Horme

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En la mitología griega, Horme (en griego antiguo, Ὁρμή) era la personificación del esfuerzo y del empeño que pone uno a su trabajo. Era adorado junto a Hefesto y Atenea, y asociado a un demon de la técnica y el arte llamado Tekné. Era el opuesto a Ergía. Había nacido de Nix, sin ninguna intervención masculina.

En el ágora de Atenas había un altar que Horme compartía con Aidos y con Feme.[1]

Referencias[editar]

  1. Pausanias I,17,1.