Leucipa y Clitofonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Leucipa y Clitofonte
de Aquiles Tacio Ver y modificar los datos en Wikidata
P.Oxy. X 1250.jpg
Género Novela griega antigua Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Koiné Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original Τὰ κατὰ Λευκίππην καὶ Kλειτoφῶντα Ver y modificar los datos en Wikidata
País Imperio romano Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Las Aventuras de Leucipa y Clitofonte (en griego τὰ κατὰ Λευκίππην καὶ Kλειτoφῶντα), escrita por Aquiles Tacio, es una de las cinco novelas griegas conservadas. Esta obra guarda notables semejanzas con la novela Dafnis y Cloe de Longo.

Resumen de argumento[editar]

El narrador, un personaje anónimo, es abordado por el joven Clitofonte que le acaba relatando sus increíbles aventuras.

Según este relato, Clitofonte, aunque estaba prometido a su hermanastra Caligone, se enamora perdidamente de su prima Leucipa que está de visita en Tiro, ciudad natal del joven. Hasta Tiro llega también Clistenes, un joven procedente de Bizancio, que pretende secuestrar Leucipa, que tiene gran fama de bella. Sin embargo, Clistenes yerra y secuestra a Caligone, la prometida del protagonista, en lugar de Leucipa.

Clitofonte, eliminado uno de los obstáculos a su amor, intenta visitar a Leucipa por la noche en su habitación, pero la madre de esta, alertada por un sueño premonitorio, los descubre. Temiendo represalias, los dos amantes huyen de Tiro en un barco. Allí conocen al infeliz Menelao cuyo novio acaba de morir. Tras padecer un naufragio, llegan a Egipto donde un grupo de bandidos los captura. Clitofonte es rescatado, pero no Leucipa a quien los crueles bandidos pretenden sacrificar. Clitofonte cree ser testigo del terrible sacrificio de su amada y decide sucidarse junto a la tumba de ella. Finalmente, se descubre que Leucipa no había sido sacrificada y que todo había sido una representación.

El ejército egipcio pronto rescata al grupo de cautivos, pero el general de los soldados cae enamorado de Leucipa. Esta no tarda en atraer las iras de una rival que le suministra un brebaje que provoca la locura. Leucipa se salva finalmente gracias al antídoto que un nuevo personaje, Cereas le proporcionan. Entonces los enamorados marchan confiados a Alejandría donde la tragedia vuelve a sobrevenirles: Cereas, enamorado de Leucipa, la secuestra y hace creer a Clitofonte, que los persigue, que esta ha sido decapitada.

Clitofonte regresa desolado a Alejandría donde conoce a Melita, un viuda de la ciudad de Éfeso, que se enamora perdidamente de él. Clitofonte acepta casarse con ella y marchar con ella a Éfeso. Sin embargo, Clitofonte no es capaz de consumar el matrimonio. Una vez llegan a Éfeso, descubre allá que su amada Leucipa está viva, igual que Tersandro, el marido de Melita. Este regresa a casa e intenta procesar a Clitofonte por adulterio.

Finalmente, Clitofonte prueba su inocencia. Leucipa, por su parte, prueba que su virginidad se mantiene intacta entrando en el templo de la diosa Artemisa. En ese momento, Sostratos, padre de la joven, llega Éfeso y anuncia a los jóvenes que tanto él como el padre de Clitofonte aprueban el matrimonio de ambos jóvenes. La novela acaba con la boda de los amantes.