Impuesto al Valor Agregado (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El impuesto al Valor Agregado (IVA) es una carga fiscal sobre el consumo, que el estado argentino cobra de forma indirecta a través del vendedor en el momento de toda transacción comercial (transferencia de bienes o prestación de servicios).

Historia[editar]

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) fue creado en 1973, durante el tercer gobierno de Juan Domingo Perón, mediante la ley 20.631.[1]​ El IVA reemplazó a dos impuestos que existían hasta ese momento: el impuesto a las ventas (nacional) y el impuesto sobre las actividades lucrativas (provincial).[2]​ La ley de 1973 definía una alícuota general del 13% y una específica para algunas actividades del 21%, además de un extenso listado de productos exentos como medicamentos, alimentos y bebidas, libros y materiales de construcción.[2]

En 1986 se produjo una reforma impositiva que unificó la alícuota general en el 18%. Entre 1988 y 1990 descendió hasta el 13% pero en 1992 volvió a aumentar hasta el 18%. En abril de 1995 se incrementó la tasa hasta el 21% que se aplica hasta la fecha.[3][4]

Referencias[editar]

  1. «LEY 20631 • Impuesto al valor agregado». Boletín Oficial. 
  2. a b Diego Rubinzal. «Un IVA progresivo». www.pagina12.com.ar. Consultado el 27 de febrero de 2020. 
  3. «Características generales del IVA». www.econlink.com.ar. Consultado el 27 de febrero de 2020. 
  4. «Emergencia. Cuáles fueron los impuestos "temporales " que llegaron para quedarse». www.lanacion.com.ar. 9 de septiembre de 2018. Consultado el 27 de febrero de 2020.