Gil Bel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gil Bel Mesonada
Información personal
Nacimiento 1 de septiembre de 1895
Utebo, Zaragoza (España)
Fallecimiento 14 de julio de 1949 (54 años)
Madrid (España)
Nacionalidad española
Información profesional
Área Periodismo, Novela
Movimiento Escuela de Vallecas

Gil Bel Mesonada, (Utebo, Zaragoza, 1 de septiembre de 1895 - Madrid, 14 de julio de 1949), fue un intelectual español autodidacta, polifacético escritor y periodista, teórico del arte de vanguardia y activo anarcosindicalista.[1]

Biografía[editar]

Nacido en una familia de agricultores acomodados del pueblo de Utebo, apenas a doce kilómetros de la capital.

Con Ángel Samblancat y Joaquín Maurín, padre, editó una revista libertaria en Huesca, El Talión, en 1915.[2]​ En octubre de ese mismo año 1915 comenzó a colaborar en El Ideal de Aragón, órgano del partido Republicano Autónomo Aragonés, editado en Zaragoza y que Gil Bel dirigió entre abril de 1917 y enero de 1919, sustituyendo a su paisano Venancio Sarría. Por estas fechas hizo amistad con el pintor uruguayo Rafael Barradas,[3]​ uno de los inyectores de la naciente vanguardia española.

En 1919 se traslada a Madrid como redactor del diario republicano España Nueva, fundado y dirigido por Rodrigo Soriano, trabajando también como corresponsal en París entre 1920 y 1921. En Madrid compartió con Ramón Acín la efervescencia ideológica y cultural que bullía en aquellos días en la capital de España; además de relacionarse con los aragoneses Federico Comps Sellés, José Luis González Bernal, Alfonso y Luis Buñuel y Honorio García Condoy, Gil Bel entró en contacto[4]​ con los artistas que constituyeron el núcleo original de la Escuela de Vallecas, Benjamín Palencia y Alberto.[5]

En 1923, la dictadura de Primo de Rivera le hizo volver a Utebo. En esos años colaboró en revistas como Alfar, Las 4 estaciones, Noreste o La Gaceta Literaria (1929-1930). Volvió con la Segunda República a la labor sindical en las columnas de Solidaridad Obrera de Barcelona, y del Diario Confederal de la CNT. También colabora en Nueva Senda y el semanario barcelonés Mediterráneo. Durante la Guerra Civil dirigió El Sindicalista'.

Concluida la contienda, y a pesar de que todos los testimonios coinciden en que fue un hombre bueno y de gran corazón (escribe Pérez-Lizano que durante la guerra repartió carnets de la FAI entre algunas gentes de derechas para salvarles de una muerte segura), su filiación anarquista estuvo a punto de costarle la vida; su paisano Eusebio Oliver, médico de la familia Luca de Tena y de los generales Yagüe y Varela, le salvó de ser fusilado. En la posguerra vivió en Madrid, trabajando como gerente de la productora y distribuidora cinematográfica UFILMS; hasta su muerte tras un infarto en plena calle el 14 de julio de 1949.

Novelas de Gil Bel[editar]

  • Nazarenos de violencia y Voces interiores ambas de 1923, y Delicadeza, editada por la Biblioteca Aurora de Buenos Aires (fecha ingnota).
  • Abajo lo burgués, se publicó en La Novela Social de Ediciones Minuesa en 1932
  • El último atentado, publicada el 10 de noviembre de 1922 con el número once de La Novela Roja, del editor Fernando Pintado.[6]

Referencias[editar]

  1. Gil Bel Mesonada. Obra periodística y literaria, edición de José Domingo Dueñas Lorente y Jesús Gómez Picapeo. Zaragoza, 2000. ISBN 8489714878
  2. Felipe Alaiz en Vida y muerte de Ramón Acín. París, sin fecha.
  3. Que pintaría un significativo retrato de Bel (en colección particular de Montevideo), en el verano de 1923 en Luco de Jiloca, pueblecito turolense donde se había refugiado el pintor. En Luco también visitaría a Barradas Benjamín Jarnés; cit.: Jesús Rubio Jiménez "Rafael Barradas: un pintor vanguardista en Aragón", publicado en el número 3 de la revista "El Bosque", Zaragoza, 1992.
  4. Probablemente hacia 1929, pues en 1930 publica un artículo, titulado «Propósitos», que puede considerarse, en el contexto aragonés, como la primera declaración de principios teóricos. Gran Enciclopedia Aragonesa.
  5. El escultor Alberto cita a Gil Bel en su manifiesto "Palabras de un escultor", en la revista ARTE nº2, Madrid, (junio, 1933)
  6. Reseña de J.L.Melero en Rolde. Revista de Cultura Aragonesa, número 79-80, enero-junio de 1997

Enlaces externos[editar]