Hecho en América (episodio de Los Soprano)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

"Hecho en América" (título original en inglés: "Made in America") es el octogésimo sexto y último episodio de la serie de HBO Los Soprano. Es, junto con el primer episodio, el único escrito y dirigido por David Chase, creador de la serie, y fue emitido el 10 de junio de 2007, registrando una audiencia de 11,9 millones de telespectadores, a pesar de competir en antena con el partido final de la NBA.

Protagonistas principales

Resumen del capítulo

Tras apartarse de su familia para protegerla, Tony empieza a tramar la venganza contra Phil Leotardo. Ayudado por el FBI, consigue que no se produzcan más bajas entre sus hombres y finalmente, manda asesinar a Phil. Silvio sigue en coma cuando Tony lo visita, mientras que Corrado Jr, totalmente anulado en el geriátrico, ni siquiera es capaz de recordar que él pertenecía a la Cosa Nostra. La serie concluye con una cena de la familia en un restaurante, dónde Tony, tras llegar y poner Don´t Stop Believing de Journey en la máquina de música, ve como van entrando los componentes de su familia. AJ promete a sus padres reformarse, bajo la al parecer, atenta mirada de un extraño que pulula el restaurante. El capítulo termina cuando Meadow entra en el restaurante, y un fundido en negro sucede a un primer plano del rostro de Gandolfini mirando hacia la puerta. Es un final abierto donde algunos opinan que es una cena común de la familia, tal vez la última, ya que uno de los hombres de Soprano está filtrando información a la policía, mientras que otros piensan que el hombre solitario de la barra, tras entrar en el servicio, coge un arma para matar a Gandolfini y a su familia, como Michael Corleone en el Padrino, lo que justificaría el fundido en negro.