El lobo y el busto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

«El lobo y el busto» es una fábula atribuida a Esopo (siglo VI a. C.) y que posteriormente ha sido reescrita y recreada por diversos autores.

Argumento[editar]

Un lobo halló un busto en el campo, que registró y olió, y viendo que no tenía sentido, dijo: «¡Qué bella imagen; lástima que no tenga cerebro!».[1]

Moraleja[editar]

La hermosura sin inteligencia, es un busto sin sentido.[1]

Versión de Samaniego[editar]

Félix María Samaniego (1745-1801) reescribió esta fábula como «La zorra y el busto».

Dijo la zorra al busto después de olerlo: «Tu cabeza es hermosa,pero sin seso». Como éste hay muchos que, aunque parecen hombres, solo son bustos.

Félix María Samaniego[2]

Notas[editar]

  1. a b «El lobo y el busto», en Fábulas de Esopo (pág. 75, fábula XXXV). Málaga: Imprenta de Martínez de Aguilar, 1849. Consultado el 9 de enero de 2011.
  2. «La zorra y el busto», de Félix Samaniego. Consultado el 9 de enero de 2011.

Bibliografía[editar]