Eugenio Curatola

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Eugenio Curatola (Ciudadela, 31 de marzo de 1963)[1]​ es un asesor financiero que fue propietario de una de las empresas privadas mas grandes del país. .[2][3]

Historia de los hechos[editar]

Curatola era especialista en capital de riesgo y financiaba a emprendedores y clientes particulares de habla hispana. En 1998 creó la empresa de administración de inversiones denominada Curatola y Asociados con el fin de asesorar y operar en los mercados financieros mundiales con brokers en el exterior; el negocio creció en poco tiempo, se unieron muchísimos inversores y la empresa abrió cuatro oficinas en la Ciudad de Buenos Aires y casi 20 en el interior del país y se asoció con el broker estadounidense FXCM. En sociedad con Juan José Dours, un médico de la ciudad de Azul, sumaron cientos de inversores que vieron la oportunidad de eludir el corralito.[4]

Operatoria[editar]

Principalmente se invertía en el mercado internacional de divisas, popularmente llamado Forex. Eugenio Curatola era trader y tenía autorizaciones de sus clientes para comprar y vender activos financieros (divisas). El mecanismo de la inversión consistía en depositar cierta cantidad de dinero con un mínimo de 10 000 dólares. La operación solo se podía controlar mediante Internet por medio de una clave que proveía FXCM. Los inversores probaban, primero invertían pequeñas cantidades de dinero y después especulaban aumentando la cantidad.

Primeros inconvenientes[editar]

La Comisión Nacional de Valores (CNV) le prohibió seguir operando en los mercados de futuro y opciones y Curatola siguió al frente de un espacio radial en Radio Continental y dando charlas en hoteles tentando a más inversores.

Otros inconvenientes[editar]

A finales de 2003 finalizó la operación con FXCM y al poco tiempo comenzó a operar con Forexvan— con sede en las Islas Vírgenes Británicas perteneciente a la compañía Vanderbelt Management Group— y los inversores debieron depositar sus ahorros en el Commercial Bank de Bermudas a partir de entonces. Al mismo tiempo se iniciaron investigaciones por lavado de dinero.

Durante la investigación quedó probado que, en realidad, el broker Forexvan era el propio Curátola. Supuestamente, la maniobra consistía en quedarse con el dinero del primer inversor, a quien le pagaba con lo que aportaba el segundo. La investigación de las maniobras de Curatola comenzó en 2004, cuando el fiscal federal Guillermo Marijuán reunió parte de los elementos que demostraban una serie de irregularidades. Luego, Marijuán le remitió la causa al fiscal Marcelo Solimine, que determinó que el empresario era titular de la empresa fantasma Forexvan, con sede en Panamá, desde donde habría realizado las maniobras.[5]

Para que los clientes no sospecharan, Curatola abrió oficinas virtuales en distintas ciudades del mundo, entre ellas Luxemburgo, Tokio (Japón), Londres (Reino Unido), Shanghái (China), Sídney (Australia), San Petersburgo (Rusia), donde en realidad lo único que había era un empleado con una línea telefónica.[5]

En febrero de 2005 empezaron los primeros casos de inversores que querían recuperar su inversión y no podían. Las excusas eran que la empresa estaba bajo auditoría y se multiplicaron los intentos de retirar el dinero.

En febrero de 2006 se inició una causa en la Fiscalía n.º 47 y al mismo tiempo tres ahorristas se presentaron ante la Corte Suprema del Caribe del Este y solicitaron la quiebra de Vandelbert, que se sospechaba que era una financiera propiedad de Curatola.

Curatola se radicó en Miami y se iniciaron causas penales y peticiones de que fuera traído de regreso al país. [5]

Detención y libertad[editar]

En mayo de 2007 fue detenido por acusaciones de estafa y lavado de dinero en una causa radicada en el juzgado de La Plata

Eugenio Curatola fue condenado, en un juicio abreviado, a cinco años y dos meses Curatola fue liberado 33 meses después. Finalmente, en septiembre de 2015 fue condenado a cinco años y dos meses de prisión, los cuales ya cumplió.[2]​ Sus socios y representantes ―su socio Juan José Dours (médico de la ciudad de Azul), su contador Eduardo Massad, sus representantes Guillermo Mitre, Alejandro Marini, Karina Mendoza, Alicia Alsua, Alberto Lachermeier y Abel Iriani― recibieron tres años de prisión cada uno.[2]

Legado[editar]

Curátola se presenta como «financial advisor».

  1. Perfil de Eugenio Curatola en el sitio web Facebook. Afirma que nació en la ciudad de Ciudadela. En su tarjeta de presentación afirma:

    Financial Advisor. Salva tu vida. Recibe a Jesús.

  2. a b c «Eugenio Curatola fue condenado, en un juicio abreviado, a cinco años y dos meses de prisión, y su exesposa recibió una condena de siete años, tras un juicio oral, acusados de liderar una organización que estafó a más de 400 personas entre 2001 y 2005 por unos 90 millones de dólares», artículo publicado el 22 de septiembre de 2015 en el sitio web de la agencia Télam (Buenos Aires).
  3. Barbano, Rolando (2016): «La parábola de Eugenio Curatola y los 90 millones de dólares. Solo pasó preso 2 años y medio», artículo publicado el 5 de noviembre de 2016 en el periódico Clarín (Buenos Aires).
  4. «Curátola, un estafador que sigue "asesorando": engañó a 1200 personas por USD 33 millones en 2001 pero recién ahora está preso», artículo publicado el 12 de enero de 2009 en el diario Cronista (Buenos Aires).
  5. a b c Carabajal, Gustavo (2008): «Eugenio Curatola fue apresado en un country de Hudson (en el partido de Berazategui); habría defraudado a más de mil personas por US$ 300.000.000», artículo publicado el 31 de diciembre de 2008 en el diario La Nación (Buenos Aires).