Eugenio Curatola

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Eugenio Curatola es Productor Inmobiliario, nacido en Argentina. Fue propietario de una de las mayores empresas de asesoramiento en inversiones financieras. Sucumbió a algunas de las trampas que ponen los sistemas financieros internacionales pasando por una espectacular y bien publicitada caída. Fue condenado a cinco años y dos meses de prisión, los cuales ya cumplió, junto con su socio Dr. Juan José Dours a tres años de prisión, su contador el Dr. Eduardo Massad a tres años de prisión, sus representantes Guillermo Mitre a tres años de prisión, Alejandro Marini a tres años de prisión, Karina Mendoza a tres años de prisión, Alicia Alsua a tres años de prisión, Alberto Lachermeier a tres años de prisión, Abel Iriani a tres años de prisión por liderar una organización que entre 2001 y 2005 estafó a más de 400 personas por unos 90 millones de dólares.[1]

Historia de los hechos[editar]

Es especialista en capital de riesgo y financia a emprendedores y clientes particulares de habla hispana. Fue el creador de la primera escuela de traders online de habla hispana. Participó en proyectos de investigación de mercados, desarrollo de estrategias financieras e inmobiliarias y expansión internacional.Fue fundador y presidente de Curatola y Asociados S.A, una de las mayores empresas de asesoramiento en inversiones en Argentina.

En el año 1998 creó la empresa de administración de inversiones denominada "Curatola y Asociados" con el fin de asesorar y operar en los mercados financieros mundiales con brokers en el exterior; el negocio creció en poco tiempo, se unieron muchísimos inversores y la empresa abrió cuatro oficinas en la Ciudad de Buenos Aires y casi 20 en el interior del país y se asoció con el broker estadounidense FXCM. En sociedad con el Dr. Juan Jose Dours un médico de la ciudad de Azul sumaron cientos de inversores que vieron la oportunidad de eludir el corralito.

Operatoria[editar]

Principalmente se invertía en el mercado internacional de divisas, popularmente llamado Forex. Eugenio Curatola era trader y tenia autorizaciones de sus clientes para comprar y vender activos financieros (divisas). El mecanismo de la inversión consistía en depositar cierta cantidad de dinero con un mínimo de 10 000 dólares. La operación solo se podía controlar mediante Internet por medio de una clave que proveía FXCM. Los inversores probaban, primero invertían pequeñas cantidades de dinero y después especulaban aumentando la cantidad.

Primeros inconvenientes[editar]

La Comisión Nacional de Valores (CNV) le prohibió seguir operando en los mercados de futuro y opciones y Curatola siguió al frente de un espacio radial en Radio Continental y dando charlas en hoteles tentando a más inversores.

Otros inconvenientes[editar]

A finales de 2003 finalizó la operación con FXCM y al poco tiempo comenzó a operar con Forexvan— con sede en las Islas Vírgenes Británicas perteneciente a la compañía Vanderbelt Management Group— y los inversores debieron depositar sus ahorros en el Commercial Bank de Bermudas a partir de entonces. Al mismo tiempo se iniciaron investigaciones por lavado de dinero.

En febrero de 2005 empezaron los primeros casos de inversores que querían recuperar su inversión y no podían. Las excusas eran que la empresa estaba bajo auditoría y se multiplicaron los intentos de retirar el dinero.

En febrero de 2006 se inició una causa en la fiscalía Nº47 y al mismo tiempo tres ahorristas se presentaron ante la Corte Suprema del Caribe del Este y solicitaron la quiebra de Vandelbert, que se sospechaba que era una financiera propiedad de Curatola.

Curatola se radicó en Miami y se iniciaron causas penales y peticiones de que fuera traído de regreso al país.

Detención y libertad[editar]

En mayo de 2007 fue detenido por acusaciones de estafa y lavado de dinero en una causa radicada en el juzgado de La Plata y liberado 33 meses después. Finalmente, en septiembre de 2015 fue condenado a cinco años y dos meses de prisión, los cuales ya cumplió.[1]

Referencias[editar]