Fritigerno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fritigerno[a]​ (m. c. 380) fue un caudillo militar que lideró a los tervingios dentro del Imperio romano de 376 a 380.[1]

Vida[editar]

Durante el mandato del juez Atanarico, este pudo haber amenazado tanto a la aristocracia tervingia como a los romanos. De aquí resultó que Fritigerno se erigiera en su rival, y para conseguir el apoyo del emperador Valente, se hizo cristiano arriano.[2]​ Muchos tervingios se habían convertido al arrianismo durante los siglos III y IV, pero Atanarico continuó manteniendo la antigua religión pagana de los germanos porque consideraba que el cristianismo socavaría las tradiciones góticas.[3]

Con la invasión de los hunos, las medidas defensivas tomadas por Atanarico se mostraron ineficaces frente a los hunos y el juez tervingio fue derrotado en 376, lo que llevó a la devastación del territorio y terminó con la institución del juez tervingio. La mayoría de los tervingios desertaron de Atanarico y dirigidos por Fritigerno y Alavivo fueron admitidos por Valente en el Imperio y cruzaron el Danubio, dado que Fritigerno había sido apoyado por Valente en su lucha contra Atanarico.[4]​ Los tervingios que permanecieron fieles a Atanarico se refugiaron en los Cárpatos.

Se estima que cruzaron el Danubio unos doscientos mil visigodos.[5]​ Alavivo es mencionado como el líder de los tervingios por delante de Fritigerno, posiblemente porque tendría la más alta posición aristocrática.[1]

La migración del pueblo tervingio sobrepasó la capacidad administrativa romana. Aprovechando esta situación, forzaron la entrada grupos de greutungos huyendo de los hunos: los de Farnobio, y lo de la confederación greutunga de los duces Alateo y Sáfrax.[6]

Cuando los tervingios llegaron a Marcianópolis, se produjo un conflicto que generó la guerra gótica (376-382). Alavivo es mencionado por última vez en este momento y Fritigerno pasó a liderar a todos los tervingios.[7]

Fritigerno se alió con los greutungos [8]​ y llevó a cabo el saqueo de Tracia. El 9 de agosto de 378 derrotó al emperador Valente. La victoria de Fritigerno permitió el saqueo de los Balcanes. Solo pequeñas áreas y ciudades, como Atenas y Constantinopla, quedaron libres de su saqueo, en parte debido a la falta de los instrumentos de asedio adecuados en el ejército de Fritigerno. Fritigerno continuó luchando contra los romanos durante los años siguientes a su gran victoria.

En el año 382 finalizó la guerra no con tratado de foedus, sino con una serie de tratados de rendición incondicional (deditio), que no se llevaron a cabo a un grupo unificado de tervingios sino pequeños grupos. Dado que Fritigerno no es mencionado, esto puede deberse a que ya habría fallecido o que sería un mero jefe de algún grupo reducido de tervingios.[9]

Notas[editar]

  1. En gótico, Friþugarnis.

Referencias[editar]

  1. a b Wolfram, 1990, p. 72.
  2. Wolfram, 1990, p. 64.
  3. Wolfram, 1990, p. 69.
  4. Frasseto, 2003, p. 46; Wolfram, 1990, p. 72.
  5. Martos Rubio, 2011, p. 107.
  6. Wolfram, 1990, p. 119.
  7. Wolfram, 1990, p. 72 y 120.
  8. Wolfram, 1990, p. 82.
  9. Halsall, 2007, p. 182.

Bibliografía[editar]

  • Frassetto, G. (2003). Encyclopedia of Barbarian Europe. Society in Transformation (en inglés). ABC-CLIO. ISBN 9781576072639. 
  • Halsall, M. (2007). Barbarian Migrations and the Roman West, 376-568 (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 9780521434911. 
  • Martos Rubio, A. (2011). Breve historia de Atila y los hunos. Ediciones Nowtilus. ISBN 9788499670164. 
  • Wolfram, H. (1990). History of the Goths (Thomas Dunlap, trad.) (en inglés). University of California Press. ISBN 9780520069831. 


Predecesor:
Alavivo
Rey de los tervingios
376-c. 380
Sucesor:
último rey