Leche evaporada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Envase de leche evaporada "Borden's" de la segunda mitad del siglo 20. De la colección del Museo del Objeto del Objeto.

La leche evaporada es un lácteo que se ofrece enlatado y que soporta grandes periodos de almacenamiento debido a los procesos de deshidratación realizados a la leche cruda, a los que se les ha quitado cerca de un 60% del agua existente en la leche. Su aspecto concentrado difiere de la leche condensada, aunque también se las denomina indistintamente por su similitud esencial, si bien esta última posee agregado de azúcar con el objeto de inhibir el crecimiento bacteriano, mientras que la leche evaporada no contiene azúcar. Aunque coloquialmente se le conoce como leche evaporada su nombre real es el de leche parcialmente evaporada o semi-evaporada ya que en su proceso de elaboración se le ha quitado cerca de un 60% del agua existente en la leche; no el 100%.

Historia[editar]

La leche evaporada así como otros alimentos en conserva o enlatados se originaron a partir de los experimentos realizados por el científico francés Nicolás Appert,[1] aunque fue el mismo Marco Polo el que pudo observar como en Mongolia se ponía leche al sol para que sufriera un proceso de evaporación y de esta manera aumentar su periodo de conservación. Ekenberg y Merrill fueron los primeros en patentar el proceso de spray en los Estados Unidos.[2] El 14 de junio de 1885 se creó la primera empresa dedicada a la producción de leche evaporada Highland Evaporated Cream.

Antes de la época de los refrigeradores domésticos, la leche evaporada era muy popular ya que era un sustituto de la leche que podía soportar grandes periodos de almacenamiento y que para su consumo bastaba tan solo añadir agua. Así, en las décadas de 1920 y 1930 la leche evaporada se comercializó ampliamente con bajos precios. Algunos estudios de esa época sugerían que los bebés alimentados con leche evaporada era tan bueno como la leche materna, aunque esta creencia ya no es recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda la leche materna[3] .

Uso actual[editar]

En la actualidad este producto se emplea en la repostería casera. El periodo de almacenamiento de la leche evaporada puede ir desde semanas hasta meses, dependiendo de los procesos, su contenido añadido y la proporción de grasa, por tanto, de la marca del producto.La leche evaporada se asemeja a la leche condensada, pero a esta última se le añade una alta cantidad de azúcar.

Un aspecto interesante que la está haciendo atractiva en la cocina actual es que puede ser un buen sustituto de la nata en la cocina. Mientras que la nata posee muchas grasas saturadas y pocas vitaminas y minerales, la leche evaporada apenas tiene un 10% de grasa y es fuente de proteínas, vitaminas (vitaminas B y A) y minerales (calcio, potasio, magnesio y fósforo) [4] .

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Clark WS Jr. Evaporated milk. In: Francis, FJ, ed. Wiley Encyclopedia of Food Science and Technology. 2nd ed. New York: Wiley, 2000a, pp 661–662. Nicolas Appert Le livre de tous les ménages ou l'art de conserver... Paris, 1831, http://www.appert-aina.com
  2. Beardslee CE. Dry milks. The Story of an Industry. Chicago: American Dry Milk Institute, 1948.
  3. «OMS | Lactancia materna». www.who.int. Consultado el 10 de enero de 2016. 
  4. «La leche evaporada | EROSKI CONSUMER». EROSKI CONSUMER. Consultado el 10 de enero de 2016. 

Enlaces externos[editar]