Filtro fotográfico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuatro filtros fotográficos.
Filtros de color de 55mm.

Se trata de un filtro óptico que se acopla en la parte frontal del objetivo de una cámara fotográfica, con el fin de conseguir un determinado efecto en la fotografía.

El filtro puede ser un cristal cuadrado que se acopla al objetivo mediante un accesorio, pero es más común en la forma de cristal redondo con una montura en forma de anillo de metal o plástico con rosca. Los objetivos suelen incorporar una rosca para estos filtros. Obviamente, el diámetro de la rosca ha de ser el mismo en el filtro y en el objetivo; ello se indica con el símbolo Ø en la parte frontal del objetivo y en el borde del filtro (Ø58mm por ejemplo).

Los materiales más habituales son el vidrio (mayor calidad, mayor precio) y la gelatina (menor precio y gran variedad de tipos).

Filtros protectores[editar]

Un Filtro UV

Son cristales sin ningún efecto en la fotografía y se usan para proteger el lente del objetivo de la suciedad y arañazos. Los más habituales son el Filtro Skylight (o 1A) y el UV, que bloquean parte de la luz ultravioleta, reducen una posible dominante del color azul en las fotos y tienen un bajo costo.[1]

Filtros de colores para blanco y negro[editar]

Los Filtros para blanco y negro se usan para dar o corregir un tono de color a la fotografía y se usan sobre todo en fotografía en blanco y negro, ya que ayudan a separar mejor los distintos tonos de un color en distintos tonos de grises.

Los hay de dos tipos:

  1. Los de rosca: son los más simples, pues sólo se enroscan en el lente. Son más costosos porque hay que cambiarlos continuamente, además del cuerpo metálico (que en algunos casos es plástico).
  2. Los portafiltros: aunque la inversión inicial es más costosa, más tarde sólo es necesario cambiar el filtro, y no todo el armazón.

Los filtros de blanco y negro son los mismos que los de color, salvo por ligeras diferencias en el comportamiento de la fotografía:

  • El skylight: sirve como protector y los cambios en la foto son mínimos.
  • Polarizadores: funciona para quitar o reducir brillos y reflejos.
  • Densidad Neutra: Reduce la cantidad de luz.
  • De contraste: Los hay de todos los colores imaginables; su función en la fotografía B&N es la de aclarar su propio color y oscurecer su complementario.
  • Efectos Especiales: cantidad ilimitada de efectos.

Filtros de efectos[editar]


Filtros de control de la luz[editar]

  • Polarizador: Eliminan reflejos indeseados en agua, cristales (excepto en los metales,como los objetos cromados) y produce colores más reales y saturados, al seleccionar los rayos de luz que entran en el lente de cámara fotográfica.[1] El efecto puede cambiarse rotando el filtro y variando la orientación al sol. Se percibe mejor en teleobjetivos u objetivos normales que en gran angulares. Los hay lineales o circulares:
    • Lineal: Los polarizadores lineales permiten regular la eliminación de reflejos, y son menos costosos, en general, que los circulares.
    • Circular: Los polarizadores circulares se diseñaron específicamente para el uso de cámaras con objetivos de enfoque automático o autofoco.
  • Filtro ND ND (de Densidad Neutral), filtros grises para reducir el contraste lumínico y la luz que incide en el objetivo. Este filtro está compuesto por partículas de zinc y una retícula de polarizado.

Otros filtros[editar]

  • Filtro IR (de rayos infrarrojos): No bloquean los rayos infrarrojos sino al contrario, bloquean la luz visible permitiendo el paso de la infrarroja, la película es una combinación de celulosa y dióxido de titanio.
  • Lentes de aproximación, permiten reducir la distancia mínima de enfoque, utilizado para la macrofotografía.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Acerca de los filtros fotográficos». Consultado el 29 de noviembre de 2013.

Enlaces externos[editar]