Laser Ranging Retro-Reflector

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fotografía del retrorreflector láser instalado en la Luna por el Apolo 11.

Laser Ranging Retro-Reflector. También denominado LR-3, se trata de un experimento instalado en el ALSEP de tres de las misiones Apolo (Apolo 11, 14 y 15), si bien no forma parte del mismo, destinado a reflejar un haz de láser disparado desde nuestro planeta, con el fin de medir con elevada precisión la distancia a la que en un momento determinado se encuentra la Luna.

Este experimento se ha venido utilizando desde hace más de 35 años, y continúa activo. El reflector del Apolo 15 es tres veces más grande que los otros dos reflectores de las misiones anteriores, por lo que este reflector fue el objetivo del 75% de las mediciones hechas en los primeros 25 años del experimento. La mejora en la tecnología desde entonces ha resultado en un mayor uso de los dos primeros reflectores, desde distintos observatorios del mundo, como el McDonald Observatory (Estados Unidos) y el observatorio Côte d'Azur (Francia).

Algunos de los resultados de este experimento son:

  • La órbita de la Luna se está alejando de la Tierra a un ritmo de 3,8 centímetros por año, debido a las mareas terrestres.
  • La Luna probablemente tiene un núcleo líquido.
  • Se ha acotado el error de la medida de la constante gravitacional de Newton, por lo que la fuerza de la gravedad es muy estable.
  • La órbita de la Luna medida hasta ahora con los reflectores está dentro de los límites predichos por la teoría de la relatividad de Einstein.

Los dos rovers automáticos del programa soviético Lunojod también llevaron a la Luna pequeños espejos similares. Se recibieron señales de láser rebotadas por el Lunojod 1, pero se perdió el contacto desde 1971, debido a la orientación final de su reflector y cierta incertidumbre sobre su localización en la Luna. En Abril de 2010, un observatorio de la Universidad de California en San Diego, usaron las imágenes del Lunar Reconnaissance Orbiter para localizarlo. El 22 de abril de 2010 y días posteriores se midió la distancia al rover, con éxito, llegando a una aproximación de 1 metro. Para su sorpresa, los reflectores de Lunojod 1 están reflejando mucha más luz que cualquiera de los otros reflectores sobre la Luna. Por su parte, el retro-reflector del Lunojod 2 continúa rebotando las señales de láser enviadas desde la Tierra.

La innegable presencia de los retrorreflectores láser en la superficie lunar ha sido utilizada como un argumento para refutar las afirmaciones de que los alunizajes Apolo eran falsos.

Situación de los L.R.R.R. de las misiones Apolo[editar]

Enlaces externos[editar]