Francisco Salmerón y Alonso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francisco Salmerón y Alonso
Francisco-Salmeron-1873.jpg

Presidente del Congreso de los Diputados de España
19 de marzo de 1873-22 de marzo de 1873
Predecesor Cristino Martos
Sucesor José María Orense

Información personal
Nacimiento 28 de mayo de 1822
Torrejón de Ardoz
Fallecimiento 21 de noviembre de 1878
Madrid
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación abogado, político
Partido político Partido Progresista, Republicanismo Federal
Firma Firma de Francisco Salmerón y Alonso.svg

Francisco María Salmerón y Alonso, (Torrejón de Ardoz, 28 de mayo de 1822-Madrid, 21 de noviembre de 1878) fue un político español presidente del Congreso de los Diputados y ministro de Ultramar durante el Sexenio Democrático.

Biografía[editar]

Nacido en la localidad madrileña de Torrejón, fue hijo del médico rural Francisco Salmerón López y de Rosalía Alonso García. Su padre, de convicciones liberales, había participado en Almería en el intento de insurreción conocida como los coloraos durante la década ominosa, motivo por el cual la familia tuvo que marchar desde Alhama la Seca a residir temporalmente en el pueblo de Torrejón. De vuelta en Alhama, Francisco recibió formación en humanidades y latín. Fue hermano del político Nicolás Salmerón, quince años menor que Francisco, presidente de la primera república, ministro y diputado en Cortes. Comenzó sus estudios de filosofía en el seminario conciliar de Almería, para continuar con estudios de derecho en el la Universidad de Granada, y en 1846 se trasladó a Madrid para terminar la carrera de derecho en la Universidad Central de Madrid, ciudad donde discurrió su vida política y ejerció la abogacía.[1]

En 1847, durante la década moderada del reinado de Isabel II, inicia su carrera como abogado criminalista comienza a publicar artículos políticos en periódicos y revistas como La Restauración, La Reforma y La Revista Jurídica entre otras, donde expone sus ideas a favor del sufragio universal, la enseñanza obligatoria y en contra de la pena de muerte. De convicciones progresistas, participó en la revolución de 1848 y fue encarcelado mes y medio por participar en la preparación del pronunciamiento de 1854. Obtuvo por primera vez acta de diputado en Cortes por la provincia de Almería en las elecciones de octubre de 1854 por los progresistas de José María Orense, defendiendo el sufragio universal y la oposición a Isabel II y la dinastía borbón. A diferencia de su hermano Nicolás Salmerón, Francisco obtuvo siempre su escaño por la provincia de Almería. Ambos hermanos destacaron en sus dotes oratorias y defensa de ideas progresistas como la libertad de culto y de prensa. Tras participar en la contrarrevolución de 1856 producida a consecuencia del nombramiento de O'Donnell por Isabel II se apartó de la política activa y ejerció en su bufete de abogados, promoviendo la reorganización del partido progresista.[2][3][4]

Doce años después participa activamente en la revolución de 1868 que supuso el exilio de Isabel II, y es elegido secretario de la Junta Revolucionaria de Madrid que aprobó una declaración de derechos que recogía todas las ideas progresistas que Salmerón defendía. Regresó a las Cortes como diputado por la coalición democrático-monárquica en las elecciones de 1869.

Tras respaldar la opción de Espartero como nuevo monarca, finalmente apoyó a Amadeo I y señaló la necesaria acotación de las funciones de la monarquía y el sufragio universal para su elección. Fue diputado nuevamente en 1872 por el partido radical de Ruiz Zorrilla. Tras la abdicación de Amadeo I se proclamó la Primera República de la que Salmerón fue un ardiente defensor. Participó en el primer gobierno de la República bajo la presidencia de Estanislao Figuras como ministro de Ultramar entre el 11 de febrero y el 24 de febrero de 1873. Durante el caos político de la Primera República, que también caracterizó gran parte del del siglo XIX, Francisco fue después nombrado presidente del Congreso de los Diputados durante cuatro días, del 19 al 22 de marzo de 1873. Francisco Salmerón, detractor de los Borbones, abandonó la vida política tras el pronunciamiento de Sagunto que dio fin a la Primera República y supuso la restauración borbónica.

En sus últimos años fue el representante en Madrid de Ruiz Zorrilla, exiliado en París al igual que su que su hermano Nicolás. La logia masónica de Alhama Salmeroniana n°206, se fundó en honor a Francisco Salmerón.[5][6]

Referencias[editar]

  1. La Ilustración Española y Americana Año XXVII – num.VII Madrid 16 de febrero de 1873 N.VII Pag. 105-106 Datos biográficos de Francisco Salmerón y Alonso Madrid, 16 de febrero de 1873 D. Francisco Salmerón y Alonso, Ministro de Ultramar. En esta época empieza su larga vida política mostrándose partidario desde entonces de los principios democráticos, que defendió en la prensa y en la tribuna. La institución del jurado, el sufragio universal y la abolición de la pena de muerte, fueron objeto de sus primeros trabajos. En 1847 se incorporó al colegio de abogados de Madrid, sin desanidar las discusiones científicas de las academias que presidia. En 1848 se halló en los sucesos del 26 de mayo, y para evitar la prisión, estuvo un mes escondido en un sótano de la calle del Almendro. Desde este tiempo ya no tuvo un momento de reposo, perseguido constantemente por sus ideas liberales. En 1854 fue preso y conducido al Saladero, en unión de Rivero, Becerra y otros, donde permaneció cuarenta y seis días en un calabozo de tan malas condiciones, que adquirió padecimientos que pusieron en peligro su vida. Por enfermo y bajo fianza fue puesto en libertad, marchando a La Coruña para restablecerse. Llega el 14 de Julio, y Salmerón se halló en Madrid, a pesar de la mucha vigilancia que sobre él ejercían las autoridades de la Coruña. A la hora de llegar, y después de una entrevista con sus amigos en el Suizo, reunió hasta 1.000 paisanos, poniéndose al frente de ellos. Se constituyo una Junta en el Ayuntamiento, y Salmerón fue uno de sus individuos, formando también parte de la Comisión que hizo presente a la Reina el estado y los deseos del país. Salmerón fue aclamado como jefe del pueblo: arengó a los paisanos, y se preparó para los tristes acontecimientos del 18 y 19. Su conducta en aquellos días de lucha entre el ejército y el pueblo, la describe cumplidamente un testigo ocular, en el párrafo que tomamos integro de una biografía de Salmerón: “Los del distrito del Sur, dice, se batieron con entusiasmo y heroísmo. Salmerón era un jefe pero peleaba como soldado; recorría las barricadas, visitaba los cuarteles, asistía a los heridos, daba ordenes, arengaba a aquellos esforzados y entusiastas liberales, que morían con la palabras "libertad y constitución" en los labios.” Unidas la Junta del Sur y del Norte, Salmerón fue secretario, naciendo de él las más acertadas disposiciones durante aquellos días. A muchos libró la vida con la influencia que ejercía en el pueblo, y por su autoridad se respetaron las casas de muchos hombres importantes. Estuvo, además, encargado, en unión de Don Joaquín Aguirre del Ministerio de Gracia y Justicia. Después fue elegido diputado por Almería en las Constituyentes de 1854, en donde se dio a conocer como uno de los mejores oradores parlamentarios, confirmándose la opinión que había adquirido en las Academias. En todas las cuestiones de importancia, Salmerón probó sus grandes convencimientos y su amor al principio democrático. La libertad de cultos, la Milicia nacional, que fueron defendidas durante el período de dos años, en que tuvo una parte muy importante en la política de nuestro país: y cuando las defendió en las Cortes, él fue uno de los últimos que abandonaron el salón. Después de estos sucesos se consagró exclusivamente a su profesión de abogado, único medio de subsistencia que siempre ha tenido. En 1860 aparece nuevamente tomando parte en la dirección de su partido. Como antes del 1854 escribió y trabajó por el triunfo de sus ideas. En las Constituyentes del 1869 fue elegido por Almería. En la elección de Monarca dio su voto al general D. Baldomero Espartero. En estas Cortes es representante de la provincia de Almería, del distrito de Canjáyar, y ocupaba la Vicepresidencia; es Vicepresidente de la Tertulia radical. No queremos terminar esta biografía, que muy en compendio tomamos de otras anteriores, sin rendir un tributo de respeto al venerable anciano D. Francisco Salmerón López, que en su avanzada edad ha tenido la dicha de que sus dos hijos D. Francisco y D. Nicolás sean en un mismo día Ministros de la nación española.
  2. «Biografía: Francisco SALMERÓN ALONSO». www.dipalme.org. Consultado el 22 de abril de 2022. 
  3. «Francisco Salmerón y Alonso | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 22 de abril de 2022. 
  4. «Buscador histórico - Congreso de los Diputados». www.congreso.es. Consultado el 22 de abril de 2022. 
  5. Almeria, Diario de (10 de octubre de 2009). «"Nicolás Salmerón no fue masón, pero su hermano Francisco sí"». Diario de Almería. Consultado el 23 de abril de 2022. 
  6. › art...PDF Política y masonería en la Almería contemporánea - Dialnet «Política y Masonería en la Almería Contemporánea. Autor: Fernando Martínez López. Universidad de Granada.». 

Bibliografía y fuentes[editar]

  • Base de datos históricos del Congreso de los Diputados: www.congreso.es/docu/dipuhist/diph_inds.htm
  • BLEIBERG, Germán y otros: Diccionario de Historia de España. (1979). Madrid: Alianza Editorial. 910, 2 ed., 3 vols.
  • MONTANER Y SIMÓN Editores: Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano. (1896). Barcelona

Enlaces externos[editar]