Efecto cuerno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El efecto cuerno, estrechamente relacionado con el efecto halo, es una forma de sesgo cognitivo que hace que la percepción que uno tiene de otro esté indebidamente influenciada por un único rasgo negativo.[1][2]​ Un ejemplo del efecto cuerno puede ser que es más probable que un observador suponga que una persona físicamente poco atractiva es moralmente inferior a una persona atractiva, a pesar de la falta de relación entre la moral y la apariencia física.[3][4]

Origen del término[editar]

El término se deriva de la palabra inglesa "cuerno" y se refiere a los cuernos del diablo. Esto contrasta con la palabra halo y el efecto halo, basado en el concepto de halo de un santo.

En un estudio de 1920 publicado por Thorndike[5]​ que se centró en el efecto halo, se observó que "las calificaciones aparentemente se vieron afectadas por una marcada tendencia a pensar que la persona en general es bastante buena o más bien inferior y colorear los juicios de las cualidades por este sentimiento general".

Terminología alternativa[editar]

A veces se le llama efecto horn,[1]efecto halo inverso o efecto diablo .

Sesgo en acción[editar]

El efecto cuerno ocurre cuando "los individuos creen que los rasgos negativos están conectados entre sí".[2]​ Es un fenómeno en el que el juicio de un observador de una persona se ve afectado adversamente por la presencia de (para el observador) un aspecto desfavorable de esta persona.

  • The Guardian escribió sobre el efecto del diablo en relación con Hugo Chávez: "Algunos líderes pueden llegar a ser tan demonizados que es imposible evaluar sus logros y fracasos de manera equilibrada".[6]
  • La relación del crimen con el atractivo también está sujeta al efecto halo. Un estudio presentó dos delitos hipotéticos: un robo y una estafa. El robo involucró a una mujer que obtuvo ilegalmente una llave y robó $ 2,200; la estafa involucró a una mujer que manipulaba a un hombre para invertir $ 2,200 en una corporación inexistente. Los resultados mostraron que cuando la ofensa no estaba relacionada con el atractivo (como en el robo), el acusado poco atractivo fue castigado más severamente que el atractivo. Sin embargo, cuando el delito estaba relacionado con el atractivo (la estafa), el atractivo demandado fue castigado más severamente que el poco atractivo. El estudio imputa que la indulgencia habitual dada a la mujer atractiva (como resultado del efecto halo) se negó o se revirtió cuando la naturaleza del crimen involucró su apariencia.[7]

Notas[editar]

  1. a b Belludi, Nagesh (30 de abril de 2013). «The Halo and Horns Effects [Rating Errors]». Right Attitudes. Consultado el 15 de agosto de 2017. 
  2. a b Kennon, Joshua (12 de noviembre de 2011). «Mental Model: Horns Effect and Halo Effect». www.joshuakennon.com. Consultado el 15 de agosto de 2017. 
  3. Long-Crowell, Erin. «The Halo Effect: Definition, Advantages & Disadvantages». Psychology 104: Social Psychology. study.com. Consultado el 30 de septiembre de 2015. 
  4. Nisbett, Richard E; Wilson, Timothy D (1977). «The halo effect: Evidence for unconscious alteration of judgments». Journal of Personality and Social Psychology (American Psychological Association) 35 (4): 250-56. doi:10.1037/0022-3514.35.4.250. 
  5. Thorndike, EL (1920), «A constant error in psychological ratings», Journal of Applied Psychology 4 (1): 25-29, doi:10.1037/h0071663 .
  6. Glennie, Jonathan (3 de mayo de 2011). «Hugo Chávez's reverse-halo effect». 
  7. Ostrove, Nancy; Sigall, Harold (1975). «Beautiful but Dangerous: Effects of Offender Attractiveness and Nature of the Crime on Juridic Judgment». Journal of Personality and Social Psychology 31 (3): 410-14. doi:10.1037/h0076472. 

Referencias[editar]