Esmé Estuardo (I duque de Lennox)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esmé Estuardo
Duque de Lennox, señor de Aubigny
Información personal
Nacimiento 1542
Fallecimiento 26 de mayo de 1583
París, Francia
Familia
Casa real Casa de Estuardo
Padre Juan Estuardo, V señor de Aubigny
Madre Anne de la Queuille
Consorte Catalina de Balsac
Descendencia véase Descendencia

Blason Esmé Stuart (1542-1583) 1er Duc de Lennox.svg
Escudo de Esmé Estuardo

[editar datos en Wikidata]

Esmé Estuardo (1542 - 26 de mayo de 1583) fue un noble y político escocés de origen francés. Era el sobrino de Mateo Estuaro, regente de Escocia. Sus títulos eran I conde de Lennox y I duque de Lennox en Escocia, y señor de Aubigny en Francia, además era favorito de Jacobo VI de Escocia, su sobrino segundo.

Favorito del rey[editar]

En 1579, fue presentado ante Jacobo VI de Escocia, un joven rey que empezaba su gobierno efectivo. Esmé, recién llegado desde Francia, resultaba exótico a ojos de su sobrino. La gracia del rey para con Esme pronto de vio colmado de recompensas y preferencias reales: Estuardo no tardó en entrar en el Consejo Privado del rey escocés, más tarde fue creado con de Lennox en 1580 y ascendió a duque en 1581. Durante su ascenso político, procuró mantener buenas relaciones con los administradores de las ciudades escocesas, para obtener una imagen pública favorable. En 1580, Robert Bowes, embajador inglés en Escocia, da fe de que Lennox ha conseguido los derechos de pesca en Aberdeen, los cuáles ya habían sido concedidos en la regencia de Morton a a su criado George Affleck, y se valió de su influencia sobre el rey para que la corona beneficiase a esta ciudad.

La Iglesia de Escocia no confiaba en un duque católico, y tuvo que convertirse en la fe calvinista para no perder su poder, del mismo modo que había hecho su tío Mateo Estuaro. Incluso después de organizar una conversión pública, la Iglesia de Escocia desconfiaba de Lennox y no tardó en culparle de la muerte de Morton, tratándole de traidor.

Incursión de Ruthven y exilio[editar]

Por influencia de la religión, los nobles escoceses trataron de exiliar a Esmé. En agosto de 1582, en la Incursión de Ruthven, los condes de Gowrie y Angus secuestraron al Rey y lo condujeron al Castillo de Ruthven, encarcelándolo.[1] Para exiliarle, le culparon de las muertes de Lord Moray, de su tío Mateo y de su primo Lord Darnley, respectivamente tío, abuelo y padre del rey, supuestamente para tomar el control de la casa Estuardo.

Esmé viajó hacia el sur, para huir de cualquier tipo de condena, tal como pudo atestiguar el señor de Lamothe-Fénelon, embajador francés. Más tarde en Londres, se encontró con William Fowler, quien le contó lo que le contaba Francis Walsingham.

Últimos años y muerte[editar]

Incluso en el exilio, el duque mantuvo correspondencia secreta con su rey. Una vez llegó a Francia, fue tratado como un apóstata, por lo que los nobles escoceses pensaron que demostrarían que su conversión era falsa, pero permaneció la fe presbiteriana hasta su muerte poco después. En su última carta a Jacobo Estuardo, señor de Doune, pide a Dios que cuide de su hijo y le ayude a recuperar las tierras de los Lennox en Escocia. Tras su muerte, William Schaw, Maestro de Obras le llevó su corazón a Jacobo VI, y permitió el regreso de su esposa e hijos. El rey avaló en repetidas ocasiones la verdadera devoción del duque, que fue plasmada en el poema "Ane Tragedie of the Phoenix", una bella ave exótica que es asesinada por envidia.

Descendencia[editar]

Casó en torno a 1572 con Catalina de Balsac, de quien tuvo cinco hijos:

Referencias[editar]

  1. Sus captores le obligaron a firmar una proclama, fechada el 30 de agosto, declarando que no era mantenido prisionero por la fuerza o violencia, por miedo o terror, o contra su voluntad, y que nadie debía venir en su ayuda como resultado de informes contrarios o sediciosos. Stewart, p. 66.


Predecesor:
Nueva creación
Duque de Lennox
1581 - 1583
Sucesor:
Ludovico Estuardo