Fibra óptica plástica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La fibra óptica plástica (o POF, por Plastic -o Polymer- Optical Fibre) es un tipo de fibra óptica hecha esencialmente de plástico. Generalmente se construye con un núcleo de polimetilmetacrilato y un revestimiento de polímeros fluoruros.

Fueron unos investigadores coreanos del Korea Institute of Science and Technology los que descubrieron que este tipo de fibra era una alternativa económica a la fibra óptica tradicional.

Características principales[editar]

En fibras de gran diámetro el 96% de su sección está destinada a la transmisión de la luz. El tamaño del núcleo es entre 20 y 100 veces mayor que el de la fibra de vidrio.

Una de sus características más importantes es la gran flexibilidad que tiene, ya que soporta 20 mm de radio de curvatura. Posibilita la conexión en los hogares, contraponiéndose a la rigidez de la fibra óptica tradicional.

La fibra plástica (al igual que las fibras de vidrio) no conduce la corriente eléctrica, y por eso puede ser colocada también en ambientes en los que están presentes vapores o substancias inflamables y explosivas.

Usos conocidos[editar]

Su uso está ampliamente extendido en electrónica automovilística y aeronáutica, y se instala cada vez más en la conexión interna de hogares entre el punto de acceso (interfaz con el proveedor de servicios) y los puntos de uso (rosetas o bases de toma). No es tan rápida como la fibra óptica tradicional, pero su velocidad máxima (hasta 2,5 Gbit/s) da un salto cualitativo con respecto al par de cobre (100 Mbit/s).

También se está usando la POF para el control industrial, la iluminación (carteles luminosos), la medicina, las telecomunicaciones y el mercado aeroespacial, entre otras aplicaciones.