Historia de las formas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Por historia de las formas (su nombre original en alemán es Gattungsgeschichte o Formgeschichte), más que un método exegético se entiende una escuela exegética que estudia las formas literarias de la Biblia y que comenzó a desarrollarse en el ámbito protestante a partir de 1900 con el descubrimiento de nuevos textos de literaturas elaboradas en zonas cercanas al ámbito judío: Babilonia, Asiria, Egipto, Canaán, etc.

La expresión «historia de las formas» fue extendida por su principal promotor, el teólogo protestante Martin Dibelius.

Forma literaria[editar]

Se trata de tipos o especies de textos que se distinguen de otros por su estructura de acuerdo con los contenidos que el autor quiere expresar. Son diversos los elementos que toma en cuenta: la elección del género literario, el tipo de contenido, el auditorio ideal del texto, etc. pero el más determinante es el autor o recopilador (dado que quien ordena un grupo de textos les puede dar nueva finalidad). especie literaria

Metodología[editar]

La investigación se realiza comparando los textos de la Biblia con los de las literaturas de culturas contemporáneas a ella, pero también comparando textos de la misma Biblia entre sí (sobre todo si se trata de textos de elaborados en diversos períodos históricos). Por tanto, para apoyar el estudio de las formas se requiere un profundo conocimiento de las culturas del período «bíblico».

Un presupuesto del método es que la mayoría de los libros de la Biblia no habrían sido escritos por un solo autor o en una sola oportunidad sino que más bien se trataría de compilaciones. Tal reunión de textos podría haber sido realizada por una persona (y en este caso todo el libro resulta una «forma literaria») o por varias. De cualquier forma, el método exige separar cada texto en sus unidades más breves y compararlo con literaturas del tiempo y de la misma cultura.

La finalidad es recoger lo que haya de tradición (en sus diversas manifestaciones) en cada uno de los textos y responder a los siguientes problemas:

  • Enumerar y distinguir las formas y géneros literarios de cada texto
  • Distinguir la labor del redactor de lo que existía en tradiciones anteriores
  • Dilucidar el proceso de elaboración de las diversas tradiciones

El fruto principal del uso de esta técnica exegética es descubrir los elementos originales y el uso que los autores de los libros dan a las formas literarias del tiempo.

Aplicación[editar]

La técnica ha sido aplicada especialmente a los libros del Pentateuco y a los Evangelios.

Según Rudolf Bultmann, dado que los escritos del Evangelio provendrían de fuentes orales y narraciones, la división de formas quedaría del siguiente modo:

  • Fuentes orales: apotégmatas (polémicas) y palabras del Señor (dichos, sentencias, parábolas, etc.)
  • Fuentes narrativas: milagros y leyendas.

En el caso de las cartas de Pablo este método se ha utilizado para descubrir himnos litúrgicos y profesiones de fe que el autor de la carta estaría citando o habría utilizado en la redacción.

La Pontificia Comisión Bíblica de la Iglesia católica publicó en el año 1964 una instrucción en la que anima a los teólogos católicos a usar esta metodología pero con cautela, dados los presupuestos filosóficos o teológicos que no pueden admitirse pues en su conjunto adolecen de falta de fe o retiran totalmente el elemento sobrenatural (cf. núm. 2 de la Instrucción).

Bibliografía[editar]

  • J. MACKENZIE, Biblical dictionary, Bruce Publishing Company, Nueva York 1965
  • R. BULTMANN, Die Geschichte der synoptischen Tradition, Gotinga 1931
  • PONTIFICIA COMISIÓN BÍBLICA, Instrucción De historica evangeliorum veritate, 21 de abril de 1964