Freddo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Freddo
Logo-freddo.jpg
Logo actual de Freddo
Tipo empresa y heladería
Fundación 1969
Sede Bandera de Argentina Buenos Aires
Personas clave Raúl Mandia (CEO)
Servicios Heladería / Cafetería
Propietario Grupo Pegasus
Sitio web www.freddo.com.ar

Freddo es una heladería de origen Argentino, fundada en 1969. En la actualidad cuenta con más de 180 locales alrededor del mundo, de los cuales 80 se encuentran ubicados afuera de Argentina.[1][2]​ Freddo es una de las principales cadenas de helado Premium en Argentina.

Historia[editar]

La heladería fue fundada por Salvador Guarracino y su suegro Luis Aversa, inmigrantes italianos que se radicaron en la Argentina en 1931. Aversa se instaló en la Ciudad de La Plata, dónde fundó la heladería Persicco, mientras que Guarracino se estableció en Buenos Aires y se dedicó al comercio de frutas y verduras. Más tarde se decidió que ambos emprendimientos se fusionaran y en 1969 se realizó la apertura del primer local, en el barrio porteño de Recoleta.

Crecimiento[editar]

En 1990 Freddo poseía únicamente tres locales, pero para fines de 1998 la cadena ya contaba con 44 sucursales propias en Argentina, Chile y Uruguay, y se especulaba que su facturación era alrededor de 40 millones de pesos. Ese mismo año se negoció la venta de la empresa al Grupo Exxel, operación que finalmente se concretó por la suma de 82 millones de dólares. Durante esta etapa se logró afianzar la presencia de la marca en otras provincias de Argentina, por lo que el número de sucursales se extendió a 50 (dos de ellas pertenecían a Haagen-Dazs, que no contó con una buena recepción del público argentino). En el año 2000 Freddo facturaba 580 millones de dólares.[3]

Local de Freddo en Buenos Aires

Crisis[editar]

En el contexto de la Crisis del 2001, Freddo generaba pérdidas a razón de 10 millones de dólares por año, y para ese momento la deuda acumulada de la empresa era de 30 millones de dólares. Las ventas del sector heladero caían un 10% ese año y el negocio se volvía cada vez menos sustentable. Después del cierre de 15 bocas de expendio, el Banco Galicia (principal acreedor de la cadena) decidió hacerse cargo temporalmente de Freddo, y lo puso a la venta con el objetivo de recuperar una parte de ese dinero.[4]

Nueva etapa[editar]

En febrero de 2004, con una mejor situación económica en Argentina,[5]​ Freddo es adquirida por el grupo argentino Pegasus, por una cifra cercana a los 20 millones de dólares.[6]​ En septiembre de 2005 se inició un proceso de renovación de la imagen corporativa de Freddo, concebida por Fontana Diseño. Se buscó resaltar el aspecto clásico de la marca.[7]​ Según el estudio de diseño,

El rediseño de la imagen integral de Freddo fue solicitado en el contexto de su relanzamiento, necesario luego de un ciclo en el que la marca no evidenciaba crecimiento.
Página web de Fontana Diseño

Situación actual[editar]

Freddo se encuentra presente en Argentina, Uruguay, Bolivia, Chile, Brasil, Estados Unidos,Italia y Reino Unido, país donde por razones legales, el nombre comercial de la marca es Freggo. A pesar de esto, todos los productos se elaboran en Argentina. Además, poseen un sistema de franquicias que aumenta la presencia de la marca.[8]

En los locales Freddo se pueden adquirir otros productos además de los helados, como batidos o milkshakes, TriFreddo (una combinación con helado, salsa y toppings), café helado, y los típicos productos de cafetería. Además, posee un sistema de recompensas para socios que consiste en la acumulación de puntos, llamado Freddo Único y presta servicios para eventos empresariales a través de Freddo Eventos.[9][10]

Nuevas complicaciones financieras[editar]

Tras rumores de venta de la empresa[11]​ y de extensión del franquiciado a todas sus sucursales, el 6 de septiembre de 2018 Freddo anunció el cierre de su fábrica en Balvanera y la tercerización del proceso de producción que hasta entonces allí se realizaba.[12]

Esta decisión fue explicada en el marco de una "reconversión del negocio" que además incluye el desprendimiento de las bocas de expendio que pertenecen a la compañía para transformarse en franquicias.[13]​ El proceso mencionado se da en un contexto de nueva caída del consumo[14][15]​, factor que podría explicar la difícil situación financiera de la empresa.[16]

Referencias[editar]