Hyperuranion

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Hyperuránion tópon[1]​ (en griego antiguo, ὑπερουράνιον τόπον, acusativo de ὑπερουράνιος τόπος, "lugar más allá de los cielos") o topus uranus es un giro platónico para referirse al mundo de ideas perfectas, y más tardíamente, en el medioevo, la región que habita Dios más allá de los cielos.[2]

Nociones[editar]

Platón (siglo IV a.de C.) ha especulado que mientras el mundo de la realidad sensible es apariencia, el mundo de las ideas es la única existencia auténtica y verdadera; es el mundo de las existencias ideales, de las proyecciones "puras" sin espacio ni tiempo de ciertos arquetipos y paradigmas de la realidad, de las entidades incorpóreas, absolutas y eternas; el lugar más allá del cielo (hyperuránion tópon) y por lo tanto del tiempo y el espacio, en él la forma de existencia es intangible y por lo tanto, en su forma peculiar y liviana de ocurrir, eterna. En él las ideas existen jerarquizadas desde las más simples a las más elevadas y perfectas. No es una noción que ocupe demasiado espacio en las obras de Platón - no le dedicó más atención que a la Atlántida por ejemplo - , pero los traductores y estudiosos musulmanes la encontraron de especial interés y le prestaron mucha atención, atención que fue continuada por los estudiosos cristianos y persiste en sus herederos.

Más tardíamente para la palabra griega Hyperuranion, y sobre todo en la época Edad Media Occidental se ha usado la latinización con la forma topus uranus (con el significado de lugar celestial) concepto que para algunos pensadores religiosos describe a Dios en el empíreo, más allá de los cielos (recuérdese que asignaban un cielo, es decir una especie de placa, a cada Dios o Planeta) y desde donde domina todo como su primer motor.[3]

Referencias[editar]

  1. Platón, Fedro, 247b–c
  2. Egidius Schmalzriedt, Platon – Der Schriftsteller und die Wahrheit, R. Piper, 1969, pp. 317, 319, 329.
  3. Katherine Murphy, Richard Todd, "A Man Very Well Studyed": New Contexts for Thomas Browne", BRILL, 2008, p. 260.