Ir al contenido

Inmigración mexicana en Filipinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Mexicanos en Filipinas
Bandera de México Bandera de Filipinas
Mga Mehikano sa Pilipinas (en tagalo)

Joven filipino de ascendencia mexicana.
Pueblo de origen
Lugar de origen Bandera de Ciudad de México Ciudad de México y  Jalisco
Población censal 400-913 hab. (2010)[1][2]
Cultura
Idiomas español mexicano, tagalo, filipino, inglés, entre otros
Religiones Cristianismo
Principales asentamientos
Gran Manila
Davao, Bisayas, Ilocos Norte y La Unión

La inmigración mexicana en las Filipinas, data desde la época colonial española. En Filipinas hay 400 mexicanos residiendo actualmente. La comunidad mexicana se ha establecido en aquellas islas desde hace muchos años atrás. La migración de México fue importante, desde la época colonial y cuando Filipinas comerciaba con este país, durante el Virreinato de la Nueva España, los mestizos mexicanos se mezclaron con los pobladores de las islas, en cantidad similar a la de España y Estados Unidos, sumando mayor número de apellidos de origen español.[3]

Historia

[editar]
Monumento en la Plaza México de Manila.

Las Filipinas y México formaron parte del imperio español, experiencia que dejó una profunda huella en ambas sociedades. Una vez que España comenzó su largo período de decadencia en el siglo XIX, Filipinas y México pasaron a formar parte de la esfera de influencia del emergente coloso del norte, como los Estados Unidos. México como vecino desconfiado y temeroso de las intervenciones norteamericanas y Filipinas como territorio colonial sujeto a los designios de Washington D. C.[4]

En la época colonial, estas islas formaron parte del virreinato de Nueva España, junta con las demás áreas del Pacífico con las islas Marianas y las Carolinas y en corto periodo el norte de Taiwán. Además los españoles realizaron rutas comerciales desde México hasta las Filipinas, los puertos principales del actual México para iniciar sus puntos de partidas eran Acapulco y Puerto Vallarta y destino final Manila, la capital actual de las Filipinas. Las naves españolas a estas rutas, era conocidas como el galeón de Manila.

Tras la llegada de los inmigrantes mexicanos a las Filipinas, pertenecían a diferentes grupos étnicos como la indígena y los mestizos y criollos principalmente, quienes se mezclaron con la población local y además sumando descendientes de apellidos de origen español. La construcción de la fortaleza militar de Zamboanga, contó con la ayuda de estos inmigrantes mexicanos quienes ya se habían instalado en las islas. El legado mexicano en las Filipinas, que consiste un mestizaje entre la cultura española y la indígena de origen maya y náhuatl, se ha quedado marcado en estas islas. Si bien muchas palabras de origen náhuatl, hablado por los indígenas descendientes de los aztecas, se encuentran acuñadas en algunas lenguas locales de Filipinas.

Según Stephanie Mawson en su tesis de maestría en Filosofía titulada "Between Loyalty and Disobedience: The Limits of Spanish Domination in the Seventeenth Century Pacific", en el siglo XVII había miles de colonos latinoamericanos enviados a Filipinas por los españoles por año y en esa época, en este marco, los españoles habían enviado en total 15.600 colonos desde Perú y México.[5]​ mientras que sólo había 600 españoles de España,[6]​ eso complementó una población filipina de sólo 667.612 personas.[7]​ Debido al bajo recuento de población inicial, las personas de ascendencia latinoamericana e hispana se extendieron rápidamente por todo el territorio.[8]

El libro ""Intercolonial Intimacies Relinking Latin/o America to the Philippines, 1898–1964, de Paula C. Park" citando "Forzados y reclutas: los criollos novohispanos en Asia (1756-1808)" dio un número mayor de soldados-inmigrantes mexicanos posteriores a Filipinas, fijando el número en 35.000 inmigrantes en el siglo XVIII,[9]​ en una población filipina que era sólo alrededor de 1,5 millones,[10]​ formando así gran parte de la población.[11]

Tras la difusión del catolicismo en las islas, también los inmigrantes mexicanos llevaron la sagrada imagen de la Virgen de Guadalupe, instalándola en un templo de Intramuros en Manila. Declarándola también patrona de las Filipinas. Actualmente la entrada de Filipinas en la APEC, ha fortalecido los nexos con países de habla hispana, entre ellos como México, país en que las islas comparte una historia común y otros países de habla hispana como Perú y Chile.

Véase también

[editar]

Referencias

[editar]
  1. Instituto de los Mexicanos en el Exterior 2010
  2. http://www.mofa.go.jp/region/asia-paci/philippine/index.html
  3. Mexicana muerta en Filipinas
  4. «Copia archivada». Archivado desde el original el 23 de enero de 2015. Consultado el 23 de enero de 2015. 
  5. (En Ingles)Stephanie Mawson, ‘Between Loyalty and Disobedience: The Limits of Spanish Domination in the Seventeenth Century Pacific’ (Univ. of Sydney M.Phil. thesis, 2014), appendix 3.
  6. (En Ingles)Spanish Settlers in the Philippines (1571–1599) By Antonio Garcia-Abasalo
  7. The Unlucky Country: The Republic of the Philippines in the 21st Century By Duncan Alexander McKenzie (page xii)
  8. (En Ingles)«Filipino-Mexican-Central-and-South American Connection, Tales of Two Sisters: Manila and Mexico». June 21, 1997. Consultado el August 18, 2020. «Tomás de Comyn, general manager of the Compañia Real de Filipinas, in 1810 estimated that out of a total population of 2,515,406, "the European Spaniards, and Spanish creoles and mestizos do not exceed 4,000 persons of both sexes and all ages, and the distinct castes or modifications known in America under the name of mulatto, quarteroons, etc., although found in the Philippine Islands, are generally confounded in the three classes of pure Indians, Chinese mestizos and Chinese." In other words, the Mexicans who had arrived in the previous century had so intermingled with the local population that distinctions of origin had been forgotten by the 19th century. The Mexicans who came with Legázpi and aboard succeeding vessels had blended with the local residents so well that their country of origin had been erased from memory.» 
  9. "Intercolonial Intimacies Relinking Latin/o America to the Philippines, 1898–1964 Paula C. Park" Page 100
  10. "The Unlucky Country The Republic of the Philippines in the 21st Century" By Duncan Alexander McKenzie (2012)(page xii)
  11. Garcia, María Fernanda (1998). «Forzados y reclutas: los criollos novohispanos en Asia (1756-1808)». Bolotin Archivo General de la Nación 4 (11).