Fotograbado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
navajo de E. S. Curtis.

El fotograbado, es cualquiera de los diversos procesos para producir placas o planchas de impresión por medio de métodos fotográficos (ver fotografía).

En general, una placa recubierta con una sustancia fotosensible es expuesta a una imagen, la mayoría de las veces sobre una película; la placa es después tratada en variadas formas, dependiendo del proceso de impresión que se usará.

El fotograbado es particularmente útil para la reproducción de fotografías a través del proceso de semitono.

Véase también[editar]

El fotograbado es la técnica que permite transferir todo tipo de imágenes desde un papel translúcido o una película de acetato a una platina de metal mediante la aplicación de una solución sensible a la acción de la luz sobre su superficie. Estas imágenes impresas posteriormente se graban mediante métodos químicos o electro químicos logrando el relieve deseado. Otra definición: Fotograbado es el conjunto de procedimientos que permiten transferir Imágenes mediante el empleo de una emulsión sensible a la acción de la luz sobre una plancha de metal para posteriormente ser grabada con el empleo de sustancias oxidantes o ácidos y también mediante el empleo de corriente eléctrica para obtener relieves artísticos deseados.

Algunas ventajas del fotograbado: • Lograr relieves artísticos sin necesidad de cuño de acero o buril • Aplicación de diseños, textos y fotografías desde un papel • Aprovechar al máximo el espacio en los materiales a emplear • Bajos costos de producción aún con exigencias de tiempo de entrega • Requiere mínima inversión iniciarse en esta técnica • Sólo necesita un espacio pequeño incluso dentro de su taller • Crear las guías para burilar, calar y colocar detalles como piedras y aplicaciones • Esta técnica actúa sin problemas en cualquier clima y no requiere cuarto oscuro • Permite producir piezas de joyería personalizados, desde un prototipo a grandes cantidades