Iberoafricanismos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Iberoafricanismo»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Se denominan iberoafricanismos o especies iberoafricanas a un grupo de especies vegetales y animales cuya distribución se extiende por el norte de África y Sur de la Península Ibérica.

Origen de los iberoafricanismos: la crisis salina del Messiniense[editar]

Comunicación terrestre entre África y Europa hace 5,5 millones de años.

El origen de la presencia de vegetación compartida entre el Norte de África y el Sur de la Península Ibérica se debe a la comunicación terrestre que se formó entre el continente europeo y el africano durante la denominada crisis salina del Messiniense.

Durante el Messiniense, hace casi 6 millones de años, la conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo quedó interrumpida y un puente de tierra se formó entre Europa y África, produciéndose la posible desecación casi completa del Mar Mediterráneo y la acumulación de masivos depósitos de sal en su fondo.

La crisis salina terminó con la inundación de enormes dimensiones del Mediterráneo por aguas Atlánticas hace unos 5,33 Ma,a través de un paso abierto en el actual estrecho de Gibraltar.

Especies vegetales iberoafricanas[editar]

Distribución de Tetraclinis articulata.

Todo el sur de la Península Ibérica tiene presencia de especies procedentes del Norte de África, sin embargo, la mayor acumulación de este tipo de especies se produce en la Provincia botánica Murciano-Almeriense, donde se producen especiales condiciones climáticas desérticas o semidesérticas.

La cantidad de especies vegetales presentes en el Sureste de la Península Ibérica es muy grande, debido a la confluencia, junto con los iberoafricanismos, de especies típicas del bosque mediterráneo, como el pino carrasco, el lentisco, el madroño, la coscoja, la encina, el mirto o el palmito,[1]​ así como gran cantidad de endemismos producidos por las especiales condiciones climáticas del sureste, como la varica de San José, la jarilla, la siempreviva morada, la siempreviva de Cartagena, o el garbancillo de Tallante. Debido a la confluencia de todos estos factores, el sureste de la Península Ibérica se conforma como uno de los puntos con mayor biodiversidad de toda Europa.

Entre los iberoafricanismos vegetales más notables se encuentran:[2]

Galería de iberoafricanismos[editar]

Especies animales[editar]

Tortuga mora.

Al igual que ocurrió con las plantas, algunas especies animales africanas colonizaron el sur de la Península Ibérica. De entre varias, destaca la Tortuga mora (Testudo graeca), si bien su origen autóctono en el sur de la Península Ibérica es controvertido. La distribución de otras especies animales compartidas con el norte de África como la gineta (Genetta genetta), el macaco de Berbería (Macaca sylvanus), presente en Gibraltar, o el erizo moruno (Atelerix algirus) que se distribuye por toda la costa mediterránea y las Islas Baleares, tienen probablemente un origen humano. La presencia del camaleón común (Chamaeleo chamaeleon), con poblaciones en el Sur de Andalucía y Región de Murcia, no tiene tampoco un origen claro.

Espacios naturales protegidos de especies iberoafricanas[editar]

Isla del Ciervo, en el Mar Menor, con una vegetación compuesta por palmitos, cornicales y orovales.
  • Espacio protegido del Cabezo Gordo de Torre Pacheco (Región de Murcia)

Referencias[editar]

  1. ANSE. «La vegetación de las sierras litorales de la Región de Murcia. Asociación ANSE». Archivado desde el original el 1 de abril de 2009. Consultado el 25 de agosto de 2009. 
  2. «El neógeno en la Región de Murcia. Región de Murcia Digital». Consultado el 25 de agosto de 2009.