Inteligencia musical

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La inteligencia musical corresponde a una de las inteligencias del modelo propuesto por [[https://www.google.com/search?q=jeannine+marichal&rlz=1CAILWC_enUY1005&oq=jeannine+marichal&aqs=chrome.0.35i39j46i67i131i433j0i433i512j0i131i433i512j46i175i199i512j46i131i433i512j46i433i512l2j0i512j0i131i433i512.1431j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8]] en la teoría de las inteligencias múltiples. Esta teoría propone que no existe una única inteligencia, sino una multiplicidad. En un principio se propusieron 7, las cuales más tarde aumentaron a 8.

Definición[editar]

Este tipo de inteligencia se relaciona con la capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresarse mediante las formas musicales. Asimismo, esta inteligencia incluye las habilidades en el canto dentro de cualquier tecnicismo y género musical, tocar un instrumento a la perfección y lograr con él una adecuada presentación, dirigir un conjunto, ensamble, orquesta; componer (en cualquier modo y género) y tener apreciación musical, también funciona mucho en distraer. Una persona que posee inteligencia musical es aquella que disfruta siguiendo el compás con su pie o con algún objeto rítmico, también se sienten atraídos incluso por los sonidos de la naturaleza y diversos tipos de melodías.[1]

También puede estar relacionada con la inteligencia lingüística, con la inteligencia espacial y con la inteligencia corporal cinética.

La inteligencia musical también se hace evidente en el desarrollo lingüístico, por cuanto demanda del individuo procesos mentales que involucran la categorización de referencias auditivas y su posterior asociación con preconceptos; esto es, el desarrollo de una habilidad para retener estructuras lingüísticas y asimilarlas en sus realizaciones fonéticas.

Merece la pena resaltar que las personas con discapacidad mental tienen una sensibilidad especial hacia la música, y que incluso, algunas personas con lesiones en el habla, pueden tener una gran capacidad para cantar o seguir un ritmo.[2]

Características de la inteligencia musical[editar]

Algunas de las características relacionadas con esta inteligencia son las siguientes:

  • Capacidad de percibir y expresar formas musicales.
  • Facilidad para aprender canciones y ritmos.
  • Sensibilidad para detectar rápidamente cuando un tono no es correcto o un instrumento musical no está afinado.
  • Capacidad para componer y tocar distintos instrumentos.
  • Gusto por realizar tareas con música de fondo.
  • Sensibilidad especial para escuchar cualquier sonido de su entorno.[3]

Actividades para potenciar la inteligencia musical[editar]

A modo de ejemplo, a continuación se presentan algunas actividades para mejorar o motivar la inteligencia musical.

  • Rodearse de un ambiente donde la música sea importante en la vida cotidiana.
  • Acudir a conciertos y recitales musicales.
  • Aprender a tocar algún instrumento.
  • Asistir a clases de canto, individuales o en grupo (coros)
  • Bailar siguiendo el ritmo de una música.
  • Conocer distintos sonidos e instrumentos utilizados en otras partes del mundo, (música andina, africana, celta, oriental…)[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lapalma, Fernando H. «La Teoría de las Inteligencias Múltiples». La Teoría de las Inteligencias Múltiples. Archivado desde el original el 4 de noviembre de 2016. 
  2. «LA INTELIGENCIA MUSICAL: MOTIVACIÓN AL COMPÁS DE LA MÚSICA». Archivado desde el original el 4 de noviembre de 2016. Consultado el 3 de noviembre de 2016. 
  3. a b «Inteligencia Musical Rítmica – El Lenguaje del Alma». Archivado desde el original el 4 de noviembre de 2016. Consultado el 3 de noviembre de 2016.