La Biga y la Busca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La Busca y la Biga»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La Biga y La Busca eran los dos bloques políticos principales en que estaba dividida la burguesía catalana durante el siglo XV. Abarcaba el relieve actual correspondiente con las cordilleras Costero-Catalanas. La Busca fomentó un modelo anárquico basado en el acceso a los cargos públicos por la fuerza(método denominado "ad baculum" ) mientras que la Biga intentó gobernar conforme a las costumbres romanas.

Orígenes[editar]

En Barcelona, la crisis económica en el ámbito mediterráneo, favoreció la adopción de medidas proteccionistas hacia 1425. Sin embargo, su aplicación requirió vencer la resistencia de la oligarquía urbana o ciutadans honrats (ciudadanos honrados).

Las protestas y motines se sucedieron durante algún tiempo, ante lo cual se adoptaron una serie de cambios y reformas. Los mercaderes y menestrales propusieron algunas medidas entre las que se incluían: la devaluación monetaria, la prohibición de la importación de productos, la mejora de la producción textil y los impuestos a los extranjeros. Los ciutadans honrats proponen medidas más limitadas como los trabajos públicos para atenuar el desempleo.

La intransigencia de este último grupo y su resistencia a las reformas provocaron una crisis políticas y la división en dos bloques políticos opuestos, a partir de 1450: la Biga y la Busca:

  • la Biga ('la viga', por analogía a la pieza de madera que soporta un edificio o estructura), estaba integrada por la mayoría de ciutadans honrats y algunos mercaderes, importadores de telas de lujo. Este grupo social se considera, actúa y vive como un grupo nobiliario: poseían tierras, castillos y derechos señoriales y vivían de rentas. Además tenían el control del poder municipal y se oponían a los sectores vinculados con la economía productiva.
  • la Busca ('la astilla'), en oposición a la Biga fue el partido de los mercaderes, artesanos que aspiraban a controlar el poder municipal para hacer cumplir los privilegios, libertades y costumbres otorgados al pueblo de Barcelona. Deseaban la devaluación monetaria y medidas proteccionistas.

Alfonso el magnánimo mantuvo ante estos dos grupos una postura ambigua, ya que tenía necesidades de financiación y aceptó dinero tanto de miembros de la Busca o buscaires como de miembros de la Biga o bigaires. Además este monarca pretendía, como los otros reyes del siglo XV, imponer su autoridad sobre las cortes catalanas y sobre la nobleza.

Tal como estaba organizado el sistema de elección de los cargos municpales, resultaba imposible el acceso a los mismos de los miembros de la Busca, a menos que mediase intervención del rey.

Bajo el reinado Alfonso el magnánimo, la monarquía como la Busca tenían coyunturalmente como enemigo común a la oligarquía urbana representada por la Biga. Esta oligarquía se oponía tanto a las pretensiones de preeminencia de la monarquía como a la política reformista de los buscaires. Esa situación llevó a una alianza coyuntural de la monarquía y la Busca y así, Alfonso el magnánimo, que se encontraba en Nápoles, encarga la resolución del conflicto entre las dos facciones a uno de sus lugartenientes generales, primero a la reina María y más tarde a Galcerán de Requesens. Los buscaires se agrupan en el Sindicat dels Tres Estaments ('Sindicato de los tres estamentos') en 1452, pero aún a pesar de que estaban bien organizados continuaban sin tener acceso al poder municipal.

El 30 de noviembre de 1453 el lugarteniente general Requesens suspendió las elecciones a consellers ('consejeros') y nombró una nueva conselleria formada por buscaires. Con este cambio de gobierno se lograron implantar medidas tradicionalmente reivindicadas por la Busca: medidas proteccionistas, devaluación de la moneda, saneamiento de la administración municipal y favorecimiento de los productos propios frente a los importados. Para dar cobertura legal a este gobierno, Alfonso, concedió un privilegio de regulación de la ciudad en 1455 que repartía de manera fija la composición de los órganos de gobierno municipal entre los diversos estamentos:

  • Los jurados del Consejo de Ciento, que siempre serían 128, se repartían en cuatro grupos de 32, cada uno formado por miembros de un estamento (ciudadanos honrados, mercaderes, artistas y menestrals).
  • En Trentari, formado por 32 miembros, se dividía en cuatro grupos de ocho, uno para cada estamento.
  • El poder ejecutivo se distribuía así: el conseller en cap y el conseller segon eran ciudadanos honrados, el conseller tercer era mercader, el conseller quart era artista y el conseller cinquè era menestral.

El programa de cambios promovidos por la Busca no tuvo el éxito debido a la oposición feroz de la Biga y la preeminencia que se había dado en el reparto de cargos hacia consejeros de la Biga respecto a consejeros de la Busca. Y en 1462 estalló la guerra civil catalana (1462-1472) al final de la cual la Biga recuperó el poder. La capitulación de Pedralbes de 1472 no castigaba a los instigadores, con el fin declarado de lograr una paz perdurable.

Posteriormente Fernando II de Aragón reformará el Consejo de Ciento.