Harina de hueso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La harina de hueso (o fertilizante o abono de hueso) es un compuesto formado por huesos animales y productos de deshecho.[1]​ Se utiliza como fertilizante orgánico en plantas y suplemento nutritivo para animales. También se emplea como fuente de fósforo y proteína.

Utilización[editar]

Suplementos dietéticos[editar]

La harina de hueso y, sobre todo, la harina de carne, se emplea como suplemento mineral/detético en animales monogástricos.

También se solía utilizar como suplemento de calcio para humanos, pero en 1980 se descubrió que podría contener componentes tóxicos y dejó de recomendarse como fuente de calcio.

Fertilizantes[editar]

Como fertilizante, su radio de nitrógeno, fósforo y potasio puede variar ampliamente, dependiendo de sus fuentes. Desde un 3-15-0, el valor más bajo, a 2-22-0, el más alto. La harina de hueso es una fuente de calcio excelente, pero no genera suficiente nitrógeno como para beneficiar a las plantas.

Riesgos de salud[editar]

En la década de los 80 se declaró la harina de hueso como perjudicial para el consumo humano.

Historia[editar]

Durante el siglo 19 en Europa, se produjo una gran cantidad de harina de hueso para emplear en la agricultura.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Brigham and Women's Hospital. «Bone Meal». Consultado el 22 de noviembre de 2012. 
  2. Sir John Sinclair (1832). The Code of Agriculture. Sherwood, Gilbert & Piper. pp. 141-145.