La ratoncita presumida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ratita presumida, también conocido como La ratoncita presumida, es un cuento folclórico acerca de una ratita y sus diversos pretendientes.

Variantes[editar]

Existen diversas variantes del cuento. En algunas versiones del cuento la ratoncita es seducida por la respuesta del gato, quien maúlla dulcemente cuando pregunta qué hará en la noche. En esta versión la ratoncita contrae matrimonio con el gato, y usualmente es comida por el gato, en la noche de bodas (pero no es todas las variantes).

Otras variantes tienen una tercera parte, en la cual el ratón cae dentro de un caldo y muere, e incluso hay una cuarta parte, en la cual todos los amigos de la ratoncita se dañan ellos mismos describiendo, de alguna manera, sus acciones con una canción, porque se sienten lastima por la ratoncita. Cada personaje incrementa la seriedad de las acciones auto-destructivas, cantando una canción diferente, pero con similitudes con la última canción.

El personaje principal de la historia también puede tener diferentes representaciones tal como una pequeña hormiga o una pequeña cucaracha.

Orígenes[editar]

Este cuento parece haber tenido su origen en la tradición oral y después escrito en forma literaria. También, su forma literaria puede haber dado origen a tantas variaciones. La referencia más reciente de este cuento es encontrado en las obras de Fernan Caballero , Lágrimas (1839) y La Gaviota (1856), pero el cuento completo no es escrito hasta después, en su compilación de sus obras en Cuentos, oraciones, adivinanzas y refranes populares (1877). En esta reciente versión, la ratoncita es una pequeña hormiga, pero sigue casada con un ratón, llamado Ratón Pérez. EL pequeño ratón, después inspiraría Padre Coloma, quien lo haría parte del tradicional folclor español, convirtiéndolo en un tipo de hada de los dientes.

La versión de Fernan Caballero tiene las cuatro partes explicadas en las secciones previas. La tercera y la cuarta parte tienen un paralelismo fuerte con los cuentos de hadas ingleses Titty Mouse y Tatty Mouse, recolectadas en la primera colección de Joseph Jacobs en el libro English Fairy Tales (1890). Joseph Jacobs encontró 25 variantes del mismo cuento gracioso por el mundo desde India hasta España y discutió varias teorías sobre su origen.

Una segunda referencia literaria puede ser encontrada en la obra de Carmen Lyra Cuentos de mi tía Panchita (1920), en el cual, aunque ella reconocía que es el mismo cuento que Fernan Caballero, ella deja la duda a un origen oriental o africano. De Hecho, el cuento is titulado La Cucarachita Mandinga y Mandinga es justo otro nombre para la de gente de Mandinka. Esto conduce a creer en algunas influencias de los esclavos traídos de África. Los cuentos del libro llegaron a ser parte del folclor de Costa Rica, pero La Cucarachita es también conocido en Cuba, México y Panamá. En Panamá se volvió aún más importante tanto que forma parte del folclor panameño después de que fue adaptado en una obra teatral infantil por Rogelio Sinán y con la música de Gonzalo Brenes.

En algunas versiones, la cucaracha no es Mandinga pero Mondinga y en la versión cuabana y caribeña parece ser Martina. Adicionalmente la representación de los personajes principales pueden cambiar de un país a otro, probablemente dependiendo en la gran influencia de Carmen Lyra o Fernan Caballero. La versión puerto-riqueña Pura Belpré (trasmitida de su abuela) fue la primera versión publicada en EUA, traducida como Pérez y Martina: un cuento folclórico puerto-riqueño (1932). En 1936 Calleja publico otra versión la hormiguita se quiere casar, en la cual el ratón es salvado del caldo por la pequeña hormiga.

Existen un par de versiones contemporáneas que vale la pena mencionar, desde que pueden ser encontradas fácilmente en librerías infantiles: la versión de Daniel Moreton La Cucaracha Martina: un folclor caribeño, el cuel parece tomar origen en la versión de Belpre y Joe Hayes, los cuales han remplazado la cucaracha con una mariposa en su cuento Mariposa o Mariposa mariposa: el feliz cuento de la mariposa.

Valor Educacional[editar]

La estructura del cuento hace adecuado la personalización y adaptación a los oídos infantiles. Es también utilizable para enseñar a los pequeños acerca de animales y sus diferentes sonidos, o para hacerlos participar imitando los sonidos. Finalmente, algunos sentidos de peligro pueden ser enseñados para la audiencia en la primera parte del cuento, por mencionar objetos que pueden dañarlos o cosas con las que no deberían jugar.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]