Limpieza de sangre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Limpieza de sangre es una novela escrita por el español Arturo Pérez-Reverte. Es la segunda entrega de la colección Las aventuras del capitán Alatriste y fue publicada en 1997.

Personajes[editar]

  • Diego Alatriste El capián Alatriste
  • Íñigo Balboa y Aguirre
  • Francisco de Quevedo
  • Álvaro de la Marca, Conde de Guadalmedina
  • Conde de Olivares
  • Fray Emilio Bocanegra
  • Luis de Alquézar
  • Angélica de Alquézar
  • Gualterio Malatesta
  • Caridad la Lebrijana

Trama[editar]

Luego de la aventura de los dos ingleses narrada en El capitán Alatriste, Francisco de Quevedo se acerca a Diego Alatriste para pedirle su ayuda. Un padre y sus dos hijos desean rescatar a su hija del convento donde se encuentra recluida porque tienen fuertes sospechas de que el padre confesor abusa de su posición para tener contacto carnal con las novicias. Ellos se sienten indignados porque la sociedad los discrimina pues, a pesar de ser católicos, tienen antepasados que fueron judíos y por ello no gozan de una debida «limpieza de sangre».

Diego Alatriste acude al convento acompañado de Francisco de Quevedo y su paje, Ínigo Balboa. Los alguaciles les esperaban para tenderles una trampa, y una vez dentro de él se inicia la lucha. El asalto al convento es un crimen penado con la muerte. Todos lograron escapar menos Íñigo Balboa, quien es capturado por Gualterio Malatesta y llevado ante el Tribunal de la Inquisición.

Diego Alatriste busca liberar a Íñigo y en su desesperación, al enterarse de que detrás de la emboscada se encontraba el Secretario Real Luis de Alquézar, entra en la casa de Alquézar y lo ataca. La sobrina del secretario, Angélica de Alquézar, lo encuentra y lo ataca, causando un gran alboroto y la huida de Alatriste.

En un encuentro previo al asalto del convento, Íñigo Balboa recibe de Angélica de Alquézar un extraño dije con inscripcionoes que no identifica. Durante su reclusión en los calabozos de la Santa Inquisición, se descubre que este dije tiene caracteres hebreos, por lo que Íñigo es programado para presentarse en el siguiente auto de fe.

Diego Alatriste acude al Conde de Guadalmedia, y por vía de este al Conde de Olivares, privado del Rey. El Conde de Olivares accede a ayudar a Alatriste y le entrega los datos para acceder a un secreto. Quevedo viaja a recogerlo. Mientras tanto, todo queda expedito para que se lleve adelante el auto de fe.

Durante el auto de fe, estando ya por dictarse la condena de Íñigo Balboa (hoguera por judaizante), Quevedo llega y muestra a Luis de Alquézar los documentos que prueban que él tampoco goza de una adecuada limpieza de sangre, y que constituían el secreto que el Conde de Olivares les confió para ayudar a Balboa. Alquézar suspende el auto de fe y ordena la liberación de Balboa. En ese auto de fe es quemada en la hoguera la novicia que iba a ser liberada por Alatriste; pero su hermano mayor (único sobreviviente del asalto) logra asesinar al confesor.