La Trinidad (el Greco)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Trinidad
La Trinidad (El Greco, 1577-1579).jpg
Autor El Greco, H. 1577-1580
Técnica Óleo sobre lienzo
Estilo Manierismo
Tamaño 300 cm × 179 cm
Localización Museo del Prado, Madrid, Bandera de España España

La Trinidad es un cuadro pintado por el Greco (Domenikos Theotokopoulos, 1541-1614). Este óleo sobre lienzo mide 300 centímetros de alto y 179 cm de ancho, y fue ejecutado entre 1577 y 1579, siendo uno de los nueve lienzos que realizó para el monasterio de Santo Domingo de Silos (el Antiguo), en Toledo. Se encuentra en el Museo del Prado de Madrid (España) desde 1832, tras ser comprado por el rey Fernando VII al escultor Valeriano Salvatierra.

Se representa la escena en la que Dios Padre sostiene el cuerpo de su hijo Jesucristo muerto. Sobre ellos el Espíritu Santo representado en forma de paloma. Alrededor de estas tres personas de la Trinidad, aparecen ángeles en diversas posturas, algunos de ellos con expresiones dramáticas en los rostros.[1]

Pintor manierista, el Greco evidencia aquí influencias de Miguel Ángel (en el modelado de la anatomía de las figuras) y también de Tintoretto (en el cromatismo), si bien el esquema general parece tomado de una xilografía de Durero. Predominan los tonos fríos (malva, azul, verde), con aislados toques cálidos que aportan vitalidad a la escena.[1]

La composición es muy original y presenta forma de corazón, dentro de la cual se desarrolla toda la acción del cuadro y de la que sólo queda fuera la paloma representante del Espíritu Santo. El centro del cuadro está dominado por el monumental cuerpo de Cristo, representado según las proporciones tradicionales y alejado de la estilización de las figuras que dominan en obras posteriores del Greco.[1]​ Sin embargo, es evidente el espíritu innovador manierista, reflejado en la serpenteante línea formada por la posición del cuerpo de Cristo y Dios Padre, así como por las irreverentes y exageradas reacciones de los ángeles.

En opinión de A. Visedo, Picasso, se inspira en este lienzo para representar, en su "Guernica", las tres etapas de toda obra pictórica : inspiración (candil-Espíritu Santo), obra de arte (sol-constelación Pegaso-Dios Padre) y pinacoteca (yegua herida-el Prado-Dios hijo). Le encargaron un mural que mostrase al mundo cómo los militares rebeldes estaban destruyendo el Patrimonio artístico español como consecuencia de los bombardeos llevados a cabo sobre Madrid, a diario, durante los meses de Agosto a Diciembre de 1936. El Prado fue alcanzado por nueve bombas incendiarias y los milicianos se vieron obligados a proteger las obras llevándo unas al sótano y otras a las torres de Cuarte en Valencia. "Toda mi vida como artista no ha sido más que una lucha continua contra la reacción y la muerte del arte" (Picasso). Esto es lo que está representado, en opinión de A. Visedo en "Guernica", su lucha contra la destrucción del arte: la yegua herida es la pinacoteca del Prado; su contenido, las obras de arte han sido puestas a salvo por los milicianos (en los bocetos previos, hace salir del vientre de la yegua a Pegaso que finalmente queda convertido en la Constelación). La luz de la inspiración se la trae Mª Teresa Walter en forma de candil.


Referencias[editar]

  1. a b c L. Cirlot (dir.), Museo del Prado I, Col. Museos del Mundo, Tomo 6, Espasa, 2007. ISBN 978-84-674-3809-3, pág. 65.
  2. https://guernicaeramadrid.wordpress.com

Enlaces externos[editar]