Jarl Hemmer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jarl Hemmer
Jarl-Hemmer.jpg
Información personal
Nacimiento 18 de septiembre de 1893 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 6 de diciembre de 1944 Ver y modificar los datos en Wikidata (51 años)
Causa de muerte Suicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Finlandesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Sueco Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Poeta Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Tollander award (1920)
  • De Nios Stora Pris (1940) Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Jarl Robert Hemmer (18 de septiembre, 1893 - 6 de diciembre, 1944) era un autor finlandés sueco parlante de Vaasa, Finlandia donde nació en el seno de una familia rica. Su primera colección de poemas se llamó Rösterna y fue publicado en 1914. Su reconocimiento como autor llegó en 1922 con su colección de poesía Rågens rike. Consiguió el Premio Novel nórdico (Stora Nordiska Romanpriset) por En man och hans samvete, un libro sobre la Guerra Civil finlandesa, publicado en 1931. Personalmente atormentado, experimentó varias crisis religiosas, sufrió de alcoholismo y finalmente se suicidó.[cita requerida]

Tras el asesinato de Kaj Munk el 4 de enero de 1944 el periódico danés De frie Danske expresó sus condolencias a otros escandinavos influyentes, incluyendo a Hemmer.[1]

Referencias[editar]

  1. «KAJ MUNK IN MEMORIAM». De frie Danske (en danés). enero de 1944. p. 6. Consultado el 18 de noviembre de 2014. «Ildsjælen Kaj Munk skaanede ikke sig selv. Just derfor haabede alle, at han i det mindre skulde skaanes for andres Vold, men kanske er det kun konsekvent, at de onde Magter, han bekæmpede, allerede nu har ladet ham falde. Der bliver mange, som følger efter i det tilstundende Verdensanarki. Han gaar, som en af Fanebærerne ind i det usynilge Rige, som skal bestaa efter alle vore Mord her paa Jorden, thi faa vidste som han, at kun Ofret kroner Gerningen Ildsjælgen Kaj Munk skaanede ikke sig selv. Just derfor haabede alle, at han i det mindste skulde skaanes for andres Vold, men kanske er det kun konsekvent, at de onde Magter, han bekæmpede, allerede nu har ladet ham falde. Der bliver mange, som følger efter i det tilstundende Verdensanarki. Han gaar, som en af Fanebærerne ind i det usynilge Rige, som skal bestaa efter alle vore Mord her paa Jorden, thi faa vidste som han, at kun Ofret kroner Gerningen».