Hispavox

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hispavox
Empresa matriz
Fundación 1953
Fundador(es) José Manuel Vidal Zapater
Desaparición 1985
Distribuidor Parlophone Records (Europa)
WEA International Inc. (Fuera de Europa)
Género(s) Varios
País Madrid, España
Localización España
[editar datos en Wikidata]

Hispavox fue una compañía discográfica española de proyección mundial, que tuvo una duración de 30 años. Actualmente se ha convertido en mero sello discográfico, dentro de la Compañía Parlophone, aunque mantiene gran parte de sus importantes grabaciones, que siguen saliendo al mercado, actualmente bajo los dominios de una financiera inglesa que compró recientemente EMI.

Historia[editar]

Inicio[editar]

La empresa fue fundada por José Manuel Vidal Zapater en 1953,[1]​ quien ejercería como presidente ejecutivo hasta ser sustituido por su hermano Luis Vidal en 1977. La compañía empezó a funcionar en 1955 como fabricante de discos, en principio para otras compañías discográficas del momento, como las filial española de Telefunken o Belter.

Es aproximadamente alrededor del año 1956 cuando empezó a editar y fabricar discos de las empresas francesas Vega y Vogue, así como Discophile Français de música clásica, además de otros de menor importancia. Hispavox inició su andadura discográfica e implantó el sistema "microsurco", pionero en España, únicamente utilizado en esa época por Hispavox.

Durante su periodo fundacional, en tiempos difíciles, en el albur de la industrialización en España, aislada del exterior por razones competitivas, sólo se fabricaba con la importación de materias primas bajo cupos de licencias de importación resultado de convenios bilaterales con países del exterior, incluso se importaban las matrices para el prensaje de discos. La obtención de los contratos, para su edición y distribución en exclusiva, de CBS y WEA que Hispavox editaba cada uno de ellos independientemente, hasta su fusión como WEA y que Hispavox siguió explotando junto a otros de menor importancia completando un volumen de negocio que llevó a la compañía a alcanzar un importante puesto entre las discográficas españolas. Por la exclusividad de la explotación para España de estas dos compañías, consiguió la expansión de su catalogo en todo el mundo: Latinoamérica, EE. UU., Japón, Rusia, etc. Promovió a nivel nacional e internacional todo su catálogo, tanto de música clásica como de folclore, flamenco y canción española; es decir: cubrió todo el espectro musical.[2]

Cabe destacar algunas importantes grabaciones por su excepcionalidad. Por ejemplo, las obras de Antonio de Cabezón, dirigidas e interpretadas por Antonio Baciero, que estuvo varios años buceando en los conventos burgaleses buscando datos que le permitieran grabar tan magna obra; las del maestro Tomás Luis de Victoria; la "Magna Antología del flamenco"; la "Antología del folclore musical de España"; los Cantos Gregorianos grabados en Silos,[3]​ que después de los años alcanzarían un éxito enorme en todo el mundo. Con ello se contribuyó a crear un gran acervo cultural para España.

A nivel comercial Hispavox se anotó un gran triunfo contratando a Sara Montiel en 1958. La actriz-cantante gozaba entonces de una popularidad apabullante en todo el mundo y su primer álbum con Hispavox titulado "La violetera" fue un verdadero éxito internacional. Desde entonces Hispavox editaría todas las grabaciones de la célebre intérprete. Entre otros artistas pop lanzados por Hispavox en esos años se destacaron Monna Bell, Raphael, Karina, etc.

Las zarzuelas de Sorozábal[editar]

Las zarzuelas de Pablo Sorozábal merecen mención especial por su tradición y arraigo en el pueblo español, y por las grandes voces que las interpretaron, como las de Alfredo Kraus, Pilar Lorengar, Renato Cesari, Pedro Lavirgen y tantas otras voces extraordinarias de la lírica española de aquellos tiempos.

Alfredo Kraus[4]​ grabó, desde 1958, Katiuska, La tabernera del puerto y Black el payaso, siguiendo con el resto hasta completar la totalidad de la obra lírica más importante de su repertorio.

La importancia de Hispavox en el mundo, su categoría como marca discográfica, debe buscarse en los éxitos y mejores cantantes de música Pop del momento y la importancia dada a las grabaciones de carácter lírico, sinfónico, popular y flamenco.[2]

Como reiteración de lo anterior, las grabaciones de las zarzuelas de Sorozábal, de las obras del maestro Victoria, de Antonio de Cabezón, los cantos gregorianos y las antologías, tanto del flamenco como de la música popular española, no tenían un carácter comercial, sino que se emprendieron para que formasen, históricamente, parte del acervo cultural de España.

Su catálogo, con cerca de 2.000 títulos, dice de la gran aportación de esta empresa discográfica al mundo de la cultura, y transcurridos los años será un hito histórico cultural.

La llegada de EMI[1][editar]

A partir del año 1977, aproximadamente, se hizo cargo de la dirección de Hispavox José Luis Gil, quien le dio un gran impulso con los productores y compositores de éxito como Danilo Vaona y Rafael Trabucchelli, pero después dimitió y dejó a esta compañía en un momento delicado por diversas causas: que se hubieran terminado las licencias de CBS y WEA y estas compañías se hubieran instalado directamente en España, el aumento de la piratería, las inmediatas renovaciones de artistas y la falta de ayuda económica de los accionistas eran signos que preveían un futuro incierto para la compañía discográfica. Todo ello redujo considerablemente el volumen de negocio.

Por ello hubo que renovar la dirección general, pues la empresa en esos momentos estaba al borde de la suspensión de pagos. Con el equipo humano que quedaba y con Ángel Recuenco como director general y consejero delegado al frente, evitaron que por esa vía jurídica cayera en manos inexpertas el inmenso catálogo realizado durante tantos años de vida comercial y artística, de sus grandes canciones interpretadas por sus grandes artistas, destrozando o mal vendiendo tan magnífico bagaje cultural. En estas circunstancias, la importancia de la venta de Hispavox a una gran multinacional era inevitable, e hizo posible conservar este inmenso catálogo realizado durante 30 años con el esfuerzo y el inmenso trabajo de esta compañía y sus creadores tanto artísticos como realizadores, productores, autores, intérpretes...

No cabe duda de que la pérdida de ventas por haber finalizado los derechos de edición y venta de los catálogos CBS y WEA, que instalaron sus propias compañías, redujeron las ventas de Hispavox en más del 40%, impidiendo seguir con la misma estructura empresarial con la sola explotación de su catálogo. Quizás faltó el deseo de los accionistas por mantener a la empresa, y continuar con la renovación de contratos artísticos, algunos de los cuales se habían conseguido durante la dirección de Ángel Recuenco y su equipo. Se renovaron los contratos de Juan Pardo, Mari Trini, Paloma San Basilio, Massiel, Nacha Guevara, Alaska y unos cuantos más. Otros, como José Luis Perales, Raphael, Bertín Osborne, Mercedes Ferrer, etc., no desearon seguir en Hispavox.

Esta compañía tuvo convenios durante varios años con la empresa discográfica colombiana Codiscos.

Los grandes éxitos de los artistas mencionados, más con otros grandes de la música unidos, compusieron el gran catálogo de Hispavox, que editaron bajo su licencia otras compañías internacionales y distribuyeron por el mundo.

Sería interminable la relación de colaboradores y ejecutivos que dejaron un legado musical para la historia. Esta breve crónica se escribe, como es lógico, años después de la desaparición de Hispavox como sociedad, aunque su sello discográfico permanece junto a sus éxitos de los años 50 hasta los 70, bajo la licencia de una financiera inglesa que compró recientemente todo el gran volumen musical de EMI, y que siguen editando.

Enlaces[editar]

Referencias[editar]

  • Pardo, José Ramón; prólogo, Darío Vico (2005). Historia del pop español: 1959-1986 (D.L. M 10826-2005 edición). Rama Lama (Madrid). pp. 456 p. ISBN 84-934307-0-6. 
  1. a b “La multinacional del disco Emi Music compra la española Hispavox”, [El País], 16-05-1985. Enlace.
  2. a b “Historias para no dormir. Hoy presentamos: Hispavox”, [El Gramóforo], 11-01-2008. Enlace.
  3. “SCHOLA GREGORIANA HISPANA”, [Asociación Hispana para El Estudio del Canto Gregoriano] Enlace
  4. “Alfredo Kraus (Tenor)”, [Biografía de Interpretes], 27-06-2007 Enlace