George Monro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
George Monro
Información personal
Nacimiento 1700
Irlanda Bandera de Irlanda
Fallecimiento 3 de noviembre de 1757 (57 años)
Albany, Nueva York Flag of New York.svg América Bandera de los Estados Unidos
Nacionalidad Británica
Información profesional
Rama militar Ejército británico
Participó en Guerra de los Siete Años, Guerra franco-india y Batalla de Fort William Henry
[editar datos en Wikidata]

El teniente-coronel George Monro (1700-1757) fue un oficial del Ejército Británico, recordado por la defensa de Fort William Henry en 1757 durante la guerra franco-india y la posterior masacre a manos de los nativos aliados de los franceses.

George Monro descendía de una familia militar escocesa que ya tenía bastante fama debido a diversas victorias previas.

Se alistó en el ejército en 1718 y fue ascendido a teniente-coronel en 1750.

En ese mismo año, el explorador Christopher Gist le presenta a Monro a Jack Weeks, quien Gist se quedó impresionado tiempo atrás por su habilidad como carterista y ladrón. Gist le propuso a Monro que llevara al joven como ayudante, y así hizo. Monro se quedó impresionado por Weeks con su astucia y su capacidad para adaptarse. Monro le habló a Weeks sobre el Ejército Británico y sus objetivos, a lo que Weeks se mostró de acuerdo con su filosofía. Un año más tarde, en 1751, Christopher Gist y Jack Weeks se alistaron al Ejército Británico.

En 1757, durante la Guerra Franco-india, fue designado a Fort William Henry con 1.500 hombres. Ese verano fue atacado por los franceses y sus aliados indios, dirigidos por Louis-Joseph de Montcalm. El 3 de agosto de 1757 Monro tuvo que rendir el fuerte a los franceses. Montcalm permitió que los británicos, debido a su "honrosa defensa" y a las negociaciones de Monro, se retirasen a Fort Edward. Sin embargo, no consiguieron llegar todos, pese a estar ambos fuertes separados por menos de 30 km. Los indios aliados de Montcalm, a espaldas de éste, atacaron al regimiento de Monro, causando numerosos muertos.

Jack Weeks eludió a la muerte, y a partir de entonces se mantuvo más aferrado hacia Monro, quién moriría tres meses más tarde, el 3 de noviembre de 1757, en Albany, por el mismo asesino que intentó acabar con la vida de Weeks.