Veurne

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Furnes»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Veurne (Furnes)
Municipio
Veurne markt.jpg
Plaza del Mercado de Furnes (Veurne)

Flag of Furnes, Belgium.svg
Bandera
Blason ville be Veurne (avec ornements).svg
Escudo

Coordenadas 51°04′20″N 2°39′44″E / 51.0722, 2.6622Coordenadas: 51°04′20″N 2°39′44″E / 51.0722, 2.6622
Veurne
Entidad Municipio
 • País Bandera de Bélgica Bélgica
 • Región Flag of Flanders.svg Región Flamenca
 • Provincia Flag of West Flanders.svg Provincia de Flandes Occidental
 • Arrondissement Arrondissement de Furnes
Superficie  
 • Total 96,34 km²
Población (2016)  
 • Total 11,674 hab.
 • Densidad 0,12 hab/km²
Código postal 8630
Prefijo telefónico 058
Sitio web oficial

Veurne (en francés, Furnes, pronunciado /fyʁn/), es un municipio belga perteneciente a la Provincia de Flandes Occidental, capital del Arrondissement homónimo. El municipio comprende las localidades de Avekapelle, Booitshoeke, Bulskamp, De Moeren, Eggewaartskapelle, Houtem, Steenkerke, Vinkem, Wulveringem y Zoutenaaie. En enero de 2016 tenía una población total de 11.674 habitantes.

Historia[editar]

Veurne, en latín Furna, fue fundada en el año 877, formaba parte de las posesiones de la Abadía de San Bertín, ubicada en la ciudad de Saint-Omer. Sobre el año 890, fue fortificada para protegerla de las razias vikingas. Pronto se colocó a la cabeza de la Castellany de Veurne, un gran territorio que cuentó con 42 parroquias y unas 8 parroquias medio independientes, jurando lealtad al conde de Flandes. Veurne se convirtió en ciudad en el siglo XII. Durante el siglo siguiente, el comercio con Inglaterra prosperó. En 1270, sin embargo, las relaciones con Inglaterra se paralizaron y la economía de la ciudad entró en una larga decadencia. El 20 de agosto de 1297, se produjo la batalla de Furnes entre las tropas francesas Roberto II de Artois y las ciudades flamencas comandadas por Guido de Flandes.

El siglo XV vio la construcción de un nuevo ayuntamiento, que se conoce hoy día como el Pabellón de los oficiales españoles, debido a su uso como sede militar hasta el siglo XVII. Como la mayoría de las ciudades de la parte occidental del condado de Flandes), el municipio acusó una fuerte recesión durante problemas económicos y religiosos que dieron origen a la Rebelión de los Países Bajos aunque cuando la ciudad y la castellania se unieron oficialmente, la ciudad floreció, gracias a la agricultura en expansión de la región agraria. Muchos de los edificios emblemáticos de la ciudad pertenecen a esta época.

En 1637 se fundó en la ciudad, la Sodality, una comunidad religiosa, cuyos miembros salieron en procesión en 1644, iniciando una tradición que ha llegado hasta la actualidad. La procesión de los penitentes se celebra cada último domingo de julio en Veurne, siendo una celebración única en la Región de Flandes.[1]

Veurne, Bélgica

La segunda mitad del siglo XVII estuvo marcada por las miserias traídas a la región por las guerras de Luis XIV. El Mariscal e ingeniero militar francés, Vauban, construyó fuertes fortificaciones alrededor de la ciudad, cuyos contornos todavía son visibles desde el aire hoy. José II de Austria derribó los muros y cerró algunas de las instituciones religiosas, poniendo un fin temporalmente a la procesión de penitentes iniciada por los capuchinos, hasta que en 1790 Leopoldo II de Austria volvió a permitirla.

Durante todo el siglo XIX, y los primeros años del XX, Veurne fue una localidad próspera y tranquila. Con la llegada de la I Guerra Mundial, la ciudad se convirtió en un foco de resistencia al ser la única ciudad belga que no fue tomada por los alemanes.[2]​ Durante la Batalla de Yser, el ayuntamiento de Veurne se convirtió en la sede de las tropas belgas al mando de Alberto I y se instaló en la ciudad un hospital militar. En 1920, el presidente francés, Raymond Poincaré, visitó la ciudad para concederle la Croix de Guerre.

Veurne sufrió algunos daños durante la Segunda Guerra Mundial, principalmente de bombardeos aliados, pero también de la inundación estratégica que envolvió toda la zona. Hoy en día, la ciudad es un centro regional, que ofrece servicios comerciales, médicos y educativos a las comunidades circundantes mientras disfruta de una creciente atención turística.

Ciudades hermanas[editar]

Referencias[editar]