Ley de Jante

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La ley de Jante en una placa conmemorativa en la casa natal de Aksel Sandemose en Nykøbing Mors

La ley de Jante (en danés y noruego: Janteloven; en sueco: Jantelagen) es una serie de leyes basadas en la idea de que todos son iguales en la sociedad y que, por lo tanto, nadie debe creerse mejor que los demás, aún porque sepa más que ellos. La idea de que no se debe pensar que se es mejor que otras personas es parte del espíritu nacional danés, pero se desarrolló en la novela de 1933 En flygtning krydser sit spor (en español: Un refugiado cruza su camino) de Aksel Sandemose. Este relato trata de la vida de Espen Arnakkes, quien crece a principios del siglo XX en la ciudad ficticia de Jante, de ahí el nombre de la ley.[1][2]

La ley de Jante formula en palabras una ley no escrita, que dice que no se debe sobresalir o pensar que se es superior a los demás nunca. La ley de Jante está vinculada a la cultura escandinava, sin embargo, existen fenómenos similares en muchos lugares del mundo. En la cultura anglosajona, se usa el término síndrome de la amapola alta, por el cual personas con méritos genuinos son odiadas, criticadas o atacadas a causa de sus habilidades o logros.[3]​ En tanto en la cultura japonesa hay un proverbio que dice: «El clavo que sobresale recibe un martillazo», frase que eleva la virtud de la modestia o kenkyo (謙虚) a herramienta de cohesión social.[4][5][6]

Los artículos de la ley de Jante[editar]

Aunque en realidad existen 10 reglas o mandamientos diferentes en la ley de Jante, se habla de ella en general como si se tratara de una sola. La palabra danesa loven significa 'la ley'. Las normas son las siguientes:[7]

1. No debes pensar que eres algo especial

2. No debes pensar que eres tan bueno como nosotros

3. No debes pensar que eres más inteligente que nosotros

4. No debes imaginarte que eres mejor que nosotros

5. No debes pensar que sabes más que nosotros

6. No debes pensar que eres más importante que nosotros

7. No debes pensar que tú eres bueno en algo

8. No debes reírte de nosotros

9. No debes pensar que le importas a alguien

10. No debes pensar que puedes enseñarnos algo

Posteriormente se agregó un undécimo mandamiento a la lista, al que generalmente se le llama «código penal de Jantelagen»,[8]​ norma que está redactada en forma de pregunta:

- ¿Acaso crees que no sabemos nada de ti?

El uso de este «código penal de Jantelagen» se explica mejor en esta cita de la novela del propio Aksel Sandemose:

«Esa única frase (la undécima regla), que actúa como código penal de Jante, como tal era rica en contenido. Era un cargo genérico sobre todo tipo de cosas, y tenía que ser así, porque no se permitía absolutamente nada. También era una acusación elaborada, con todo tipo de sanciones esperables nada específicas. Además era útil, dependiendo totalmente del tono de voz, en la extorsión financiera y la incitación a cometer actos delictivos, y también podía ser el mejor medio de defensa»
- Del capítulo Puede que creas que no sé nada sobre ti

Esta ley impregnó las culturas de Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia, países en los que se desaprueba que una persona se considere o sea mejor en inteligencia, fuerza, belleza, o cualquier otra cualidad o habilidad, por encima de las demás.

A los que violan esta norma no escrita se les mira con cierta hostilidad y se considera que van en contra del deseo escandinavo de conseguir una igualdad y justicia social entendida como una igualdad total.[9]

Efectos en la sociedad[editar]

Aunque pretende ser una crítica a la sociedad en general, el significado de la ley de Jante ha ido cambiado para referirse ahora a la desaprobación contra las personas que quieren romper con su grupo social o alcanzar una posición superior.[10]

Es común en Escandinavia mencionar la ley de Jante como algo esencialmente danés, noruego o sueco, que se extiende a algunas regiones de Gran Bretaña que tuvieron algún tipo de influencia vikinga.[11]​ Las reglas son abordadas como una forma de comportarse para encajar socialmente, lo que se manifiesta en la manera de vestirse muy similar en dichas sociedades, o el tipo de automóviles o electrodomésticos que las personas compran.[7]

En ocasiones se afirma que la ley de Jante solo aplica para personas del campo, pero se observa que también afecta a áreas urbanas y cosmopolitas.[7]

Si bien la intención original era sarcástica, Kim Orlin Kantardjiev, un político noruego y asesor educativo afirmó que la ley de Jante se enseña en las escuelas de Noruega como un código social para fomentar una dinámica de grupo para la integración social,[12]​ atribuyéndole el mérito de alimentar los altos puntajes en el índice global de felicidad de los países nórdicos.[7]​ También se ha sugerido que la satisfacción con un estilo de vida monótono, es parte de la felicidad en los países escandinavos.[13]

Sin embargo, en Escandinavia, también se ha vinculado la ley de Jante con las altas tasas de suicidio que sufren.[14]​ En sociedades como la noruega se han expresado reacciones en contra de la ley de Jante, colocándose incluso una lápida para la ley de Jante, declarándola «muerta» en 2005. Sin embargo, otros han cuestionado que alguna vez desaparezca, pues podría estar muy firmemente arraigada en la sociedad.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Janteloven - Faktalink, af Karina Søby Madsen
  2. Janteloven fra lex.dk - Den Store Danske
  3. Bernardo, Davinia (23 de junio de 2021). «Altas capacidades y el Síndrome de la Amapola Alta». Programadespierta.es. Consultado el 6 de julio de 2021. «En Australia y Nueva Zelanda la denominación con la que se acuña a las personas con altas capacidades es “amapolas altas” (tall poppies). El síndrome de la amapola alta se refiere a aquellas personas que destacan por encima de las demás por sus habilidades, cualidades o por haber alcanzado un gran éxito». 
  4. Vàzquez, Carlos H. (7 de septiembre de 2015). «El clavo que sobresale». Forbes. Consultado el 7 de julio de 2021. «La cultura japonesa sintetiza muy bien esta pandemia mental: Deru kui wa utareru. Que viene a significar que el clavo que sobresale es el que se lleva el martillazo». 
  5. «Entendiendo el Japón Contemporáneo». Universidad de Alicante. 2015. Consultado el 7 de julio de 2021. «Deru kui wa utareru, "el clavo que sobresale recibirá el martillazo"». 
  6. «La ¿falsa? modestia japonesa». 13 de mayo de 2014. Consultado el 7 de junio de 2021. 
  7. a b c d e Redacción, BBC News Mundo (12 de agosto de 2018). «Ley de Jante: los extraños 10 principios nacidos de una novela de los años 30 que explican la forma de ser de los escandinavos». BBC. Consultado el 6 de julio de 2021. «La Ley de Jante es una suerte de código de comportamiento que la gran mayoría de los individuos en estas sociedades tiene internalizado. Son diez mandamientos que casi todos los escandinavos aprenden de pequeños que tienen como objetivo desalentar el desarrollo de la superioridad individual y la ambición». 
  8. Aksel Sandemose, 1968: För vad är en grundlag utan möjlighet till utmätning av påföljder?
  9. «Por qué hablar de dinero es tabú en Suecia (y cuáles son las ventajas e inconvenientes de esta costumbre)». El Universo. 11 de noviembre de 2019. Consultado el 7 de julio de 2021. «Jantelagen es una regla social no escrita que existe en Suecia y en el resto de los países nórdicos", le dijo a la BBC Akinmade Åkerström, que explora este concepto en el libro "Lagom: el secreto sueco de vivir bien». 
  10. Andersen, Steen (6 July 1992). «Den løbske Jantelov» [The Runaway Jante Law]. Morsø Folkeblad. Consultado el 28 April 2015. 
  11. «Janteloven en danés, o la Ley de Jante.». Consultado el 7 de julio de 2021. «Al principio me sorprendía todo lo referido a la cultura danesa, pero después descubrí la Ley de Jante, en danés llamada Janteloven, significando "loven" la palabra "ley" en danés, que aparentemente es una ley muy arraigada en todos los países nórdicos, no solo en Dinamarca. También se puede encontrar sus normas en otras culturas, como en algunas zonas de Gran Bretaña donde hace siglos llegaron los vikingos suecos». 
  12. Agenda Magasin online
  13. «The happiness of the Danes can easily be explained by 10 cultural rules». quartz. 
  14. Klas Leffler in MittMedia Allehanda Västernorrland 2016-07-16