Las medias de los flamencos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Las medias de los flamencos
de Horacio Quiroga Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Cuento infantil Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español
País Uruguay
Fecha de publicación 1917
Texto en español Las medias de los flamencos en Wikisource

Las medias de los flamencos es un cuento infantil del escritor uruguayo Horacio Quiroga, publicado por primera vez en Cuentos de la selva, en 1918.[1]

Resumen[editar]

Las víboras organizaron una fiesta, Invitaron a los sapos, la yacarés, los peces y los flamencos. Todos iban vestidos muy elegantes y hermosos a la fiesta menos los flamencos que iban con su blanca y desnuda piel que hacia que todos se burlaran. Las víboras de coral lucían sus hermosas pieles y unos tutús de los mismos tonos de colores blanco, negro y rojo. Los flamencos al ver sus hermosos colores decidieron ir a comprar medias de esos tonos pero en todas las tiendas les decían que estaban locos y que no existían ese tipo de colores de medias y que eran ridículos. Un tatú al escuchar sus problemas decidió hacerles una pequeña broma les dijo que su cuñada la lechuza podía conseguirles todas las medias que quisieran y los flamencos muy agradecidos fueron a buscar a la lechuza.

La lechuza les dio unas hermosas medias y les advirtió que no podían dejar de moverse en la fiesta si no querían acabar de mala forma, los flamencos un poco confundidos y bobos le hicieron caso pero no entendían porque les decían eso. Al llegar a la fiesta todos estaban asombrados al ver las hermosas medias de los flamencos pero las víboras de coral desconfiaban un poco, así que decidieron ir a ver de que estaban hechas esas hermosas medias que llevaban puestas los flamencos, pero como no paraba de moverse no pudieron ver de que era el material hasta que de tanto bailar, uno de los flamencos cayó en el piso y las víboras corrieron a ver, se encontraron que las medias no estaban hechas de tela o lana sino de cueros de víboras de coral. Muy furiosas fueron a atacar a los flamencos estando seguros que no iban a sobrevivir.

Los flamencos corrieron al agua por el dolor que sentían en sus piernas, y todavía están esperando que el dolor se vaya. Sus patas quedaron de color rosado por el veneno de las víboras de coral.

Personajes[editar]

principales

  • los flamencos
  • las víboras

secundarios

  • la lechuza
  • el resto de animales de la fiesta (ranas, sapos, yacarés y pescados)

incidental

  • los vendedores

Referencias[editar]

  1. Horacio Quiroga (1918). Cuentos de la selva (1ra. edición). Soc. Coop. Ltda., Buenos Aires. 

Enlaces externos[editar]