebles de oficina.[4] [5] o por campo electromagnéticos.[6] Las fuerzas del campo magnético no superaban ningún valor límite recomendado, sin embargo, eran siempre apreciablemente más altas cuando el puesto de trabajo lo ocupaba un trabajador diagnosticado de LS.[7]

La Generalidad de Cataluña reconoce la lipoatrofia como accidente laboral, a pesar de que aún se están estudiando sus causas, tiene que ver con el entorno laboral, la baja humedad relativa, las mesas con estructuras metálicas, con cantos a una altura entre 70-75cm y sin toma de tierra, cosa que favorece las descargas electrostática.[8] [9] [10]

A pesar de algún otro caso anterior, la enfermedad apareció en forma de brote en febrero de 2007 en Barcelona, y desde entonces se han ido detectando un numero mayor de casos en diferentes oficinas a lo largo del territorio nacional. A pesar de ser una enfermedad bastante desconocida, con poca literatura científica y poco estudiada, se cree que hay diversos factores (comunes allí donde ha habido casos) que facilitan su aparición: lugares con baja humedad relativa, mesas con estructura metálicas y descargas electrostáticas. El LS parece ser reversible, en los 95% de los empleados que se jubilaban desaparecía totalmente.

Aunque la causa concreta sigue siendo desconocida, los campos eléctricos (V/m), los campos magnéticos (µT), la electricidad estática (V), la humedad relativa (%HR) y los hábitos posturales juegan un papel muy importante en este fenómeno.[11]

Diagnóstico diferencial[editar]

Es importante distinguir entre la forma anular de lipoatrofia y las formas adquiridas, que se producen como consecuencia de inyecciones intramusculares o subcutáneas.[12] [13]

Referencias[editar]

  1. a b Rapini, Ronald P.; Bolognia, Jean L.; Jorizzo, Joseph L. (2007). Dermatology: 2-Volume Set. St. Louis: Mosby. ISBN 1-4160-2999-0. 
  2. Gschwandtner WR, Münzberger H. Lipoatrophia semicircularis. Ein Beitrag zu bandförmig-circulären Atrophien des subcutanen Fettgewebes im Extremitätenbereich. Der Hautartz 1974; 25: 222-227 / Gschwandtner WR, Münzberger H. Lipoatrophia semicircularis. Wiener klein. Wochenschr. 1975; 87: 164-168
  3. Revista British Journal of Dermatology en el Volumen 105, pág. 591.
  4. Hodak E, David M, Sandbank M (1990). «Semicircular lipoatrophy--a pressure-induced lipoatrophy?». Clin. Exp. Dermatol. 15 (6):  pp. 464–5. doi:10.1111/j.1365-2230.1990.tb02147.x. PMID 2279347. 
  5. Gómez-Espejo C, Pérez-Bernal A, Camacho-Martínez F (2005). «A new case of semicircular lipoatrophy associated with repeated external microtraumas and review of the literature». Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology : JEADV 19 (4):  pp. 459–61. doi:10.1111/j.1468-3083.2005.01092.x. PMID 15987293. 
  6. Flagothier C, Quatresooz P, Pierard GE (2006). «Electromagnetic lipolysis and semicircular lipoatrophy of the thighs» (en francés). Annales de dermatologie et de vénéréologie 133 (6-7):  pp. 577–80. doi:10.1016/S0151-9638(06)70967-X. PMID 16885849. 
  7. Maes A, Curvers B, Verschaeve L. Lipoatrophia semicircularis: the electromagnetic hypothesis. Electromagnetic Biology and Medicine 2003; 22
  8. Hodak E, David M, Sandbank M (1990). «Semicircular lipoatrophy--a pressure-induced lipoatrophy?». Clin. Exp. Dermatol. 15 (6):  pp. 464-5. PMID 2279347. 
  9. Gómez-Espejo C, Pérez-Bernal A, Camacho-Martínez F (2005). «A new case of semicircular lipoatrophy associated with repeated external microtraumas and review of the literature». Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology : JEADV 19 (4):  pp. 459-61. doi:10.1111/j.1468-3083.2005.01092.x. PMID 15987293. 
  10. Flagothier C, Quatresooz P, Pierard GE (2006). «Electromagnetic lipolysis and semicircular lipoatrophy of the thighs» (en francés). Annales de dermatologie et de vénéréologie 133 (6-7):  pp. 577-80. PMID 16885849. 
  11. Lipoatrofia Semicircular (LS)
  12. Atlan-Gepner C, Bongrand P, Farnarier C, Xerri L, Choux R, Gauthier J.F,Brue T,Vague P, Grob JJ, Vialettes B. Insulin-induced lipoatrophy in type I diabetes.Diabetes Care.1996; 9: 1283-1285.
  13. Imamura S, Taniguchi S. Lipoatrophic lesions preceded by pain and erythema a new clinical entity? Eur. J. Dermatol. 2000; 10: 540-541
Bibliografía
  • Senecal S, Victor V, Choudat D, Hornez-Davin S, Conso F. Semicircular lipoatrophy: 18 cases in the same company. Contact Dermatitis 2000; 42: 101-120.
  • Filona G, Bugatti L, Nicolini M, Ciattaglia G; Lipoatrofia semicircolare: due casi. Unita Operativa di Dermatologia Ospedale "
  • A. Murri" ASL, Cruceta, G., Síndrome de Lipoatrofia Semicircular relacionado con los Edificios, Revista El Instalador, 2007, nº 444:114-121).

Enlaces externos[editar]